El ranking de las escenas de sexo más insólitas del cine
Escenas eróticas en el cine. Foto: Tomada de Youtube.
10

Ecstasy (1933)


En 1933, la estrella austriaca Hedy Lamarr (que también tuvo una notable carrera paralela como inventora) apareció en el drama erótico checo Ecstasy interpretando a Eva, que nos dio el primer orgasmo femenino de la historia del cine. Se trata simplemente de un primer plano ampliado de su rostro, después de que la cabeza de su amante desaparece del fondo del fotograma, mientras ella se entrega al placer y al éxtasis. Hay algunos cortes reveladores, como el de su mano acariciando algún material, y también uno de su collar de perlas cayendo al piso.

Después, Eva fuma lentamente un cigarrillo, contribuyendo así a establecer uno de los grandes temas postcoitales del cine.

9

Shortbus: Tu última parada (2016)

Esta comedia hardcore sobre las relaciones kink del director John Cameron Mitchell está inspirada en las veladas aventureras que el director vivió en Nueva York a principios de siglo, y gira en torno a “Shortbus”, un club que su anfitrión describe como “un salón para los dotados y desafiados”. La escena inicial de esta película es uno de los grandes momentos del autoerotismo: una masturbación gimnástica, con un final feliz que, además, convierte en obsoleto el chiste de por qué los perros se lamen las pelotas.

8

Liberté (2019)

Quizás el dogging ha sido poco representado en el cine erótico, pero la premiada fantasía histórica de Albert Serra le dio a todo el asunto un toque de clase. En los años anteriores a la Revolución Francesa, un grupo de libertinos con peluca, aristócratas expulsados de la corte de Luis XVI, se reúnen en sus carruajes en un bosque para observar a otros aristócratas haciendo cosas pervertidas en un claro iluminado por la luna, y ocasionalmente participando ellos mismos. Como los vampiros, murmuran pensamientos sadianos entre ellos mientras uno de ellos se somete con entusiasmo a una horrible paliza.

7

El Rey León (1994)

Disney no es muy conocido por su erotismo, pero un momento de este clásico hace franca alusión a la vida sexual de su héroe, Simba. Tras ser engañado y quedar huérfano por las malvadas artimañas de su malvado tío Scar, Simba escapa al exilio, donde se convierte en león adulto y se reúne con su amiga de la infancia, Nala, que ahora es una atractiva leona. Se enamoran y juguetean con la canción Can You Feel the Love Tonight. Es un sí rotundo. En cierto momento, Nala se reclina en una pose evidentemente sexual y provocativa.

6

La bestia (1975)

El peliagudo tema de las relaciones entre humanos y animales ha sido dramatizado en varias películas, como en Everything You Always Wanted to Know About Sex* (*But Were Afraid to Ask) de Woody Allen (oveja), Max Mon Amour de Nagisma Oshima (chimpancé) y Zoo de Robinson Devor (caballo). Pero la representación más puramente escandalosa tuvo que ser la de La Bestia, del maestro del arte-erótico Walerian Borowczyk. Una joven estadounidense hereda una fortuna con la condición de que se case con un extraño aristócrata y criador de caballos francés cuyos antepasados tuvieron una extraña relación con una enorme bestia fálica que vive en el bosque. Las necesidades sexuales de esta criatura no tardan en manifestarse de forma horrible.

5

El abogado del crimen (The Counselor) (2013)

El concepto del sexo con carros tiene a los conocedores cinéfilos asintiendo pensativamente sobre Crash de David Cronenberg y la ganadora de la Palma de Oro Titane de Julia Ducournau.

Sin embargo, Ridley Scott superó a todos esos presuntuosos de Cannes con la asombrosa escena de su thriller El abogado del crimen. En ella, Cameron Díaz mantiene relaciones sexuales con un carro deportivo, un Ferrari California amarillo, que pertenece al personaje de Javier Bardem, mientras este mira estupefacto desde el asiento del conductor, mientras ella se extiende íntimamente por el parabrisas sin ropa interior. Posteriormente, Bardem la describe de forma poco galante como “uno de esos comedores de fondo que ves subiendo por el lado del acuario”. La escena se rodó en el campo de golf de Stoke Park, en Buckinghamshire.

4

007: Misión espacial (Moonraker) (1979)

En el papel de 007, Roger Moore regresa a la Tierra triunfante después de salvar al planeta de los malvados planes intergalácticos de Hugo Drax, interpretado por Michael Lonsdale, por lo que los diversos peces gordos de los servicios de inteligencia estadounidenses y británicos se enteran de lo que ocurre en su nave espacial a través de una conexión de video en vivo, para encontrar a Bond celebrando sexo en gravedad cero con la científica de la Nasa, la Dra. Holly Goodhead, interpretada por Lois Chiles. “Dios mío, ¿qué está haciendo Bond?”, balbucea un alto diplomático. “Creo que está intentando reingresar, señor”, dice Q, en uno de los chistes finales más espeluznantes en la historia de Bond.

3

El imperio de los sentidos (1976)

Esta película siempre fue mucho más extraña y satírica que sexy (aunque se dice que popularizó la arriesgada práctica de la asfixia autoerótica en Estados Unidos). La comida sexual juega un papel importante. El dueño del hotel, Kichi (Tatsuya Fuji), comienza un romance obsesivo con la sirvienta Sada (Eiko Matsuda), plantea el tema de la comida humedecida con el cuerpo del otro y después se impone a ella para que introduzca un huevo íntimamente y lo vuelva a “poner” como una gallina. Esto forma parte del surrealista y extraño teatro de la sexualidad que representan los dos.

2

Equipo América: Policía Mundial (2004)

Aquí está: la que muchos consideran la mejor escena de sexo con títeres de la historia, o simplemente la mejor escena de sexo de la historia, y fácilmente una de las más explícitas. En este drama con títeres, Gary (con la voz de Trey Parker) es un sensible actor de Broadway reclutado por el grupo de fuerzas especiales de élite, Equipo América, para que pueda infiltrarse en una célula criminal internacional utilizando sus poderes de empatía teatral. Lisa (con la voz de Kristen Miller) es la bella psicóloga que diseña las sofisticadas estrategias antiterroristas del Equipo América. Los dos tienen sexo salvaje, en una escena que expone brutalmente la forma en que Hollywood filma con falsa modestia y evasión las escenas de sexo humano sin títeres. El parecido de Lisa con Lady Penélope, de Thunderbirds, la ha hecho aún más popular en el Reino Unido.

El ranking de las escenas de sexo más insólitas del cine - y-tu-mama-tambien
Diego Luna, Maribel Verdú y Gael García Bernal en Y tu mamá también. Foto: Moviestore Collection Ltd/Alamy
1

Y tu mamá también (2001)

Una escena de sexo genuinamente caótica, romántica, cómica y cariñosa. Dos jóvenes, Tenoch y Julio, interpretados por Diego Luna y Gael García Bernal, emprenden un alocado viaje por carretera en compañía de una glamurosa mujer mayor de espíritu libre, Luisa, interpretada por Maribel Verdú, que tiene sus propios problemas secretos. Están enamorados de ella, y tiene sexo con cada uno de ellos en un intento de aliviar el ambiente hormonal de tensión y competencia. Pero intuye que puede ocurrir algo más y, en la escena cumbre, se reúnen para hacer un trío en la habitación de un motel durante el cual ella se escapa, dejando a los dos chicos besándose apasionadamente y teniendo sexo.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales