‘Como el infierno’: lo que dijeron los antiguos residentes de un hogar infantil en Londres en la investigación sobre abusos
La niña LA-A323 recibió una indemnización por parte del plan de compensación del Ayuntamiento de Lambeth, la cual, dijo, ha utilizado para ayudar a otras personas. Foto: Yui Mok/PA

Un informe ha descubierto que cientos de niños vulnerables de entre dos y 19 años sufrieron abusos sexuales, violencia e intimidación en los hogares infantiles administrados por el Ayuntamiento de Lambeth, en el sur de Londres, durante varias décadas desde finales de los años 60.

A continuación, tres relatos de algunas de las personas que aportaron a la investigación sus experiencias bajo el cuidado del Ayuntamiento de Lambeth.

Niño LA-A7

Tras ser acogido a mediados de la década de 1970 a la edad de ocho años, LA-A7 pasó un tiempo en el hogar infantil de mala reputación Shirley Oaks antes de huir y trasladarse a otro hogar, South Vale. Ahí fue víctima de abusos por parte de tres miembros masculinos del personal, incluido el trabajador esencial, Leslie Paul, quien lo llevó a su departamento y le tomó fotos.

LA-A7 se escapó pero la policía lo regresó a South Vale. “A menudo intentaba denunciar los abusos a otros miembros del personal y, en ocasiones, a la policía cuando me escapaba. Me acusaban de ser un mentiroso“, dijo. “Intenté explicarles que estaban abusando de mí y me dijeron que estaba mintiendo”.

Paul trabajó en el Ayuntamiento de Lambeth de 1979 a 1992, cuando fue despedido. En 1994 fue condenado a dos años y medio de prisión por agresión sexual, indecencia con un niño y por tomar fotos obscenas de un niño. En 2002 fue encarcelado durante 18 meses por delitos sexuales. En el 2016 fue condenado a 13 años de cárcel por 18 delitos de abuso sexual infantil.

Niña LA-A327

Cuando llegó al cuidado del Ayuntamiento de Lambeth en la década de 1970, con 12 años de edad, LA-A327 había tenido una vida familiar traumática y llena de abusos, había sido golpeada por su madre hasta quedar inconsciente. Su experiencia en los hogares infantiles fue, en todo caso, incluso peor. “Como el infierno”, dijo a la investigación.

Describió que la sometían constantemente a restricciones, la encerraban en su habitación por la noche y la obligaban a tomar tranquilizantes. Más tarde se cambió al hogar infantil de Calais Street, donde fue “violada continuamente” y, como resultado, quedó embarazada a los 15 años. Se mudó a una vivienda municipal donde la dejaron para que se las arreglara sola.

“Eso fue literalmente todo. Salí de Calais Street y me mudé a una vivienda municipal. Sin ayuda, sin muebles, sin nada… eso fue todo”, dijo en la investigación. “Me dejaron literalmente para que me las arreglara sola. Sin dinero, sin nada… Me acogió una familia; salí de ella y no había visto a mi familia en 14 años”.

Niña LA-A323

Cuando ingresó al centro de asistencia de Shirley Oaks en la década de 1970, LA-A323 solo tenía dos años de edad. Posteriormente fue hospitalizada después de que un miembro del personal la arrojara contra una mesa y la encerrara en un armario. También sufrió abusos sexuales por parte de un visitante masculino que, aunque no era su pariente, fue descrito como un “tío”.

Más tarde recibió una indemnización por parte del plan de compensación del Ayuntamiento de Lambeth (el cual ha repartido 46 millones de libras en total hasta agosto de 2020). Dijo en la investigación que lo había utilizado para ayudar a otros. “Cada sonrisa que Lambeth me quitó, me he asegurado de haberle dado una sonrisa a alguien más.