Vladimir Putin dice que Biden es “radicalmente distinto” al impulsivo Trump
Antes de una reunión en Ginebra el 16 de junio, las tensiones son altas entre Estados Unidos y Rusia. Fotografía: Angela Weiss / AFP / Getty Images

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que las relaciones de Estados Unidos y Rusia están en el peor momento en años, durante una entrevista previa a su reunión con el presidente estadounidense, Joe Biden, la próxima semana. 

Putin y Biden se reunirán en Ginebra el miércoles. La Casa Blanca dijo que Biden hablará sobre los ataques de ransomware que emanan desde Rusia, las agresiones de Moscú contra Ucrania, el encarcelamiento de disidentes y otros problemas que han desgastado la relación. 

Tenemos una relación bilateral que se ha deteriorado hasta su peor punto en años recientes”, dijo Putin, de acuerdo con una traducción de NBC de la entrevista transmitida el viernes. 

Lee también: Biden y Putin se reunirán en Ginebra el próximo16 de junio

Putin describió al expresidente Donald Trump como “un individuo extraordinario y talentoso”, pero impulsivo, y dijo que Biden, como político de carrera, es “radicalmente diferente” al “colorido” Trump. 

“Es mi gran esperanza que, sí, hay algunas ventajas, algunas desventajas, pero no habrá decisiones impulsivas por parte del actual presidente de Estados Unidos”, dijo, de acuerdo con la traducción de NBC News. 

Putin ha admitido públicamente que en las elecciones de 2016 apoyaba a Trump, quien era vocal sobre su admiración por el líder ruso, y notablemente en su primera cumbre, aparentemente aceptó sus negaciones de interferencia electoral.

Biden, al inicio de su visita de ocho días a Europa de esta semana, dijo: “No buscamos conflictos con Rusia”. 

“Queremos una relación estable y predecible… pero he sido claro: Estados Unidos responderá de manera robusta y significativa si el gobierno ruso participa en actividades dañinas”

Lee también: Putin firma ley que le permite permanecer en el Kremlin hasta 2036

A Putin le preguntaron por los disidentes rusos cuyas muertes han sido atribuidas a Moscú, incluyendo la del exespía de la KGB Alexander Litvinenko, quien fue envenenado en 2006. El presidente desestimó la pregunta y dijo que algunos de los responsables de las muertes están en prisión. 

Cuando le preguntaron sobre la entrevista de marzo donde Joe Biden lo llamó asesino, Putin dijo que había escuchado decenas de acusaciones. “Esto no es algo que me preocupe en lo más mínimo”, respondió Putin, rechazándolo como parte de la “conducta de macho” frecuente en Hollywood. 

Tal discurso “es parte de la cultura política estadounidense donde se considera normal. Por cierto, aquí no, aquí no se considera normal”, agregó. 

Acerca del problema de los recientes ataques de ransomware que Estados Unidos rastreó hasta Rusia, Putin negó tener conocimiento sobre los hackeos y exhortó a Biden a llegar a un acuerdo con él sobre el ciberespacio, según NBC News. 

Putin también rechazó el reportaje del Washington Post, publicado esta semana, de que Rusia se preparaba para suministrar satélites avanzados a Irán que le permitirían rastrear posibles objetivos militares en Medio Oriente. “Son noticias falsas. Por lo menos yo no sé nada sobre este tipo de cosas”, declaró. “Son sinsentidos, es basura.