¿Cuál es la mejor comida para la fiesta de Navidad?
Una fiesta en tu boca: Las fáciles trufas de chocolate de Anna Jones. Foto: Matt Russell/The Guardian. Estilismo de la comida y utilería: Anna Jones. Ayudante de cocina: Nena Foster.

¿Cuáles son los mejores aperitivos para una fiesta?
Rachel, Hove

“Cualquier cosa que se pueda comer limpiamente de un bocado es ideal”, dice el columnista gastronómico de The Guardian, Ravinder Bhogal. “Se debe evitar todo lo que sea demasiado grande, complicado o que requiera masticar mucho: no hay nada peor que esos momentos incómodos en los que uno tiene la boca llena cuando de repente alguien entabla una conversación“.

Rachel tampoco quiere pasar todo el tiempo en la cocina, por lo que Itamar Srulovich, chef y copropietario de Honey & Co, Honey & Smoke y Honey & Spice en Londres, recomienda seguir el camino más fácil: “Nuestra regla de oro es preparar algo y comprar el resto”.

Una de esas cosas podrían ser los bollos calientes rellenos de queso. “Son muy fáciles”, dice Srulovich. “Ponlos en el horno cuando llegue todo el mundo y todo el lugar olerá a queso fundido“. Tiene algunas variaciones sobre el tema de los bollos rellenos de queso, pero la salsa harissa y el queso de cabra son especialmente sus favoritos (y están en su libro de cocina Honey & Co At Home). Mezcla 175 g de harina de trigo y 100 g de mantequilla en cuadritos en un recipiente, después incorpora medio huevo batido, 30 g de queso pecorino/parmesano rallado, 125 g de ricotta, 125 g de queso de cabra blando, 30 g de salsa harissa rosa y una cucharadita de sal y mezcla hasta obtener una masa. Divídela en dos, enrolla cada trozo en un tronco de 20 cm de largo y úntalo todo con la otra mitad del huevo. Mezcla otros 30 g de queso rallado con una cucharada de semillas de comino, pasa los troncos por esta mezcla y déjalos enfriar durante una hora. Corta cada tronco en 10 trozos y hornea a 200 ° C (180°C con ventilador) durante 13-15 minutos. “Si no tienes salsa harissa, utiliza pasta de tomate u omítelo por completo. ¿No tienes queso de cabra? Usa cheddar”. Sírvelo con rábanos, pepinillos y aceitunas, y no olvides el vino espumoso o la cerveza: “Los bollos rellenos de queso combinan particularmente bien con cualquier cosa burbujeante”.

Bhogal también apuesta por el queso, pero en forma de croquetas. Por supuesto, puedes preparar su receta de betabel, o elegir un aperitivo de aloo gobi con cheddar: “Prepara un curry de coliflor con comino, cilantro y chiles verdes, hazlo puré y después incorpóralo a una rica salsa bechamel con el sabor del cheddar de Montgomery. Haz bolitas, empanízalas y fríelas”. Estas pequeñas bellezas son “exquisitas y nostálgicas, como la coliflor frita con salsa de queso al instante”.

Para un hat-trick culinario de queso, Marie Mitchell, chef y cofundadora de Island Social Club, sugiere tartas de queso de cabra y cebolla caramelizada: “Dulces, ácidas, quizá un poco picantes o saladas, y siempre sumamente deliciosas”. Ella carameliza las cebollas, en aceite de oliva y mantequilla, si quieres ser extra indulgente, añadiendo azúcar o miel, vinagre balsámico o de vino tinto, y sal y pimienta, hasta que estén pegajosas, “durante 40 minutos mínimo”. “Y un poco de aceite de chile, si quieres una profundidad y calidez adicionales [y deberías]”. Ella pone el queso de cabra blando en mini moldes de hojaldre comprados en la tienda (o corta círculos de masa quebrada ya enrollada), lo cubre con las cebollas caramelizadas y lo mete en el horno para que se derrita el queso.

Toda fiesta necesita un final feliz, añade Bhogal, “y pocas cosas superan el placer sensorial de una madalena caliente, ¡solo pregúntale a Proust!”. Saboriza con miel, azahar o azafrán, o “añade crema de cacahuate, corta por la mitad y rellena con mermelada de frambuesa”.

Srulovich, por su parte, apuesta por “algo muy fácil”, por ejemplo, trufas de chocolate. “Me encantan los licores fuertes en ellas: ron, whisky, grappa”. Ahora, sin duda, te entretendrán.
¿Tienes un dilema culinario? Envía un correo electrónico a [email protected]m