Síguenos

 

Economía

En 2030 todos los autos nuevos de Bentley serán eléctricos

La marca autos de lujo Bentley promete cambiar el negocio y volverse neutra en emisiones de carbono de principio a fin.

Bentley presentó su estrategia Beyond 100. Foto: Bentleymedia.com

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Bentley, la armadora de autos de lujo, dejará de hacer autos de combustible fósil para 2030 y tratará ser completamente neutra en emisiones de carbono al mismo tiempo, en uno de los planes más ambiciosos de cualquier fabricante de autos del Reino Unido para la transición hacia vehículos eléctricos

La marca dejará de construir autos con motores tradicionales de combustión interna en los próximos seis años y en su lugar empezará a hacer híbridos y después sus primeros autos eléctricos con batería en 2025. En 2030 solo venderá autos de batería eléctrica, con cero emisiones de carbono

La rápida transición significa que una compañía famosa por sus enormes motores de 12 cilindros, con grandes emisiones de carbono a juego, intentará ser una de las líderes de la sustentabilidad ambiental en la industria automotriz del Reino Unido. 

Legado y nuevos aires

La planta de Bentley en Crewe es la única gran fábrica en el Reino Unido en comprometerse a producir autos eléctricos con un calendario tan limitado, además de su competencia Jaguar Land Rover en el sitio de Jaguar del Castillo de Bromwich. Los trabajadores de tecnología de combustión interna serán reasignados. 

La promesa de Bentley de ser una “organización neutra en carbono de fin a fin” sin usar compensación de carbono es arriesgada, las baterías de un auto eléctrico necesitan una gran cantidad de energía para producirse. Un vocero dijo que la compañía y sus proveedores tendrán que encontrar la manera de llegar al objetivo.

La fabricante de autos, de los que sus precios van desde 130 mil libras a más de 240 mil, dice que sus objetivos ambientales la harían “financieramente resistente y a prueba de recesión”, mientras que esta y otras empresas automotrices encuentran la manera de emerger de la pandemia de coronavirus, que ha dañado las ventas de autos.

Las cifras publicadas el jueves 5 de noviembre muestran que el mes pasado fue el octubre más débil para la venta de autos nuevos en el Reino Unido en nueve años. El número de autos registrados cayó 1.6 por ciento desde las 140 mil 945 unidades, poniendo a la industria en camino para su año más débil desde 1982, de acuerdo a la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores. Las ventas de autos eléctricos fueron de los pocos puntos brillantes, casi triplicándose en el 2020 a 76 mil. 

En junio Bentley anunció que recortaría 1 mil plazas de su personal permanente para reducir costos. Sin embargo, fue de 800 empleados, los cuales renunciaron voluntariamente y 200 de ellos tenían contratos temporales. 

Tras un nuevo paradigma

Adrian Hallmark, el director ejecutivo de Bentley, dijo que iban por “un cambio de paradigma en nuestro negocio”. 

“En una década, Bentley se transformará de una compañía de 100 años de autos de lujo, a un modelo nuevo, sostenible, completamente ético para el lujo”. 

La fabricante también se comprometerá a no consumir plástico en su fábrica para el 2030, así como para aumentar el número de mujeres y personas negras, asiáticas y de minorías étnicas en puestos gerenciales a 30 por ciento de 20 por ciento en 2020. 

Menos emisiones o multas más severas

Bentley es propiedad de la alemana Volkswagen, la fabricante de autos más grande del mundo por volumen. Volkswagen ha anunciado la inversión de miles de millones de euros en tecnología para autos eléctricos después del escándalo “dieselgate#, en el que sus ingenieros instalaron software para engañar a las pruebas de emisiones. 

Volkswagen y todos los demás fabricantes de autos europeos se enfrentan a fuertes multas si no reducen el promedio de emisiones de los autos que venden. Para 2030 las emisiones de carbono deben de ser 37.5 por ciento menores que las de 2021, que solo será posible vendiendo principalmente autos eléctricos con cero emisiones.

Bentley puede cambiarse rápido a la tecnología porque sus grandes márgenes de ganancia más por vender autos de lujo le permiten absorber los costos altos de las baterías, aunque los analistas esperan que el sobreprecio para construir baterías para autos desaparezca en 2024. 

Este texto se publicó en The Guardian y lo tradujo Andrés González. Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Opinión

¿Cuál será la estrategia del gobierno para ser sol y no viento del norte?

Economía

Con la inversión anunciada, se convertiría al complejo de Ramos Arizpe en el quinto centro de producción de vehículos eléctricos de GM Norteamérica.

Mundo

Se vendieron alrededor de 31,800 autos eléctricos en el Reino Unido durante los tres primeros meses del año.

Opinión

La trola verdadera que en todo el mundo hoy día está en boga de todos, es la eliminación, y/o desuso de los hidrocarburos en...

Publicidad