‘Parece el periférico’: Los puertos más concurridos de Estados Unidos atascados por unas fiestas pandémicas
Contenedores marítimos almacenados en el Puerto de Los Ángeles en San Pedro, California. Foto: Mario Tama/Getty Images

La temporada navideña en los puertos de Long Beach y Los Ángeles, el complejo portuario más activo de Estados Unidos, siempre ha sido agitada. Sin embargo, el 2021 es un año diferente a todos los demás.

El auge de las compras causado por la pandemia y la crisis de la cadena de suministro han provocado un retraso sin precedentes de los barcos que permanecen en alta mar y las enormes montañas de contenedores coloridos que obstruyen todo el astillero. Dentro del puerto, miles de empleados trabajan sin descanso para descargar estos contenedores uno por uno, enviando las televisiones, bicicletas, suministros médicos y otros artículos de su interior a los trenes y a los transportistas que esperan, cuyos tráileres se extienden hasta los vecindarios residenciales cercanos. Los productos finalmente llegan a los almacenes y tiendas y a los brazos de los ansiosos consumidores.

“Es como estar en una autopista con tránsito”, dijo Danny Miranda, presidente del Local 94 del ILWU, el sindicato que representa a los trabajadores portuarios, sobre el complejo portuario. “No hay lugar a donde ir. Se están utilizando todos los espacios”.

La frenética temporada navideña remata un año sin precedentes para el puerto. El aumento de las ventas al consumidor, la escasez de trabajadores y la ralentización de los principales centros de transporte durante la pandemia crearon una crisis en la cadena de suministro mundial, lo que provocó el aumento de los costos y la escasez de mercancías y contenedores.

En junio, el puerto de Los Ángeles se convirtió en el primero del hemisferio occidental en procesar 10 millones de unidades de contenedores en un periodo de 12 meses. Mes tras mes, el complejo ha registrado con regularidad cifras récord de buques de carga atascados esperando en aguas cercanas. El retraso, por el cual algunos barcos permanecen varados en las aguas de los puertos durante semanas, emitiendo sustancias contaminantes, está creando problemas tanto para los consumidores como para los minoristas, especialmente en la temporada navideña.

'Parece el periférico': Los puertos más concurridos de Estados Unidos atascados por unas fiestas pandémicas - contenedores-LA-1280x768
La pandemia provocó una avalancha de compras en línea por parte de los consumidores, desestabilizando la cadena de suministro mundial. Foto: VCG/Getty Images

“El último trimestre del año siempre es muy ajetreado. Salimos del verano, de los trajes de baño y de las sillas de jardín y entramos al flujo normal de carga de Navidad”, comentó Miranda, que empezó a trabajar en el puerto en 1978. “Nunca antes tuvimos tanta carga en nuestro puerto, según mi experiencia“.

Las autoridades locales y el gobierno de Biden están trabajando para reducir el retraso, incluyendo la posibilidad de realizar operaciones 24 horas al día, siete días a la semana. Sin embargo, con la escasez de camioneros para transportar las mercancías y la falta de espacio en los almacenes para guardarlas, todavía falta mucho para regresar a los niveles normales de tráfico.

A medida que la pandemia se imponía en Estados Unidos, trajo consigo confinamientos y acceso restringido a los servicios, lo que provocó el aumento del gasto de los consumidores en bienes. Los estadounidenses siguen gastando mucho más en bienes que en el pasado y la cadena de suministro tiene dificultades para seguir el ritmo.

“La gente quiere su envío al día siguiente. Amazon creó ese modelo y ahora todos estamos atrapados en él”. Danny Miranda

“Los estadounidenses están comprando un 20-25% más de contenedores de China. Si tienes un sistema que está diseñado para crecer entre un 2-4% y le pides que crezca de la noche a la mañana un 25%… No es posible“, señaló Edward Renwick, vicepresidente de la junta de comisionados del puerto de Los Ángeles, en una reciente reunión de la junta directiva.

El aumento de la demanda de los consumidores, junto con los problemas de la cadena de suministro y el constante retraso de los buques a las afueras de los puertos, que en conjunto trasladan el 40% de las importaciones de contenedores en Estados Unidos, sin duda afectarán las compras navideñas de este año. Los expertos prevén que se produzca una escasez de artículos como bicicletas, juguetes y aparatos electrónicos personales, y que se produzcan grandes retrasos en los electrodomésticos.

'Parece el periférico': Los puertos más concurridos de Estados Unidos atascados por unas fiestas pandémicas - buque-de-mercancia-1280x828
Decenas de buques portacontenedores esperan frente a la costa de los congestionados puertos de los alrededores de Los Ángeles. Foto: Alan Devall/Reuters

“Creo que habrá bastantes cosas que no estarán disponibles para Navidad”, dijo Bill Michels, vicepresidente de operaciones para América del Chartered Institute of Procurement and Supply.

“No creo que la gente podrá conseguir el tipo de regalos que tenía pensado comprar. Habrá menos opciones”.

