¿Sientes culpa por todo lo que compraste durante la pandemia?
'Oh, si solo hubiera gastado el dinero en una Travelcard'. Foto: Oliver Best/Getty Images/EyeEm

Nombre: Remordimiento de comprador pandémico.

Edad: Aproximadamente 20 meses.

Apariencia: Una bicicleta fija, cubierta de ropa vieja, destinada a morir sin haber sido usada.

¿De verdad? ¿Compraste una bicicleta fija? Por supuesto que sí. Mi gimnasio iba a cerrar y no quería ganar peso durante el confinamiento, así que derroché el dinero.

¿Funcionó? Por supuesto que no. La he utilizado solo una vez desde marzo de 2020, antes de volver a la actividad más tradicional del confinamiento de comer galletas y ver Tiger King. Pero al menos no soy el único.

¿No lo eres? En absoluto. De acuerdo con un informe recientemente publicado por How We Live, que encuestó a más de 4 mil adultos, nueve de cada 10 británicos compraron “regalitos” como ropa, freidoras de aire y equipos de entretenimiento para sobrevivir al infierno del confinamiento, y ahora se encuentran acribillados por la culpa.

¿Por qué? Al parecer, el 8% de los compradores dijo que nunca usó esos regalitos. Otro 9% ya no los utiliza, y el 11% los usa menos de lo previsto.

Es un gran desperdicio, ¿no? Espera un segundo. Esta fue una pandemia global como no hemos visto en un siglo. Nos sumergimos en un territorio completamente desconocido. Si el mecanismo de adaptación de la gente fue comprar una freidora de aire para la que no tenían mucho uso, es bastante fácil perdonarlos.

Sin embargo, no solo fueron las freidoras de aire, ¿verdad? Bueno, la gente también enloqueció con los jacuzzis (uno de cada 20 adultos encuestados compró uno). Más de un tercio de los que lo hicieron ahora se arrepienten de su decisión. Así que al menos puedo estar tranquilo al saber que esa fue la compra más tonta del confinamiento. Bueno, eso y la gente que se precipitó a comprar casas completas.

¿La gente se arrepiente de haber comprado casas? ¡Sí! La tendencia fue que muchos habitantes inquietos de la ciudad vendieron sus casas y se mudaron al campo porque el espacio extra les proporcionaba más espacio para trabajar desde casa.

Y ahora tienen que regresar a su oficina, ¿se están dando cuenta de que tienen que viajar más tiempo y que los servicios locales son más reducidos? Eso y que su casa es tan vieja que rechina en las noches como un barco pirata, por no hablar de una oferta de Deliveroo que consiste en un kebab de una estrella a media hora de distancia. Una encuesta de Aviva publicada en julio descubrió que la mitad de las personas que compraron una vivienda desde marzo de 2020 se han arrepentido de la cantidad que pagaron por ella. Solo uno de cada ocho personas que compraron antes de principios de 2017 se sintió igual.

Con razón se sienten mal. Pero oye, la gente tiene que tomárselo con calma. Lo que sea que te permita sobrevivir, ¿recuerdas?

Y para ti es una costosa bicicleta fija en perfecto estado. Mientras que para otros es una casa en ruinas en medio de la nada.

Di: “Nuestra sociedad hace que sea demasiado fácil comprar artículos costosos por impulso”.

No digas: “Ooh, un anuncio atractivo para que le dé clic”.