Condenan a un chef tras la muerte de una persona y 31 enfermos por un pastel de carne de cordero, verduras y puré de papa
Croucher recibió una sentencia de cuatro meses de cárcel, con suspensión de la pena durante 12 meses. Foto: HNP Newsdesk/Hyde News & Pictures Ltd

En una comida para festejar la cosecha de la iglesia en un bar del pueblo terminó en tragedia cuando uno de los feligreses murió y otros 31 sufrieron una intoxicación por alimentos después de comer un pastel de carne de cordero, verduras y puré de papa que fue preparado incorrectamente por un chef apresurado.

Elizabeth Neuman, de 92 años, vomitó constantemente después de comer el pastel y murió, mientras que otros feligreses se “enfermaron de forma desagradable” y tres de los asistentes solo se salvaron porque eran vegetarianos, escuchó el tribunal de la corona de Reading.

El cocinero, John Croucher, que en ese momento era el chef jefe del Crewe Arms, en el pueblo de Hinton-in-the-Hedges, en Northamptonshire, recibió una condena de cuatro meses de cárcel, con suspensión de la pena durante 12 meses, tras admitir el cargo de infracción de la legislación alimentaria.

Al defenderse en el tribunal, Croucher, de 40 años, declaró: “Odio decirlo, realmente odio decirlo, pero creo que me precipité. Me precipité”. Dijo que durante 20 años trabajó en cocinas y que ahora era “un mejor chef” debido a la “horrible, horrible circunstancia”.

Y añadió: “El remordimiento es una subestimación. Es algo que nunca olvidaré. Debido a esto, soy un mejor chef y es una pena que el costo tuviera que ser el que fue”.

La jueza, Sarah Campbell, indicó: “El 8 de octubre de 2018, 35 aldeanos fueron al Crewe Arms para una comida para festejar la cosecha. Treinta y dos personas comieron el pastel de carne de cordero, verduras y puré de papa. Una persona sana y en buen estado de salud falleció por una hemorragia gastrointestinal inducida por el vómito. Ninguna sentencia que dicte puede reflejar la pérdida causada a la familia”.

“Croucher fue el chef esa noche. La carne molida no estaba bien cocinada y fue colocada en una sartén con agua helada. Croucher tenía que irse, así que colocó la carne molida en plástico transparente y la puso en el refrigerador durante la noche. Después de dejarla, la cocinó nuevamente y le añadió el puré de papas caliente. No midió la temperatura cuando lo sirvió”.

El tribunal recibió información de que los miembros de la congregación de la iglesia de la Santísima Trinidad no querían tomar represalias contra el bar, su propietario, Neil Billingham, o Croucher, quien ya no trabaja ahí.

Sin embargo, la jueza expresó su preocupación por el historial del bar, diciendo: “El Crewe Arms es un bar importante para la comunidad local. He leído muchas referencias de miembros de la comunidad. Todos dijeron que se trataba de un error único, pero si se analizan las pruebas, no se trata de un error único”.

El bar debió haber tomado medidas para mejorar. Las inspecciones de 2015 le dieron tres estrellas y en 2017 le dieron solo una”.

En defensa de Billingham y su empresa, Bobcat Pub Co, Christopher Hopkins comentó al juez: “Podrá ver que Billingham contactó a los residentes locales que se vieron afectados poco después, disculpándose por el incidente. También me pide que exprese sus condolencias a la familia Neuman en su nombre”.

Billingham, de Northampton, que admitió tres cargos de contravención a la legislación alimentaria, fue multado con 9 mil libras y se le ordenó pagar mil libras de costas judiciales. Su empresa fue multada con casi 3 mil libras.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales