Síguenos

 

Medio Ambiente

Las nuevas reglas de la UE permiten el uso de polímeros sin controles, advierten expertos

Las propuestas permiten el uso de plásticos comunes a pesar de que existen preocupaciones válidas por posibles daños, dicen científicos.

Cerca de la presa de Alibeykoy en Estambul se ven desechos plásticos vertidos ilegalmente al costado de una carretera. Foto: Ümit Bektaş / Reuters

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Las nuevas reglas a debatirse esta semana en la Unión Europea sobre químicos permiten el uso de la mayoría de los polímeros sin controles adicionales, indica un grupo de científicos.

Solo el 6% de cerca de 200 mil polímeros requiere controles de seguridad extensos bajo propuestas que se discuten como parte de las regulaciones químicas del Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de sustancias químicas de Europa (REACH, por sus siglas en inglés). 

Esto es demasiado poco, y permite que un grupo muy común de plásticos se use a pesar de las preocupaciones válidas sobre los posibles daños a futuro, según un grupo de 19 científicos que escribieron a la Comisión Europea.

La Oficina Ambiental Europea, una organización civil, dice que las excepciones a los controles de seguridad incluyen los poliestirenos, que están relacionados con inflamación pulmonar en las ratas: poliacrilamida usada en el tratamiento de agua de desecho, adhesivos y empaques de comida, que pueden degradar en el monómero de acrilamida, una neurotoxina; y el poliéster que se usa en textiles que es fuente de microplásticos; y  poliolefina, también fuente de microplásticos.

Un reporte para la Comisión Europea concluye que algunos plásticos podrían hacer mucho daño si no se controlan.

La comisión dijo que las propuestas estaban en una primera etapa y que habría otra discusión el martes. Un vocero dijo: “En esta reunión se discutirán algunos aspectos técnicos sobre cómo registrar los polímeros, pero no el resultado final de cómo los polímeros se van a registrar, y no hay ningún proyecto de regulación todavía”.

“Vimos que la publicación de IPCP, la carta que firmaron 19 científicos, y nosotros, hasta donde sea posible, tomaremos en cuenta las preocupaciones mientras avanzamos con nuestra propuesta. Como no ha terminado el registro de la propuesta de la comisión, no podemos presentar mayor información o comentar sobre la cantidad de polímeros que necesitan registrarse”.

Bethanie Carney Almroth, profesora asociada de ecotoxicología de la Universidad de Gothenburg en Suecia y una de las firmantes de la carta, señaló: “El objetivo principal del proceso de la Unión Europea debería ser el de asegurar un alto nivel de protección de las personas y del medio ambiente. Pero nuestra principal preocupación es la falta de información y de transparencia. No hay suficientes datos para asegurar la seguridad de miles de polímeros en producción, incluso si no se demuestra todavía su toxicidad”.

Ella dijo que los reguladores deberían respetar el principio de precaución que indica que no puede asumirse que las sustancias nuevas no son dañinas sino que los productores tienen que demostrar que son seguras.

Agregó: “El uso del plástico está muy extendido y el término polímeros va más allá de los plásticos para incluir muchos otros tipos de productos usados en numerosas aplicaciones en toda la sociedad. Así es que la cuestión de exposición es importante y no puede evadirse. Existen estudios que indican que algunos polímeros o monómeros, oligómeros, pueden provocar un impacto negativo en la salud humana, incluyendo las alteraciones hormonales y la cancerogenicidad. Existen datos que demuestran que estos efectos pueden ocurrir en organismos en el ambiente”.

Ksenia Groh, otra firmante, líder del grupo de bioanalítica de Eawag, el Instituto de la Federación Suiza de Tecnología y Ciencia Acuática, dijo: “La información sobre los riesgos de los polímeros específicos son pocos o no existen. Hasta ahora, una recopilación transparente, comprensiva sobre la seguridad de todos los polímeros no se ha realizado. La falta de información no quiere decir que no haya daños. Solo quiere decir que no sabemos. No es el público, ni los consumidores, o los científicos lo que proporcionan esta información sino los mismos productores”.

Dolores Romano, gerente en funciones de políticas de químicos de la Oficina Ambiental Europea, dijo que la presencia extendida de microplásticos en el ambiente demuestra que los polímeros podrían encontrar la forma de entrar a nuestros cuerpos de forma más dañina de lo que los reguladores anticipan. Le pidió a la Comisión Europea que actúe.

Romano dijo: “La contaminación  de polímeros está fuera de control. Nos exponemos a diario, porque se utilizan en plásticos, textiles, productos de limpieza e incluso en cosméticos. Solíamos pensar que la contaminación de plásticos era un montón de basura en el medioambiente. Ahora sabemos que se descomponen en una vasta nube de micro y nano plásticos que contaminan la tierra, el agua y el aire, y aparece en nuestros cuerpos. Sabemos ahora que muchos polímeros son tóxicos, así es que los funcionarios tienen que revisar la seguridad del resto”.

Dolores acusó a las industrias del plástico de tratar de bloquear reglas más amplias de la Unión Europea:La industria está tomando el control de una oportunidad que se da una vez en una década de hacer pruebas a polímeros y de compartir esta información. No podemos darnos el lujo de tener durante otra década un problema frente a nuestros ojos”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Actualidad

No todas las vacunas contra el Covid-19 te facilitarán la entrada a la Unión Europea, aunque tampoco te la impedirán. Te contamos.

Economía

El grupo Volkswagen tendrá que pagar 502 mil 362 millones de euros y BMW 372 mil 827 millones.

Mundo

Es un código QR digital que comienza a funcionar el día en el que hay un gran desplazamiento por las vacaciones de verano.

Listas

En cinco puntos te contamos las claves de la homofóbica ley de Hungría que hoy entró en vigor y que ha generado reclamos a...

Publicidad