Sábado 20 de agosto: hasta en dos ocasiones, el Sistema de Transporte Colectivo Metro reportó que una persona se había arrojado a las vías de la Línea 2, en la estación Tacuba.

Pero en un mensaje publicado antes, a las 9:48 de la mañana, la información iba en otro sentido: “Se normaliza la circulación de los trenes en Línea 2, después de realizar maniobras para retirar un objeto metálico de las vías“.

El cuerpo de Eduardo Hernández fue levantado de las vías y después de varios minutos la Línea 2 siguió su marcha.

La familia se enteró después, cuando Aldair Hernández, sobrino de Eduardo, tuvo que reconocer el cuerpo.

“Lo estaban manejando como un suicidio, cosa que no era cierto, mi tío estaba trabajando, mi tío tenía 27 años de servicio”, señaló Aldair en entrevista para La-Lista.

“Lo único que nos dijeron por amigos y compañeros de trabajo es que él bajó a vías por una orden de los operadores del Metro y al momento en que él bajó a vías, uno de los conductores o conductoras lo arrolló”, expuso.

Hasta este viernes, “ni la Fiscalía ni el Sistema de Transporte Colectivo nos han dado videos o audios” que muestren el motivo por el cual bajó a vías.

Muerte en el Metro. "No fue suicidio, mi tío bajó a las vías por una orden", dice su sobrino - muerte_en_metro

Cuando Aldair tuvo que acudir a reconocer el cuerpo, se dio cuenta que el Sistema de Transporte Colectivo Metro no lo había registrado como uno de sus trabajadores.

“A mi tío lo registraron como ‘desconocido’. El Sistema de Transporte Colectivo no lo registró como un trabajador sino como una persona desconocida y así fue al Ministerio Público… lo sacamos como un cuerpo ‘desconocido’ y por eso también fue un motivo para alzar la voz, desconocemos las causas, me imagino que para ocultar la noticia o los hechos”, comentó.

“Nunca nos llamaron” del Metro, “nunca nos dieron la noticia ellos”, nos enteramos por familiares y la esposa de Eduardo que trabaja ahí, apuntó.

Ahora, más que una reparación del daño, “preferiría que se castigaran a las personas que fueron omisas y negligentes con su labor, eso es lo que pretende la familia”, mencionó el sobrino.

Hay una carpeta de investigación que se abrió al momento en que a levantaron el cuerpo de su tío de las vías del Metro, refirió.

“Solamente sé que no pudo haber bajado mi tío a las vías sin haber tenido una autorización del operador o regulador de la Línea”, sostuvo Aldair.

Hasta ahora, el sobrino dijo que no han llegado a ningún acuerdo de reparación del daño con las autoridades, pero refirió que el director del Metro ya reconoció que no fue un suicidio.

El Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo llamó este viernes a que “se acaten los protocolos técnicos especializados que específicamente se establecieron para este tipo de eventos, toda vez que se cuenta con un área exclusiva que analiza casos como el referido, con una metodología estricta, debidamente reglamentada y que permitirá de manera técnica, profesional y objetivamente emitir un dictamen que no solo esclarecerá los hechos para deslindar responsabilidades, sino que proporcionarán elementos para prevenir incedentes futuros. Todo lo anterior, no implica que posteriormente y de ser el caso, se finquen responsabilidades en cualquier otro orden jurídico”.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que se reunió con la familia de Eduardo y prometió que estará “del lado de las víctimas y de la justicia”.

El próximo domingo Eduardo Hernández cumpliría 50 años.