Síguenos

 

Entretenimiento

La-Lista de los mejores videojuegos de los 90

Fue la década en que Sonic ‘el Erizo’, la PlayStation original, la Nintendo 64 y mucho más ingresaron al mundo: aquí están los 15 mejores juegos de esta edad dorada de los videojuegos.

Juego a flote… La consola Nintendo 64. Foto: San Stephenson

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

15. Monkey Island 2: La venganza de LeChuck (1991, LucasArts)

De todas las memorables aventuras de apuntar y hacer clic (point and click) de LucasArts (desde la oscura comedia del más allá Grim Fandango hasta el surrealista Día del Tentáculo), es Monkey Island 2 el que recibe más atención hoy en día, y con razón. Los acertijos eran correcta y deliberadamente oscuros, los personajes eran extraños y coloridos, y la música inolvidable. Y ese final todavía genera discusión, 30 años después.

14. Gran Turismo (1997, Sony)

Modelos de coches… Gran Turismo. Foto: Sony Computer Entertainment

Aunque Ridge Racer y Daytona USA fueron vitales para presentar al mundo las imágenes en 3D texturizadas de 32 bits, es el juego de carreras minuciosamente auténtico de Polyphony Digital el que merece un lugar aquí. Con su enorme gama de coches modelados con precisión, su modelo de manejo complejo y su énfasis en mejorar las habilidades de conducción del jugador a través de una serie de pruebas de licencia, Gran Turismo alteró radicalmente el curso del diseño de juegos de carreras de consola para siempre.

13. Fallout 2 (1998, Black Isle Studios)

Lanzados antes de que los escenarios posapocalípticos se volvieran cansados y aburridos, los dos juegos originales de Fallout eran visiones brutales, intrigantes y brillantemente escritas de un futuro sombrío para la humanidad. Al emerger de una bóveda después de la devastación nuclear, te diriges a los páramos del desierto y, muy probablemente, un escorpión gigante te mata de inmediato. Sin embargo, si puedes encontrar a otros humanos disfrutarás de algunos de los diálogos más oscuros y divertidos que haya en los juegos, mientras intentas hablar, disparar o escabullirte de los problemas. Pocos juegos de rol modernos ofrecen tanta flexibilidad y opciones como Fallout 2, aunque siempre puedes esperar que las consecuencias de tus acciones te alcancen rápidamente.

12. Resident Evil (1996, Capcom)

Espectáculo de terror real… Resident Evil. Foto: Capcom

Ya habían juegos de aventuras de terror antes de Resident Evil, pero para este título de Capcom, el diseñador Shinji Mikami fusionó el cine de explotación, el expresionismo, la psicología y la brillante mecánica de los rompecabezas en un paquete innovador. Una parte clave del atractivo del juego fueron sus muchas restricciones: el giro de los personajes con los controles tipo tanque, la mala puntería de las armas y el diálogo forzado hicieron que parecieras protagonizar tu propio video de terror de culto tenso, impactante y ridículo. Y solo mira el legado escalofriante que engendró.

11. Super Mario Kart (1992, Nintendo)

La primera incursión de Mario fuera de los mundos de plataformas de colores brillantes y detrás del volante de un kart introdujo a millones de personas en la alegría del multijugador de sofá y el dolor de resbalar con una cáscara de plátano segundos antes de la línea de meta. A pesar de engañar a los corredores de inteligencia artificial y algunas rutas realmente malditas en torno al castillo de Bowser, las casas fantasma y otros lugares de las principales aventuras de Mario, siempre se sintió como si alguien tuviera la oportunidad de ganar, especialmente si fuiste bendecido por la ruleta de la caja sorpresa. Mario Kart sigue siendo uno de los juegos más vendidos del mundo y con razón.

