Planta de la semana: planta de hoja de mono o de queso suizo
Foto: Prick Ldn

¿Por qué me va a encantar?

La Monstera adansonii es bonita y tiene mucho carácter. Sus hojas en forma de corazón parecen haber sido utilizadas por Matisse para crear sus recortes: es fácil ver de dónde proviene uno de sus nombres comunes, planta de queso suizo.

¿Luz o sombra?

Prefiere la luz brillante e indirecta.

¿Dónde debería colocarla?

La mía se encuentra en un aparador en una habitación orientada al este. Tiene hojas de tamaño mediano (más pequeñas que las de su prima Monstera deliciosa, la clásica planta de queso suizo) y le encanta arrastrarse, por lo que un lugar elevado es ideal. Procedente de la selva tropical, la Monstera adansonii está acostumbrada a recibir la sombra de las copas de los árboles, por lo que puede tolerar estar alejada de una ventana.

¿Cómo la mantengo viva?

Como planta tropical, agradece la humedad y el calor. Rocíala con frecuencia, mantén la temperatura en torno a los 18-27°C (mínimo 12°C) y riégala semanalmente. Esta especie tiene raíces aéreas, así que utiliza una rama de bambú para sostener su crecimiento.

¿Sabías que…?

Su nombre, Monstera (que significa “monstruo” en latín), hace referencia al aspecto inusual de sus hojas. Sin embargo, debido a la presencia de oxalatos de calcio insolubles, sus hojas son ligeramente tóxicas para los seres humanos y las mascotas y pueden provocar molestias estomacales si son ingeridas.