El CEO de Netflix dice que ‘cometió un error’ con los memorándums de Dave Chappelle
Ted Sarandos, coCEO de Netflix. Foto: Vickie Flores/EPA

El coCEO de Netflix, Ted Sarandos, dijo que “cometió un error” respecto a una serie de memorándums enviados al personal defendiendo el último especial de comedia de Dave Chappelle, pero que su postura sobre el material del artista “no ha cambiado”.

Los comentarios de Sarandos surgen a raíz de las numerosas críticas recibidas por el especial de Chappelle en Netflix The Closer, considerado por muchos como homófobo y transfóbico. En consonancia con la mayor parte de la reciente producción del cómico, el especial contiene bromas sobre los genitales de las personas transgénero, los pronombres y el rapero DaBaby, que realizó polémicos comentarios sobre el VIH/SIDA a principios de año, entre otros temas.

Tras su estreno, el 5 de octubre, Terra Field, ingeniera de software en Netflix, se manifestó en contra de la empresa en un hilo viral de Twitter, describiendo la comedia de Chappelle como un síntoma de “una cultura que margina e infravalora a las personas trans“.

Field fue una de los tres empleados suspendidos por la empresa por intentar asistir posteriormente a una reunión ejecutiva. Desde entonces fue reincorporada. El 16 de octubre, se informó que la empresa despidió a un empleado trans por filtrar documentos “comercialmente sensibles” a raíz de la controversia en torno al especial.

Los memorándums de Sarandos solo sirvieron para aumentar las tensiones tanto dentro como fuera de la empresa.

En un correo electrónico dirigido a todo el personal, obtenido por Variety, y enviado el 11 de octubre, el director de Netflix reconoció que algunos empleados estaban “enojados, decepcionados y heridos” por el especial, pero defendió el derecho de los creadores a la “libertad artística”.

“Con The Closer entendemos que la preocupación no se refiere a contenidos ofensivos para algunos, sino a títulos que podrían aumentar el daño en el mundo real… Aunque algunos empleados no están de acuerdo, tenemos la firme convicción de que el contenido en la pantalla no se traduce directamente a un daño en el mundo real”, comentó.

En un memorándum anterior sobre Chappelle, Sarandos señaló que algunas personas “consideran que (el stand-up) es mezquino, pero nuestros miembros lo disfrutan, y es una parte importante de nuestra oferta de contenidos“.

Anticipándose a una huelga de la empresa prevista para hoy (20 de octubre), Sarandos declaró ahora a The Hollywood Reporter que manejó mal la situación, pero que sigue apoyando el trabajo de Chappelle. Comentó que sus correos electrónicos “carecían de humanidad”, y no reconoció que “un grupo de nuestros empleados se sintió herido”, pero dijo que su postura “no había cambiado”.

“(El reto que tiene Netflix) es entretener al mundo (y) parte de ese reto significa que tienes audiencias con diversos gustos, diversas sensibilidades, diversas creencias”, señaló Sarandos. “Realmente no puedes complacer a todo el mundo o el contenido sería bastante aburrido. Y les decimos a nuestros empleados por adelantado que estamos intentando entretener a nuestros miembros, y que algunos de los contenidos de Netflix no les van a gustar… este tipo de compromiso con la expresión artística y la libre expresión artística en ocasiones entra en conflicto con el hecho de que la gente se sienta protegida y segura”.

Describió The Closer como “coherente con el sello de comedia de Dave Chappelle“, y comentó que no creía que fuera necesario añadir una advertencia sobre el contenido, tal como deseaban sus empleados.

Sarandos también destacó la “alianza que la compañía tiene con la comunidad LGBTQ+, incluyendo la inversión masiva en contenido y creadores y narradores”. A pesar de ello, es probable que muchas personas sigan sin sentirse satisfechas con la situación. La cómica lesbiana Hannah Gadsby, que ha realizado dos especiales para la empresa de streaming y fue nombrada en el memorándum de Sarandos del 11 de octubre, condenó a la empresa en Instagram el 15 de octubre, describiéndola como una “secta de algoritmos inmoral” y pidiéndole a Sarandos “(que no) arrastre mi nombre a su desastre”.

Por su parte, la productora Jaclyn Moore, showrunner de la serie de Netflix Dear White People, también ha anunciado que dejará de trabajar con la compañía. La productora, que es transgénero, expresó a Hollywood Reporter que el contenido de Chappelle era “la misma retórica que inspira a la gente a (infligir) violencia a las personas trans, que en sí misma es una epidemia.