10. Street Fighter II (1992, Capcom)

Arranque rápido… Street Fighter II. Foto: Capcom

En su lanzamiento para SNES en 1992, Street Fighter II convirtió el juego de lucha de varios personajes en un género absolutamente clave, presentando aa Ken, Ryu y Chun-Li al público general, y brindando ataques absolutamente inolvidables en la forma del Hadōken, el golpe del Dragón y la patada de pájaro giratorio. Los sonidos, movimientos y rotaciones del joystick de esta secuela superlativa están grabados en los bancos de memoria de cualquier jugador que lo hubiera jugado entonces. Todo esto hace que esta serie no envejezca y sea vibrante, a lo largo de 30 años de evolución de los juegos de lucha.

9. Tony Hawk’s Pro Skater, THPS (1999, Activision)

Ningún juego es más intrínsecamente de los 90 que THPS, el juego que llevó la cultura del skate a la intocable y genial PlayStation. Una versión de juego ridículamente convincente e infinitamente reproducible del skate, definida por el placer y la agonía de encadenar combinaciones locas de trucos, solo para fallar en el aterrizaje final y perder todos esos puntos acumulados. También fue la introducción de toda una generación a Goldfinger y los Dead Kennedys.

8. Sensible World of Soccer (1994, Sensible Software)

Algunos pensarán que deberíamos haber optado por Speedball 2 (o Cannon Fodder o Worms), pero la secuela del ya excelente clásico de Amiga Sensible Soccer es ampliamente considerada como uno de los mejores juegos de futbol jamás creados. La perspectiva de arriba hacia abajo ligeramente inclinada permite una vista táctica perfecta de acción ultrarrápida, aumentada por una excelente interfaz de control que hizo disponible una gran variedad de movimientos contextuales sin los 16 botones de un título de FIFA o PES. Agrega a miles de jugadores con habilidades diferentes y un modo de administración complejo y tendrás un simulador de deportes clásico que es igual de jugable en la actualidad.

7. Sonic el Erizo (1991, Sega)

Poder verde… Sonic the Hedgehog. Foto: Sega

Cuando Sega necesitaba un personaje mascota para desafiar a Mario, el codificador Yuji Naka y el diseñador Hirokazu Yasuhara aceptaron el desafío. Llevando el hardware de Mega Drive a sus límites, crearon un turbo cargado juego de plataformas hiperreal y de múltiples niveles que destruyó toda la filosofía de Nintendo de dar una buena experiencia de jugador. Sonic era impaciente, bullicioso y desagradable: el ícono perfecto para los adolescentes de principios de los 90, y el mundo del juego, desde la deliciosa Green Hill Zone hasta el borde cyberpunk de Scrap Brain, reflejaba esta actitud. Incluso ahora, los acordes ascendentes de apertura del tema Green Hill de Masato Nakamura llevan esa sensación de euforia y la actitud de plegar los brazos y golpear los pies del propio Sonic.

6. Pokémon Rojo/Azul (1996, Nintendo)

Estos juegos dieron inicio a un fenómeno mundial que todavía se está fortaleciendo: ¿quién hubiera predicho en ese momento que un par de extraños juegos de rol de Game Boy en blanco y negro sobre la recolección de criaturas resultarían tan tremendamente populares? Dado que Pokémon es básicamente matemáticas, lo que requiere que los niños memoricen tablas de fortalezas, debilidades y tipos de movimientos, puede parecer desconcertante que estos juegos se hayan convertido en grandes éxitos. Pero, como toda la ficción infantil clásica, ponen a los niños en control, enviándote a una aventura con solo tu ingenio y tu colección de criaturas para acompañarte. A pesar de los gráficos muy básicos, Kanto se siente como un lugar real y su fauna nativa está repleta de una personalidad inesperada.

5. Quake (1996, Id Software)

Mira, se trataba de Doom o Quake, y aunque el infernal desintegrador de 1993 de Id Software sigue siendo un hito en muchos sentidos, fue la siguiente versión lo que dejó un motor 3D completo (que permitió a los jugadores nuevas formas de explotar el espacio (Incluido el famoso salto de cohete), compatibilidad con la gama emergente de tarjetas gráficas 3D y, lo que es más importante, robustos juegos multijugador en línea. Era oscuro y aterrador, con excelentes efectos de sonido y un armamento increíble, y había muchas formas de jugarlo y modificarlo. Se sentía como el futuro.

