Black Jaguar White Tiger: denuncian ínfimas condiciones para grandes felinos

Una leona caminando débilmente con la punta de la cola mutilada, un león anoréxico postrado en la tierra con llagas y sangre y otros grandes felinos en pésimas condiciones que están bajo el resguardo de la fundación Black Jaguar White Tiger son parte de una denuncia difundida en las redes sociales de Arturo Islas Allende, quien se identifica como naturalista.

Los videos y aspectos corresponden al predio que la fundación Black Jaguar White Tiger anuncia como supuesto santuario, pero, en realidad, es un claustro para animales salvajes que terminan muriendo famélicos o cometiendo actos de canibalismo y otras conductas de ansiedad por el encierro, denuncia Yael Ruiz, quien trabajó dos años en ese predio.

Una investigación realizada por Víctor Aguilar, Iñaki Ballesteros e Iñaki Malvido, coordinados por Rafael Cabrera, y publicada en La-Lista, documentó cómo la organización, creada en 2016 mantiene a cuatro leones, dos tigres y dos jaguares conviviendo todos juntos en la misma jaula, especies que difícilmente estarían juntos en la naturaleza, entre otras irregularidades y probable lucro por tener a los animales en su predio.

Black Jaguar White Tiger: denuncian ínfimas condiciones para grandes felinos - elpaisdelasfieras_3-1280x853

‘El serengueti mexicano’

La  investigación de egresados de la  Universidad Iberoamericana  documenta que en la fundación hay imágenes de cachorros constantemente, a pesar de que dice estar en contra de los criaderos de animales salvajes.

“Es uno de los cientos de establecimientos en México donde la gente puede depositar a sus exóticos felinos, sin mirar atrás. Ahí, los tigres, leones y otras especies de animales que no son nativas de nuestro país pasarán el resto de sus días. Muchos de ellos crecieron en patios, albercas y circos, lejos de los enormes bosques de Asia, de las soleadas planicies de África y las húmedas selvas al sur de México: lugares que jamás conocerán y en los que difícilmente podrían sobrevivir”, revela la investigación “El país de las fieras”, señala la investigación de egresados de la UIA.

La investigación documentó la forma en que especies salvajes de otros hábitats son objeto de tráfico a México legal e ilegalmente y la forma en que sus tratantes se deshacen de ellos cuando no pueden mantenerlos en sus casas.

Black Jaguar White Tiger: denuncian ínfimas condiciones para grandes felinos - image-1-6

‘La crisis del cautiverio’

Los videos que se dieron a conocer en redes sociales estos días muestran supuestos actos de canibalismo entre los ejemplares, un león blanco postrado, un supuesto cementerio de felinos y contenedores con carne de pollo sin refrigerar en un espacio donde hay larvas.

Las pésimas condiciones en que se encuentran los ejemplares fueron denunciadas por exempleados, quienes vencieron el miedo a romper el silencio.

“Los animales están en una situación terrible, muriéndose cada día, los duermen cada día, animales que están sanos porque (…) dicen que son malagradecidos cuando se portan mal y cuando es esto, cuando un animal ataca a otro porque se están muriendo de hambre y entonces se castigan y ¿cómo se castigan? Pues durmiéndolos”, dice Yael Ruíz en el video.

Describe que hay animales sin poder caminar al año de estar ahí, sin poder moverse, sufriendo, hasta quedar postrados en la tierra, a pesar de los llamados y advertencias del personal que labora ahí. “En su momento, di aviso de que muchos animales estaban mal hasta que: o se morían solos o el veterinario los dormía”, dijo.

Yael Ruíz, refirió que hay cerca de 25 ejemplares sin cola porque se la comen por la ansiedad.

“A uno de ellos, al primero que se arrancó la cola, un león blanco precioso que se murió desangrado por tener así la cola, se quedó sin nada de cola, se la mordió, yo creo unas cinco veces. Se le dio aviso y aviso a Eduardo (el dueño) hasta que, literalmente, el león quedó en el suelo, se murió. Vi muchos desaparecer, muchos, muchos animales desaparecieron. No sé a dónde se los llevaron. No sé qué les hicieron”, dijo la exempleada que dio la cara para denunciar.

Arturo Islas Allende hizo un llamado a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, a atender el caso, ya que la fundación abrió este espacio en el Ajusco cuando ella era alcaldesa de Tlalpan, y reclamó que ya presentaron una denuncia ante la Profepa y otras autoridades hace varios días y no ha pasado nada.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo en su cuenta oficial de Twitter que ya recibió la denuncia respecto a una fundación que se encuentra en el Ajusco y que tiene en malas condiciones a varias especies felinas.

“Les informo que nos hemos puesto en contacto con Profepa para intervenir y rescatarlas”, publicó.

Los denunciantes hicieron una convocatoria para este martes a las 12:00 horas en Six Flags, en la Ciudad de México para protestar ante las puertas de Black Jaguar White tiger.