Asociación de juzgadoras expresa respaldo a la ministra Norma Piña ante ‘cuestionamientos’
La ministra presidenta de la Corte, Norma Piña

La Asociación Mexicana de Juzgadoras Asociación Civil expresó su respaldo a Norma Piña, ministra presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ante los “cuestionamientos desde el poder político”.

En el contexto de los foros de discusión para la iniciativa de reforma al Poder Judicial, y las versiones en torno a una supuesta “solicitud de renuncia” de la ministra, las juzgadoras le expresaron su sororidad para enfrentar los enormes retos que corresponden a su alto cargo.

La asociación que agrupa a juzgadoras señalaron que los poderes judiciales enfrentan el mayor reto de su historia, mientras que la ministra Norma Piña enfrenta retos propios de la primera mujer en alcanzar el máximo cargo en el Poder Judicial de la Federación.

“Somos conscientes que al ser la primera mujer en alcanzar el alto cargo de presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal, enfrenta los retos propios de la responsabilidad que le fue asignada, los emergentes de los tiempos políticos que vivimos y los provenientes de la violencia política de género por ser mujer”, externaron a Norma Piña.

La Asociación Mexicana de Juzgadoras sostiene que los jueces no son políticos ni deben tener oficio para ello, pues su labor constitucional exige, entre otros aspectos, reflexión, excelencia, integridad, patriotismo, lealtad e imparcialidad.

“Observamos que se pretende desde la política ordenar a la justicia. Escuchamos que se reprocha a las personas juzgadoras su falta de oficio político, invitamos a reducir la crispación existente y recordamos a la sociedad que las y los jueces no somos políticos y no debemos tener oficio para ello, pues nuestra labor constitucional exige, entre otros, reflexión, excelencia, integridad, patriotismo, lealtad e imparcialidad, pero no oficio político, porque como árbitros de los conflictos, buscamos como fin último la justicia y no la popularidad”.

Consideraron que el diálogo es el único camino en el estado democrático para alcanzar el consenso, preservar la gobernabilidad y evitar la confrontación y el autoritarismo.

“Nuestra sororidad y apoyo es para usted, unidas en la construcción del país de instituciones sólidas que garanticen el ejercicio de nuestros derechos humanos”, agregaron.

Síguenos en

Google News
Flipboard