Síguenos

 

Economía

El Reino Unido necesita un Brexit más robusto: IP británica

Carolyn Fairbairn de la Confederation of British Industry dice que su “gran decepción” es la falta de apoyo para los servicios británicos en el acuerdo

Carolyn Fairbairn, representante de la industria británica, dice que su sector buscará reforzar el acuerdo del Brexit. Foto: CBI

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Michael Savage/The Guardian

Una serie de reportes afirma que una campaña impulsada por el sector privado que busca ampliar el “delgado” trato del Brexit entre Reino Unido y la Unión Europea comenzará de inmediato el próximo año, derivada de las preocupaciones por las consecuencias a largo plazo en la economía del Reino Unido.

En una entrevista con The Observer, Carolyn Fairbairn, la saliente directora general de la CBI (Confederation of British Industry), dijo que asegurar un acuerdo básico con la UE debería ser tan sólo el “primer paso” hacia una estrecha relación. Y advirtió sobre los graves daños que podría sufrir el sector de servicios más grande de Gran Bretaña, que incluye tanto servicios financieros como legales, además de los de ingeniería.

Negociaciones estancadas

Las negociaciones entre funcionarios del gobierno británico y sus contrapartes de Bruselas permanecen atoradas, aún cuando faltan quince días para la fecha identificada como el último punto en que podría llegar a darse un acuerdo. Los obstáculos más grandes son los derechos de pesca y las condiciones que “podrían emparejar el terreno de juego” para los apoyos estatales. No obstante, incluso si se alcanzara un trato, existen graves preocupaciones entre los órganos comerciales del Reino Unido acerca de los posibles obstáculos para su industria.

Fairbarn afirmó que cualquier tipo de acuerdo sería “muchísimo mejor” que ningún acuerdo, pero la remoción de aranceles sería “vital” para la industria automotriz. Sin embargo, dijo que su “gran decepción” era la falta de apoyo para los servicios británicos en el potencial trato, y añadió que la CBI lucharía de inmediato para ensanchar el acuerdo.

“En este momento, es probable que cualquier acuerdo que obtengamos esté enfocado en las mercancías, y deberíamos tratarlo como el primer paso hacia un acuerdo más comprensivo en el futuro”, dijo. “En la CBI haríamos dos cosas. Primero, estaríamos buscando ayudar a que los negocios le saquen el máximo provecho a nuestra posición actual. Y después, trabajaríamos con el gobierno para respaldar las negociaciones para los próximos capítulos. (Nos gustaría) un capítulo para los servicios. También necesitaremos algo mejor para la aviación. Necesitaremos más para el transporte. La información será crucial. Tenemos fe en alcanzar un acuerdo sobre la información, pero habrá mucho que construir sobre él. Ese es nuestro desafío para el próximo par de años. Y trabajaremos en ello de inmediato. Pero primero necesitamos un trato como base”.

Sin aranceles… más burocracia

Algunos grupos tienen severas preocupaciones sobre el tamaño de los obstáculos que se le impondrán al comercio, aún cuando haya acuerdos. Aunque se eliminen los aranceles, la burocracia aumentará y tanto el gobierno como la industria se preparan para los problemas en la frontera. Además, el gobierno y la industria formaron un grupo de trabajo sobre el comercio que trabajará en la transición, como un intento de estabilizar el proceso del Brexit durante el próximo año.

Recordando los tumultuosos cinco años en los que ha ocupado su puesto, Fairbairn dijo que no haber permitido que el sector comercial se involucrara más en el desarrollo del acuerdo “fue un error y una oportunidad perdida para el país”.

Las reservas de dinero y el almacenamiento se han reducido como resultado del coronavirus, y muchos negocios asumieron que el período de transición del Brexit se extendería. “Hay bastantes ilusiones”, dijo Fairbairn. “La única cosa que lograría que los negocios se preparen adecuadamente es un acuerdo. Es probable que haya disrupciones de algún tipo”.

Esto sucede al mismo tiempo que se le advierte a Boris Johnson que llegar a un acuerdo con la Unión Europea es la mejor manera de fortalecer relaciones con una Casa Blanca liderada por Joe Biden, en caso de que el candidato demócrata gane esta semana. Biden ha demostrado su preocupación por las consecuencias que las tácticas del Brexit de Johnson puedan tener en el Good Friday Agreement de Irlanda del Norte.

Sir Nigel Sheinwald, exembajador del Reino Unido en Estados Unidos de 2007 a 2012, dijo que el acuerdo es el camino por el que Johnson puede construir relaciones con Biden. “Creo que necesitan calcular el impacto de no llegar a un acuerdo, no sólo para el futuro de las relaciones para tratados de libre comercio, pero en general, para la posición del Reino Unido ante la nueva administración de Biden”, dijo. “La falta de acuerdo parece una posición muy solitaria si es que habrá una administración de Biden en Washington.

“La postura predominante en el equipo de Biden es que el Brexit fue un error estratégico de gran magnitud. Se preguntarán cómo es que llenaremos el vacío y concluirán que, durante los últimos cuatro años, no hemos logrado establecer el nuevo papel del Reino Unido en el mundo”.

Este texto se publicó en The Guardian y lo tradujo Andrés González. Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Publicidad