Los minoristas alentaron a los consumidores a comprar con antelación durante esta temporada navideña. Mientras tanto, el complejo portuario ha estado trabajando durante meses para afrontar el retraso, colaborando con el gobierno de Biden para encontrar soluciones, ampliando las horas de trabajo, presionando a las empresas para que retiren los contenedores vacíos con mayor rapidez y consiguiendo más espacio de almacenamiento.

Durante los primeros días de la pandemia, los puertos se encontraban prácticamente paralizados, recordó Miranda, ya que se redujeron drásticamente las importaciones debido al Covid-19, creando problemas en la cadena de suministro en todo el mundo. Los contagios también ralentizaron la actividad; en un momento determinado, a principios de este año, antes de la amplia disponibilidad de vacunas, poco más del 5% de los 15 mil trabajadores portuarios de los dos puertos se contagiaron de coronavirus. A lo largo de la pandemia, han muerto 22 trabajadores a causa del Covid-19.

“La pandemia creó muchas cosas diferentes. La gente quiere su entrega al día siguiente. Amazon creó ese modelo y ahora todos estamos atrapados en él”, dijo Miranda. “La gente se quedó en casa encerrada durante la pandemia y comenzó a utilizar el comercio en línea. Creo que ahí empezó todo”.

'Parece el periférico': Los puertos más concurridos de Estados Unidos atascados por unas fiestas pandémicas - traileres-1280x906
Los tráileres esperan en una larga fila para entrar a una terminal portuaria en el puerto de Long Beach en noviembre. Foto: Luis Sinco/Los Angeles Times/REX/Shutterstock

Los empleados portuarios están trasladando más carga de la que el complejo ha visto en más de un siglo de actividad. Las terminales marítimas están operando a más del 100% de su capacidad para gestionar el aumento, señaló Gene Seroka, director ejecutivo del puerto de Los Ángeles, en una reciente reunión de la junta de comisionados portuarios de Los Ángeles.

“No existe ninguna palanca que podamos utilizar para sacar toda esta carga del anclaje tan rápido como uno quisiera”, comentó Seroka. “Son todos estos esfuerzos breves al unísono los que seguirán liberando nuestros puertos para trasladar más carga”.

Reducir el retraso en el complejo portuario requerirá en última instancia más camioneros, advierten los expertos, y la disminución de la demanda de los consumidores. Estados Unidos necesita aproximadamente 80 mil conductores más de los que tiene actualmente, según el principal organismo comercial del sector, un déficit impulsado por los bajos salarios, los largos horarios y las difíciles condiciones de trabajo.

“Todos aquellos que se quejan de la escasez de la cadena de suministro… deberíamos estar pensando en qué podemos hacer para detener la pandemia”. Katheryn Russ

California aumentó el peso de las cargas que los camioneros tienen permitido transportar en las carreteras estatales y amplió la capacidad del departamento de vehículos para entregar licencias comerciales. No obstante, sin un número significativamente mayor de conductores para transportar la mercancía, se mantendrá el retraso, explicó Katheryn Russ, profesora de economía en la UC Davis.

“Lo único que resolverá esto, es tener más camioneros“, comentó Russ. “Lo más eficaz [sería] el aumento de los salarios de los camioneros y eso corresponde a las empresas de transporte”.

Los problemas de la cadena de suministro también pueden suponer una llamada de atención para que los consumidores reflexionen sobre su conducta de consumo, señaló Russ. “Me sirve de recordatorio del exceso en mi vida diaria”, comentó. “No es el caso de todo el mundo, pero en el caso de muchos de nosotros, tenemos demasiadas cosas, así que es un gran recordatorio de cómo podemos ser más amables con el medio ambiente”.

'Parece el periférico': Los puertos más concurridos de Estados Unidos atascados por unas fiestas pandémicas - barcos-en-el-pacifico-1280x853
Barcos vistos lejos de la costa en el puerto de Long Beach. Aunque está disminuyendo la congestión, se prevé que continúen los problemas en la cadena de suministro. Foto: Mike Blake/Reuters

Miranda y los responsables portuarios tienen la esperanza de que el proyecto de ley de infraestructuras de mil 200 millones de dólares firmado recientemente por Joe Biden ayude a mitigar los problemas a largo plazo, con la asignación de 17 mil millones de dólares para los puertos. Las inversiones en el sector ferroviario también aumentarán la capacidad, lo que permitirá que el traslado de la mercancía sea más rápido.

Sin embargo, mientras tanto, la mejor estrategia para solucionar la escasez en la cadena de suministro, según Russ, es mitigar la propagación del Covid-19, aumentar la disponibilidad de pruebas rápidas y solucionar la pandemia.

“Todos aquellos que se quejan de la escasez en la cadena de suministro, ya sea los altos cargos del gobierno o la gente en la calle que hace compras, deberíamos estar pensando en qué podemos hacer para detener la pandemia“, señaló. “Hay cosas que todos podemos hacer: cubrebocas, lavarnos las manos, vacunarnos”.

“Todas esas son cosas que nosotros, como individuos, podemos hacer y deberíamos hacer como un deber patriótico para ayudar al mundo a mitigar el virus y eso le ayudará a nuestra economía y evitará estos déficits relacionados con la cadena de suministro”.