Síguenos

 

Mundo

‘La epidemia del sida no ha terminado’: dentro de un proyecto con un mensaje vital

Para el Día Mundial del Sida, un nuevo proyecto de audio reproducirá importantes discursos y clips que catalogan la lucha en curso contra el VIH/Sida

El Memorial por el Sida en Nueva York. Foto: Cortesía

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Nadya Sajey/The Guardian

“¡Oye, oye! ¡Ho Ho! ¡La homofobia tiene que desaparecer!”

Así cantaban en la manifestación ACT-UP de Nueva York en 1989. Ahora, el audio de esta protesta resonará en todo Greenwich Village durante el próximo mes.

Es parte de Hear Me: Voices of the Epidemic (Escúchame: Voces de la epidemia), una pieza de audio que se reproducirá todas las noches a las 7 pm en diciembre en el New York City Aids Memorial, un espacio público al aire libre en la esquina de la Calle 12 oeste y la Avenida Greenwich en Nueva York. Ciudad. Empieza el Día Mundial del Sida, el 1 de diciembre.

Es un día importante para recordar, para reflexionar sobre el pasado, honrar a los que hemos perdido y educar a la gente de que está en curso”, dijo Dave Harper, director ejecutivo del espacio. “Queremos recordarle a la gente que la epidemia de sida aún no ha terminado”.

De acuerdo con un informe de la Kaiser Family Foundation, 38 millones de personas en todo el mundo viven con el VIH, con 1.7 millones de nuevas infecciones en 2019 (690,000 personas murieron de sida en 2019).

La pieza de audio presenta clips, organizados cronológicamente, de discursos famosos, canciones, himnos, poemas personales y audios de protesta, todos los cuales arrojan luz sobre las historias de Nueva York. “Hay tantas historias orales ricas y vibrantes en la ciudad de Nueva York, es un momento difícil pero esperanzador en la historia de Nueva York”, dijo Harper.

Hay clips del discurso de 1991 del dramaturgo Larry Kramer, en que dice: “¡Cuarenta millones de personas infectadas es una plaga! Estamos en la peor forma en la que hemos estado”. (Kramer, un activista LGBT, murió a principios de este año).

Hay clips de discursos del activista Egyptt LaBeija (de la Sexta Caminata Anual para recordar el último Visual Aids en 2018), quien al hablar de Greenwich Village, dijo: “Y ver que todo este pueblo se transforma en lo que es ahora, borra la historia de lo que este pueblo fue y debería ser siempre. El pueblo es para nosotros. ¿Pueden decir amén?”

La multitud ruge: “Amén”.

“Queríamos crear algo vivo y latente, que no fuera estático”, dijo Harper. “La clave fue incluir figuras históricas relevantes de los que participaron en los primeros días de la epidemia, junto con las voces jóvenes y vibrantes de hoy”.

A las 10 de la mañana de cada día, el monumento también contará con una grabación leída por un colectivo de arte llamado ¿Qué haría una cuidadora con VIH?, un grupo de activistas, amigos y cuidadores, y sobrevivientes a largo plazo del VIH, que leerán los nombres de más de 2,000 neoyorquinos que han perdido la vida a causa del sida (más de 100,000 neoyorquinos han muerto a causa del sida).

“Es importante que digamos los nombres de las personas que hemos perdido”, dijo Theodore Kerr, consultor creativo del proyecto.

Estas piezas de audio van acompañadas de un componente en línea llamado A Time To Listen, una serie de conversaciones en la que expertos seleccionados reflexionan sobre clips sinceros de la historia del sida que ayudaron a inspirar este proyecto.

Uno de los discursos más influyentes como parte de este proyecto es el discurso de Vito Russo Why We Fight, que se incluye en el montaje que se reproduce a las 7 pm durante todo el mes de diciembre.

“Para mí, hasta el día de hoy tengo escalofríos”, dijo Harper. “Es emocionante escuchar su voz, no vivió para ver el monumento que construyó, el surgimiento de tratamientos útiles para el VIH. Para recordar sus palabras de ira y esperanza, que son relevantes no solo para el VIH, sino también para la pandemia actual que estamos viviendo. Esas personas nunca se rindieron”.

En su discurso dice: “Algún día, la crisis del sida terminará. Recuérdalo. Y, cuando llegue ese día, cuando ese día haya llegado y se haya ido, habrá gente viva en esta tierra, gente gay y heterosexual, hombres y mujeres, blancos y negros, que escucharán la historia de que una vez hubo una enfermedad terrible en este país y en todo el mundo, y que un grupo valiente de personas se levantó y luchó y, en algunos casos, dio la vida para que otras personas pudieran vivir y ser libres”.

Kerr dice que es importante mirar hacia atrás y ver otra epidemia. “Con la del Covid-19, podemos escuchar estas historias orales y cómo las personas viven en el pasado y el presente, lo que nos ayuda a superar la pandemia actual en la que vivimos”.

También quiere que más de nosotros recordemos que hay personas que todavía viven con VIH en la actualidad. “Siempre pregunto: ¿cómo se evoca una epidemia cuando todavía está en curso?” pregunta Kerr. “La gente no habla de lo que tienen que afrontar los jóvenes con VIH. En muchos sentidos es difícil porque no solo están luchando con el virus, sino con la historia del VIH”.

Una de las artistas que forma parte de la colección es la artista y escritora Kia LaBeija, quien lee un poema llamado Drafted que ella escribió y grabó en 2017. LaBeija, quien nació con VIH, habla sobre su madre en el poema, cuando escribe: “Se encontró en una batalla que estaba destinada a perder, pero junto con su sonrisa, heredé el grosor de su piel, la sangre corriendo por mis venas, su único testamento en vida”.

“Lo escribí en mi bañera, que es donde escribo todo lo bueno”, dijo LaBeija por teléfono desde Los Ángeles. “Publiqué muchas obras de arte sobre la vida con el VIH, pero las estoy procesando de manera pública y, en ese momento, comencé a sentirme abrumada por ello.

“Pero me tranquiliza pensar que todos estamos en esta tierra por una razón”, dijo, “Al compartir mi experiencia, espero que pueda cambiar la narrativa, cambiar los corazones de las personas o ayudar a alguien en una situación similar”.

El Día Mundial del Sida es un arma de doble filo para las personas que viven con el VIH, dice LaBeija. “Es un día en el que podemos tener conversaciones, honrar a los que hemos perdido y a los que todavía están con nosotros”, dijo, “pero quiero que la gente siga hablando de eso el 2, 3 y el 4 de diciembre.

“Necesitamos que estas conversaciones sigan. El sida es una úlcera, sigue siendo una gran crisis”.

Este texto se publicó en The Guardian y lo tradujo Graciela González. Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Derechos Humanos

¿Cómo es ser #gay y vivir en la Ciudad de México (#CDMX)? Alaín Pinzón tiene muchas #respuestas para esta pregunta.

Derechos Humanos

La investigación y sanción de crímenes de odio, así como el reconocimiento de los derechos de la infancia trans, son temas pendientes en la...

Género

Análisis: algunos han calificado a la organización benéfica de derechos LGBT como extremista, otros dicen que está en el lado correcto de la historia.

Derechos Humanos

"México es homofóbico" fue una de las consignas llevadas a lo largo de la marcha de hoy en la capital del país, donde la...

Publicidad