¡Al rescate de las abejas!
Las abejas son fundamentales para la polinización y el equilibrio del medio ambiente. Imagen: Samantha Guerrero

No solo hacen miel: las abejas polinizan y esparcen las semillas que hacen crecer las flores y otras plantas esenciales para un equilibrio en el medio ambiente, lo que combate el cambio climático y otros desórdenes causados por el hombre.

“Las abejas juegan un papel importantísimo en el ecosistema, pues son los polinizadores por excelencia. Además de la apis mellifera, la abeja que produce la miel que conocemos, existen más de 20 mil especies de abejas, la gran mayoría son solitarias y no producen miel, otras no tienen aguijón, como las meliponas y trigonas”, subraya Arlette Gómez, directora de A de Abeja. 

Desde 2017, la Organización de las Naciones Unidas acordó instaurar el 20 de mayo como el Día Mundial de las Abejas, para subrayar la importancia que tienen para el medio ambiente y hacer conciencia global sobre su cuidado.

“Todas las poblaciones de polinizadores han disminuido considerablemente en los últimos años, y el rol de los apicultores ha sido denunciar el uso de agroquímicos para poder cuidar de sus abejas, inspeccionando los campos de donde las abejas se alimentan para asegurar buenas cosechas de miel”, detalla Gómez.

Aunque se requieren de diferentes medidas para cuidarlas, tú también puedes ayudar en casa realizando pequeñas modificaciones que nos permitirán tener a estas trabajadoras amigas por mucho más tiempo.

¿Cómo puedo cuidar a las abejas?

Arlette Gómez, de A de Abeja, te da unos consejos fáciles de realizar en casa.

  • Elige plantas nativas para tu jardín, así ellas pueden mantener un ambiente equilibrado, polinizando las áreas con plantas que favorecen al lugar.
  • Salvemos a las reinas. Para cuidar a las reinas, hay que mantener un jardín florido sobre todo en primavera con arbustos, flores y árboles. Así, la reina, que nace en otoño e hiberna en invierno, podrá iniciar su colonia en primavera.
  • Planta algodoncillo. Así alimentarás a las mariposas monarca, quienes tienen una importantísima función polinizadora y también están en peligro de extinción.
  • Deja espacios sin composta. Para descansar hacen hoyos en el suelo, pero no pueden hacerlos si está lleno de composta.
  • Las abejas tienen sed. Pon agua en un recipiente con piedras para que las abejas puedan aterrizar en ellas.
  • Hazles una casa. Si tienes un árbol con un hueco, ellas podrán posarse allí, en su casa provisional.
  • Elimina el uso de productos químicos y pesticidas para tratar el césped o el jardín mientras las plantas están en flor.