Claire Foy dice que las escenas de sexo la hicieron sentir expuesta y explotada
'Es lo más desagradable que puedes hacer'. Claire Foy como duquesa de Argyll en Un escándalo muy inglés que se emitirá en el canal BBC One el día después de Navidad. Foto: Chris Raphael/BBC/Blueprint Pictures

La filmación de las escenas de sexo dejó a la actriz Claire Foy sintiéndose expuesta y explotada, dijo, antes de la emisión de la última adaptación de Un escándalo muy inglés, en la que protagoniza a una duquesa cuya vida privada se convirtió en el tema de los chismes escandalosos durante el proceso de su divorcio.

Foy interpreta a Margaret Campbell, la duquesa de Argyll, famosa por su carisma, belleza y estilo, y que fue víctima de la publicación de fotografías explícitas después de que su esposo solicitó el divorcio alegando adulterio.

La audiencia de 1963 se centró principalmente en la vida sexual de la duquesa, y su esposo, Ian Campbell, calculó públicamente el número de hombres con los que creía que ella tuvo relaciones sexuales, además de proporcionar fotos explícitas que pretendían mostrarla en el acto.

Casi 60 años después, Foy comentó que le costó mucho trabajo filmar las escenas de sexo en la adaptación a la pantalla. Dijo: “Es un tema muy difícil porque básicamente te sientes explotada cuando eres una mujer y tienes que realizar sexo falso en la pantalla. No puedes evitar sentirte explotada”.

“Es desagradable, es lo más desagradable que puedes hacer. Te sientes expuesta. Todo el mundo puede hacer que intentes no sentirte así, pero desafortunadamente es la realidad”.

“Pero por mi parte, sentí muy firmemente que tenía que estar en ello, pero quería que fuera femenino. No quería que fuera ese tipo de experiencia sexual horrible del clímax que con frecuencia se ve en la pantalla cinematográfica”, dijo a Woman’s Hour de la BBC Radio 4.

El proceso de divorcio de la vida real reveló acusaciones de falsificación, robo, violencia, consumo de drogas, grabaciones secretas y sobornos. La duquesa fue criticada por el juez, quien la condenó en su sentencia como una “mujer muy sexual” que no estaba “satisfecha con las relaciones normales y que comenzó a entregarse a actividades sexuales repugnantes para satisfacer un apetito sexual inmoral”.

El hecho de que la pareja tuviera un matrimonio abierto del que su marido también se aprovechó y de que le robó su propiedad privada y, al parecer, solo solicitó el divorcio cuando ella dejó de pagar sus cuentas, fue considerado en gran medida como algo irrelevante.

En respuesta a la sugerencia de que la duquesa fue la primera mujer en ser “avergonzada como puta públicamente” por los medios de comunicación, Foy rechazó el término. Comentó: “Odio la expresión ‘slut-shaming’, la odio por completo. Pero creo que las mujeres han sido avergonzadas como putas desde siempre. Creo que Eva probablemente fue avergonzada”.

Y añadió: “Hay algo que simplemente odio, la redefinición de la propiedad de ese título, y que se utilice de forma que lo justifique incluso más. Creo que la simple palabra ‘puta’ probablemente no debería existir”.

La serie de tres capítulos será emitida por el canal BBC One durante tres noches consecutivas a partir del día después de Navidad. Sarah Phelps, que anteriormente escribió The Pale Horse, And Then There Were None y Dublin Murders, es la guionista de la serie, y la directora es la cineasta noruega Anne Sewitsky.

El programa es obra del equipo responsable de la serie de la BBC Un escándalo muy inglés, protagonizada por Hugh Grant y Ben Whishaw como el político liberal Jeremy Thorpe y su amante Norman Scott.