4. Final Fantasy VII (1997, Square)

La combinación de imágenes bonitas en el juego con películas renderizadas por CGI puede parecer incongruente ahora, pero al aumentar los pilares del diseño del juego de la serie Final Fantasy con las imágenes cinematográficas y el sonido de CD sinfónico de PlayStation, Square estableció un nuevo y elevado punto de referencia para el Género de Juegos de Rol Japonés (JRPG, por su sigla en inglés). La historia de Cloud y su banda de mercenarios heterogéneos que luchan contra la destrucción ecológica cosechada por Shinra Electric Power Company está llena de emoción, drama y resonancia política que aún hoy conmociona y conmueve. Ha habido mejores títulos de Final Fantasy desde entonces, pero este fue el comienzo de la era moderna de los JRPG.

3. Half-Life (1998, Valve)

Juego de armas… Half-Life. Foto: Valve

Desde su apertura en un viaje en monorriel hasta tensas aventuras a través de un laboratorio oscuro y derruido, mientras eliminas frenéticamente a los cangrejos alienígenas con una barra, la obra maestra de Valve de un videojuego de disparos en primera persona ayudó a escribir el libro de reglas sobre cómo los juegos cuentan sus historias sin tener que imitar las convenciones del cine. Al eliminar el cliché de tener a un marine heroico como protagonista de los disparos y ponerte en la piel del científico Gordon Freeman tratando de sobrevivir mientras criaturas horrendas se escabullen de la vista, también ayudó a evolucionar el género más allá de las guerras recreadas y las fantasías de poder.

2. The Legend of Zelda: Ocarina of Time (1999, Nintendo)

Si bien en A Link to the Past nos hizo teletransportarnos en 1992 entre las versiones claras y oscuras del mundo de fantasía de Hyrule, Ocarina of Time nos hizo viajar en el tiempo. Young Link sale a la verde extensión de Hyrule Field en busca de una princesa que aparece en sus sueños; más tarde, el adolescente Link emerge del Templo del Tiempo para encontrar ese mundo cruelmente devastado. Las innovaciones técnicas de Ocarina of Time realmente cambiaron lo que la gente esperaba de los mundos de los videojuegos, pero también fue extraordinariamente atmosférica y misteriosa, una experiencia que podría ser tan inquietante como divertida. Un juego que realmente se sintió como un mundo en sí.

1. Super Mario 64 (1997, Nintendo)

Otra dimensión… Super Mario 64. Foto: Nintendo

Mario comenzó la década desatando el asombroso ingenio de las plataformas en tecnicolor 2D de Super Mario World en SNES, pero en 1997 cambió los videojuegos para siempre con Super Mario 64. Poco comparado con la alegría absoluta de correr y saltar Mario en tres dimensiones por primera vez, explora los patios de recreo poligonales y extrañamente angulares de este juego emblemático. Super Mario 64 se convirtió en el machote para todos los juegos de plataformas en 3D y, a pesar del poco fiable trabajo de cámara de Lakitu, sigue siendo uno de los mejores jamás creados.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Familia

Los videojuegos no son malos en sí, pero el abuso en su empleo sí puede generar problemas.

Entretenimiento

Desde las calles de Guanajuato a pueblos costeros pasando por ruinas mayas, desiertos y selvas, Forza Horizon 5 mostrará una recreación "vibrante" y "auténtica"...

Opinión

Los videojuegos están llenos de tareas repetitivas, en ocasiones frustrante, como cualquier trabajo. Los niños no tendrían que ser tan serios.

Tecnología

Este juego se volvió un fenómeno mundial que reúne a millones de jugadores y espectadores de partidas en directo.

Publicidad