Síguenos

 

Salud

Mezclar vacunas de Covid proporciona una fuerte respuesta inmune, según un estudio

Los investigadores de Oxford dicen que recibir una dosis de AstraZeneca, seguida por un refuerzo de Pfizer es casi tan efectivo como recibir dos dosis de Pfizer.

Un médico prepara una vacuna de AstraZeneca. Foto: Hau Dinh/AP

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Recibir distintas vacunas contra el Covid en la primera y segunda dosis produce una fuerte respuesta inmune al virus, de acuerdo con investigaciones que ayudarán a mejorar la adaptabilidad de los programas de vacunación en el mundo.

Científicos de Oxford observaron el impacto del enfoque mezclado de las vacunas con las personas que recibieron las dosis estándar de Oxford/AstraZeneca o Pfizer/BioNTech, o una combinación de ambas.

El estudio encontró diferencias claras en los niveles de anticuerpos contra el virus dependiendo de las dosis recibidas. Mientras que las dos dosis de Pfizer produjeron los niveles más altos de anticuerpos, una dosis de la vacuna Oxford seguida por un refuerzo de la Pfizer tuvo casi la misma potencia.

Otras combinaciones fueron menos efectivas. Aquellos que recibieron la dosis de Pfizer seguida por el refuerzo de Oxford tuvieron niveles de anticuerpos casi siete veces menores a quienes recibieron dos dosis de Pfizer, aunque de cualquier modo sus niveles fueron cinco veces mayores que los registrados en personas que recibieron dos dosis de AstraZeneca.

Te sugerimos: La variante Delta, presente en 85 países, reta a la vacunación Covid-19

“Ciertamente tienes un extra en tu sistema inmune si te refuerzas con la vacuna de ARN de Pfizer en lugar de reforzarte con la AstraZeneca”, aseguró Matthew Snape, investigador principal de las pruebas de Com-Cov y profesor adjunto de pediatría y vacunología en Oxford.

Los descubrimientos fueron publicados mientras la profesora Sarah Gilbert y sus colegas de Oxford recibían una ovación en Wimbledon, donde fueron invitados al palco real para el juego de inauguración.

Los ministros consideran ofrecer diferentes vacunas como refuerzos en otoño, y con base en los descubrimientos de Com-Cov (una investigación sobre los efectos de combinar dosis de dos farmacéuticas), administrar dosis de Oxford/AstraZeneca con un refuerzo de Pfizer. Esto parece una estrategia eficiente. “Con base en lo que observamos aquí, cambiar por una vacuna de ARN puede tener algunos beneficios en términos de anticuerpos”, dijo Snape.

El estudio de Com-Cov fue diseñado para observar si la mezcla de vacunas contra el Covid (en caso de una escasez de suministros, por ejemplo) proporcionaría tanta protección contra la enfermedad como las dos dosis de una misma vacuna.

Con base en los descubrimientos en un borrador de The Lancet, los científicos creen que cualquier combinación de las vacunas de Pfizer y Oxford proporciona una respuesta inmune más fuerte que la doble dosis de la vacuna Oxford, lo que significa que si Reino Unido u otros países necesitan mezclar vacunas, la protección de cualquier modo debería ser sustancial.

Las respuestas inmunes se midieron en 463 personas un mes después de recibir combinaciones distintas de vacunas con cuatros semanas de diferencia. Más estadísticas del estudio, programado para el mes que viene, observarán las respuestas inmunes al administrar las vacunas con 12 meses de separación. En Reino Unido, la mayoría de las vacunas se administran con entre 8 y 12 semanas de diferencia.

El estudio examinó la inmunidad de los linfocitos T (glóbulos blancos que ayudan a proteger al cuerpo de infecciones y cáncer). Mientras los anticuerpos se adherían al virus para detener la infección de células, los linfocitos T los buscaban las células infectadas. La mezcla de vacunas ha tenido un impacto significativo, con la actividad de las células T en las personas que recibieron la dosis de Oxford seguida por el refuerzo de Pfizer. La respuesta de los linfocitos T tuvo la mitad de potencia cuando la dosis de Pfizer tuvo un refuerzo de Oxford, y aún menor cuando las dosis fueron iguales.

Otro estudio de Oxford que aún no ha sido evaluado por la comunidad científica encontró que una tercera dosis de la vacuna de Oxford/AstraZeneca podría funcionar como un refuerzo efectivo. La tercera dosis recibida más de seis meses después de la segunda llevó a un aumento significativo de anticuerpos e incrementó la capacidad de los linfocitos T de combatir el coronavirus, incluyendo a las variantes, según los científicos.

No te pierdas: Combinar vacunas AstraZeneca y espaciarlas más mejora su eficacia, afirma Oxford

El profesor Andrew Pollard, presidente de Oxford Vaccine Group, dijo que todavía no se sabe si las personas necesitarán un refuerzo en otoño, pero las nuevas estadísticas muestran que la vacuna existente podría ser efectiva.

Las estadísticas también muestran que un intervalo prolongado de hasta 45 semanas entre la primera y segunda dosis también podría ser beneficioso, resultando en una respuesta de anticuerpos más alta después de la segunda dosis.

“Hay países que se enfrentan a futuras oleadas de la enfermedad en este momento, con la mayoría de la población no vacunada. Es una situación donde llevar la primera dosis a más personas, tan pronto como sea posible, es la prioridad más urgente, y ciertamente antes de que se administren las terceras dosis”, dijo Pollard.

“Tenemos que asegurarnos de que todas las personas vulnerables, los adultos mayores, quienes tengan otras condiciones, y que todo el mundo esté protegido”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

México

La aceleración de la campaña de vacunación iniciará este lunes y se aplicará la vacuna CanSino.

Mundo

Latinoamérica ha sido una de las regiones más golpeadas por la pandemia del covid-19. A la fecha acumula más de 40 millones de casos...

Ciudad de México

Las autoridades capitalinas estiman que en 6 días se aplicarán 678,685 vacunas, un promedio de 112,780 por día.

Mundo

La gente usa disfraces como protesta contra el manejo gubernamental de la pandemia que ha matado a más de 545 mil personas.

Publicidad