Gwyneth Paltrow creó el programa de sexo más extraño del planeta
'En fin, hablemos de sus últimos orgasmos'… Sex, Love & Goop. Foto: Netflix

¿Alguna vez leíste la primera edición de Goop? Es un correo electrónico asombrosamente normal de 200 palabras en el que Gwyneth Paltrow explica que no solo come arroz integral y algas, como la gente cree, sino que en realidad come comida normal, solo que de forma bastante saludable, y de todos modos, ofrece una receta de ragú de pavo. Mirándolo ahora, es como contemplar una antigua reliquia de una civilización que ya no existe: un amuleto conservado de una versión pasada de internet, en la que una celebridad podía romper las ataduras de ser representada únicamente a través de los viajes cinematográficos y las revistas de moda para llegar a la gente y enseñarle cómo preparar muffins de plátano y nueces con harina integral; en la que se podía construir una reluciente industria de estilo de vida de 250 millones de dólares a partir de un único momento de honestidad. Ahora miren: tiene más sentido financiero que Paltrow venda tubos de jade y suero para el cabello que participar en otra película de Iron Man, y todos sabemos lo que significa “desacoplamiento consciente” y “me limpio la vagina con vapor”.

De cualquier manera, hablemos de tus últimos orgasmos. No han sido muy buenos, ¿verdad? ¿Qué? ¿Te sientes incómodo cuando establezco un intenso contacto visual contigo y digo “orgasmo” de esa manera? ¿Mientras hago una sonrisa que solo puede describirse como “desafiante”? Pues acostúmbrate, amigo. Sex, Love & Goop es un frenesí absoluto.

El formato general del programa es el siguiente: un grupo de parejas cuidadosamente seleccionadas, con estilo de vida saludable de Los Ángeles, han acudido a Paltrow, por alguna razón, para que los ayude a reconectarse a través del sexo y los juegos preliminares. Estas parejas abarcan todo el espectro de la experiencia humana: una pareja mayor que ha estado junta desde siempre, una pareja más joven con hijos, una pareja de artistas que parece que nunca han tenido realmente una conexión en el cuarto, lesbianas. El trastorno sexual fundamental de cada pareja se diagnostica en una mesa redonda encabezada por Gwyneth y a continuación son enviados, de forma diversa, a un experto terapeuta sexual holístico, un montón de mujeres elegantes y con canas prematuras que siempre amenazan con sacar un modelo 3D del clítoris, para que los guíe a través de los ejercicios que podrían ayudarlos a conseguir una vida sexual más saludable. En ocasiones puedes ver cómo un matrimonio estalla en tiempo real, y otras veces ves a la gente hacer ese curioso ruido que hacen cuando descubren que tienen una manía. Se escucha mucho la palabra “smörgåsbord“. Esa es la onda.

Pero, ¿es bueno? La respuesta es complicada. Netflix, más que cualquier otra plataforma o canal de streaming, se ha dado cuenta del poder que tiene el hecho de que todos los internautas hablen de lo mismo al mismo tiempo. Son maestros en el oscuro arte de hacer que una amplia audiencia vea algo que no les interesa solo para saber de qué demonios está hablando una audiencia aún más amplia: recordarás el modelo de discurso-información-horas de audiencia de Making a Murderer, Tiger King, Too Hot to Handle o, últimamente, El juego del calamar. Sin embargo, parece que Sex, Love & Goop pudo haber sido comentada así en las primeras reuniones de presentación: “¡La mujer de las velas vaginales que estuvo casada con Coldplay realizará el programa de sexo más extraño del planeta! ¡Imagina el potencial de memes!” Pero resultó algo totalmente distinto: un documental educativo, sano y no divertido, para parejas al borde de la crisis. No se parece a algo que un gigante del streaming podría tener en primera plana en su página de inicio, sino más bien a algo de un polvoriento videocasete que encuentras en la parte trasera del mueble de la televisión el año después de que tus padres tuvieron todas esas discusiones.

¿Para quién está realmente dirigido Sex, Love & Goop? Es difícil saberlo. Aunque Paltrow está ahí, y de forma deslumbrante: se muestra directa, divertida y genial, y tristemente puedo verme a mí mismo siendo convencido de tener una erección delante de las cámaras de alta definición de Netflix como resultado, no aparece lo suficiente como para saciar a cualquier aficionado a Goop que pueda estar viéndolo. El formato de la serie no es lo suficientemente entretenido como para que alguien que no esté en crisis sexual lo vea como un observador entretenido. La atmósfera de toda la serie está un poco fuera de lugar desde el principio: ocasionalmente, con la tensión nerviosa de las escenas de grupo de que “¡no hay respuestas erróneas!”, se parece a un día de trabajo en equipo en la oficina, solo que en lugar de tener sándwiches y una lluvia de ideas, tocan a la esposa de alguien. Si tienes problemas matrimoniales basados en la intimidad física, entonces por favor, por todos los medios, ve esta serie con tu pareja y tengan una conversación insoportable sobre el placer después. Todos los demás: creo que todos están hablando de la nueva temporada de You en este momento. Mira eso para ver de qué están hablando en su lugar.

Sex, Love & Goop se estrena en Netflix el 21 de octubre.