Síguenos

 

Política

Líderes de la OTAN buscan promulgar que China es un riesgo para la seguridad

Su declaración será la primera vez que la alianza afirme que necesita responder al creciente poder de China.

Joe Biden y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se reunieron durante la cumbre en Bruselas el lunes. Foto: Stéphanie Lecocq / AFP / Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Se espera que en su cumbre anual en Bruselas, los líderes de la OTAN acuerden que China representa un riesgo para la seguridad, la primera vez que la alianza militar tradicionalmente centrada en Rusia afirme que necesita responder al creciente poder de Beijing.

Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, prometió antes de una reunión a la que asistirá Joe Biden que China “aparecerá en el comunicado de una manera más sólida que nunca”.

El alto funcionario de la Casa Blanca dijo que la OTAN tiene un papel en el desarrollo de una capacidad militar compartida en respuesta a China, “incluso en la esfera nuclear”, para participar en el intercambio de información y actuar como un “foro para los valores democráticos”.

La OTAN, fundada en 1949 al comienzo de la Guerra Fría, se creó para responder a la Unión Soviética y, más recientemente, a Rusia, mientras que China rara vez planteó una preocupación de seguridad en serio para sus miembros.

No te pierdas:

De acuerdo con una copia de la declaración final de la cumbre de la alianza vista por Reuters, los líderes de la OTAN dirán que “las ambiciones declaradas y el comportamiento asertivo de China presentan desafíos sistémicos al orden internacional basado en reglas y en áreas relevantes para la seguridad de la alianza”.

Biden quiere crear bloques internacionales de naciones democráticas para actuar como un contrapeso al sistema autoritario de China y su poder económico y militar de rápido crecimiento, y el tema ocupó un lugar destacado en la agenda de la reunión del G7 del fin de semana.

“Hay un creciente reconocimiento en los últimos dos años de que enfrentamos nuevos desafíos”, dijo Biden en breves comentarios hechos poco después de su llegada. “Tenemos a Rusia, que está actuando de una manera que no es coherente con lo que esperábamos, y tenemos a China”.

Otros países han destacado la importancia de lograr un equilibrio. Boris Johnson, el primer ministro del Reino Unido, dijo al llegar a la reunión: “Creo que cuando se trata de China, no creo que nadie en la mesa de hoy quiera detonar una nueva Guerra Fría“.

Jens Stoltenberg, el secretario general de la OTAN, dijo que es importante colaborar con Beijing “en cuestiones como el cambio climático y el control de armas”. Pero, agregó que “el fortalecimiento militar, la influencia creciente y el comportamiento coercitivo de China también plantean desafíos para nuestra seguridad”.

Los líderes del G7 criticaron a Beijing por la situación de los derechos humanos en su región de Xinjiang, pidieron que en el caso de Hong Kong se mantenga un alto grado de autonomía, y exigieron una investigación completa de los orígenes del coronavirus en China.

La embajada de China en Londres dijo que las menciones a Xinjiang, Hong Kong y Taiwán distorsionan los hechos y dejan ver las “intenciones siniestras de algunos países como Estados Unidos”. Y añadió: “Nadie puede desacreditar la reputación de China “.

Te recomendamos:

Stoltenberg también dijo que la relación de la alianza con Rusia estaba en “su punto más bajo desde el final de la Guerra Fría”. Achacó a las “acciones agresivas” de Rusia el deterioro de las relaciones al comienzo de una cumbre de un día a la que asistirá Biden por primera vez desde que asumió el cargo de presidente de EU.

Los miembros de la Alianza esperaban una fuerte declaración de apoyo a la OTAN por parte de Biden después de varios años en los que Donald Trump dominó las cumbres, amenazando con retirarse de la organización en 2018 y replegarse a casa a principios de 2019.

“La OTAN es de vital importancia para los intereses de Estados Unidos y por sí misma”, dijo Biden al reunirse con Stoltenberg. El presidente describió el artículo 5 de la OTAN, según el cual un ataque armado contra un miembro se considera un ataque contra todos ellos, como “una obligación sagrada”.

Añadió: “Quiero que la OTAN sepa que Estados Unidos está ahí”.

El domingo por la noche, Sullivan dijo que Biden dejará claro queEstados Unidos está nuevamente comprometido con esta alianza militar de 72 años cuando visite Bruselas.

El mensaje del presidente a otros líderes será “Estados Unidos considera a la OTAN como la base de nuestra seguridad, no solo en el euroatlántico, sino en todo el mundo, y estaremos allí para nuestros aliados. Cuidaremos sus espaldas como ellos han cuidado nuestras espaldas“.

Una preocupación particular, que se abordará en la reunión, es la creciente amenaza cibernética del Kremlin. Moscú ha montado nuevas operaciones de espionaje aprovechando las vulnerabilidades del software y se ha hecho de la vista gorda ante las bandas criminales involucradas en la extorsión en línea.

Se espera que los miembros de la alianza acuerden una nueva estrategia de ciberseguridad en respuesta y acuerden por primera vez ayudarse mutuamente en el caso de “ciberataques de importancia” que reflejen la obligación de defensa colectiva de la OTAN en la esfera militar tradicional, consagrada en el artículo 5.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Deportes

En las primeras actividades del sábado, la china Qian Yang se llevó el primer lugar e impuso nuevo récord olímpico para el tiro de...

Mundo

Los contratos correspondían a la construcción de barreras en el sector de Laredo (Texas).

Opinión

Lejos de su discurso que aplaude la democracia y el diálogo multilateral en el mundo, en este caso es evidente que Estados Unidos desprecia...

Turismo

Se estima que al menos 2 millones de mexicanos se han inmunizado en Estados Unidos.

Publicidad