Síguenos

 

Economía

1,000 MDD en bitcoins de Silk Road cambiaron de manos tras 7 años

Estos fondos en bitcoin no se movían desde el arresto de Ross Ulbricht, fundador del sitio de la darknet

Foto: Aaron Olson/Pixabay.com

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Alex Hern, editor de Tecnología/The Guardian

Mil millones de dólares en bitcoins, vinculados a Silk Road, el clausurado mercado negro de internet, cambiaron de manos por primera vez en siete años, hecho que renovó la especulación sobre el futuro de una fortuna ilícita.

Las casi 70 mil bitcoins almacenadas en una cuenta que, como cualquier cartera bitcoin, es visible para el público, permanecía intacta desde abril de 2013. Una redada del FBI cerró el sitio web seis meses después del depósito, y no se habían movido desde entonces.

No obstante, durante la noche del martes 3 de noviembre, la cantidad íntegra, menos un cargo de 12 dólares por la transacción, fue transferida a una nueva dirección de bitcoin, según los registros.

“A través del análisis de las blockchains podemos determinar que es probable que este fondo se haya originado en Silk Road”, dijo Tom Robinson, científico jefe en la analista de criptomonedas Elliptic. “Abandonaron la cartera de Silk Road el 6 de mayo de 2012, cuando valía unos 350,000 dólares, y permaneció así casi un año, hasta que la movieron… en abril de 2013”.

Camino de seda, camino de oro

Desde entonces, los fondos habían estado inactivos. Después de la clausura del mercado a finales de 2013, su fundador y jefe Ross Ulbricht, residente de San Francisco de 36 años, recibió una sentencia de dos cadenas perpetuas, además de 40 años sin acceso a libertad bajo fianza. El FBI logró decomisar 174 mil bitcoins, que en ese momento equivalía a 100 millones de dólares, pero aún hay 450 mil bitcoins perdidas.

Robinson afirmó que nadie sabe quién movió la cuenta. “El movimiento de estas bitcoins, que hoy valen alrededor de 955 millones, podría significar que Ulbricht u otro miembro de Silk Road movió sus fondos”, dijo. “Sin embargo, es poco probable que Ulbricht pueda llevar a cabo transacciones de bitcoin desde prisión”.

Una posibilidad es que algún individuo o grupo haya logrado desencriptar la cartera y, al adivinar la llave de acceso, robó los fondos. Un archivo que supuestamente es una cartera de bitcoin encriptada (con acceso a los fondos) circuló por las comunidades de criptomonedas durante el año pasado, y entonces, si es lo que parece, una combinación de poder informático bruto y buena suerte logró descifrar la cartera.

Contraseñas y filtraciones

Adivinar la llave de acceso privada de una cartera de bitcoin es funcionalmente imposible. La supercomputadora más veloz del mundo tardaría en hacerlo el equivalente a la edad del universo en segundos desde el Big Bang.

Pero si se filtra el archivo de la cartera, la tarea es mucho más fácil porque sólo se necesitaría adivinar la contraseña que protege a la llave de acceso. “Es probable que hayan accedido con ‘fuerza bruta’, es decir, que hayan intentado con todas las contraseñas posibles. Esto es computacionalmente factible sólo si la contraseña es breve”, dijo Robinson. “Cabe resaltar que no funciona con una cuenta bitcoin cualquiera. Lo inusual del caso es que parece que estuvo circulando el archivo de una cartera encriptada [si es verdad].

“De cualquier modo, los fondos ya se movieron, y quien sea que controle esas bitcoins querrá retirarlas”, dijo Robinson. Él cree que es igual de probable que lo haya hecho un hacker o alguien del círculo de Silk Road. “En este momento diría que es un 50/50, me inclino un poco hacia el Silk Roader. Es claro que estaban midiendo el tiempo y esperando días ajetreados para hacer el movimiento sin llamar mucho la atención”.

Este texto se publicó en The Guardian y lo tradujo Andrés González. Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Publicidad