Congresista de EU acusa a jueces de mentir en postura sobre aborto y pide su destitución

La congresista neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez pidió la destitución de dos jueces de la Corte Suprema por haber mentido a los senadores cuando le preguntaron sus opiniones acerca de si el caso Roe contra Wade (que favorecía del derecho al aborto) debía ser anulado

Se trata del litigio judicial ocurrido en 1973 en el que Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que la Constitución de Estados Unidos protege la libertad de una mujer embarazada para elegir abortar sin excesivas restricciones gubernamentales, el cual fue echado abajo la semana pasada, por lo que los estados pudieron volver a poner restricciones en ese sentido. 

En el programa Meet the Press de la NBC, la representante demócrata pidió “consecuencias” para los jueces Brett Kavanaugh y Neil Gorsuch, de quienes los senadores Susan Collins y Joe Manchin dijeron la semana pasada que habían indicado tanto en sus reuniones privadas como en su testimonio bajo juramento ante el Comité Judicial del Senado que creían que el derecho al aborto era jurisprudencia consolidada.

“Lo que hace que sea en particular peligroso es que envía una señal clara a todos los futuros nominados de que ahora pueden mentir a los miembros debidamente elegidos del Senado de los Estados Unidos para obtener confirmaciones en el Tribunal Supremo… Creo que mentir bajo juramento es un delito impugnable”, sostuvo. 

“Debe haber consecuencias por una acción tan profundamente desestabilizadora y una toma hostil de nuestras instituciones demócratas”, insistió. 

La petición de Ocasio-Cortez para iniciar un proceso de destitución por mentir en sus posturas sobre el aborto aún no la asumen los liderazgos del partido demócrata. 

El testimonio de ambos jueces en sus audiencias de confirmación fue presentado por los senadores Joe Manchin y Susan Collins tras la orden de la Corte Suprema de anular Roe vs. Wade, que favorecía el derecho a abortar.

Kavanaugh y Gorsuch eran candidatos del expresidente Donald Trump y su ascenso a la Corte Suprema colaboró a establecer una mayoría conservadora de 6-3 que la semana pasada fue decisiva. 

“Esta decisión es inconsistente con lo que dijeron los jueces Gorsuch y Kavanaugh en su testimonio y en sus reuniones conmigo, donde ambos insistieron en la importancia de apoyar precedentes de larga data en los que el país se ha basado (en cuanto al derecho al aborto)”, señaló Collins en un comunicado.  

Manchin agregó: “Yo confié en los jueces Gorsuch y Kavanaugh cuando testificaron bajo juramento que también creían que Roe vs. Wade fue un precedente legal establecido, y estoy alarmado de que optaron por rechazar la estabilidad que el fallo ha brindado a dos generaciones de estadounidenses”.

Los jueces de la Corte Suprema o Tribunal Supremo son vitalicios, pero pueden ser destituidos mediante los mismos procedimientos de destitución que la Cámara y el Senado utilizan contra un presidente: se necesitan los votos de dos tercios de los miembros del Senado.