Los ecoductos que ayudan a los animales a cruzar por las carreteras más transitadas del mundo
Los caminos exclusivos para la fauna silvestre ayudan a los animales, desde los perezosos hasta los tigres, a pasar por las carreteras más transitadas. Foto: (en el sentido de las agujas del reloj, desde la parte superior izquierda) Sloth Conservation Foundation/Florida Department of Transportation/Norris Dodd/Wildlife Institute of India

Desde un diminuto puente ferroviario para lirones en Reino Unido hasta los alces, ciervos y osos que se benefician de una serie de nuevos pasos para animales en Colorado, los puentes para la fauna silvestre están viviendo un momento importante. A medida que sigue creciendo la huella humana en el planeta, un número cada vez mayor de carreteras y vías ferroviarias incorporan disposiciones para posibilitar el paso de la fauna silvestre a través de los paisajes fragmentados.

En enero, publicamos un artículo sobre los planes de Suecia de construir una serie de “renoductos” para ayudar a los renos a atravesar las principales carreteras del país. Desde entonces, la Administración de Transporte sueca ha completado un ecoducto sobre la carretera E6 en Skåne, en el sur, el tercero en el país. En California, está programado que en 2022 comiencen las obras del puente para la fauna salvaje más grande del mundo, con el fin de conectar poblaciones aisladas de pumas que se encuentran en el norte de Los Ángeles y que se están volviendo peligrosamente endogámicas. El presidente de Estados Unidos Joe Biden destinó 350 millones de dólares de su plan de infraestructuras de 1.2 billones de dólares al desarrollo de puentes para la fauna salvaje, con el fin de reducir el multimillonario costo anual de los accidentes.

“Hace 10 años, los pasos de fauna eran experimentales. No sabíamos si iban a funcionar o no. Ahora se ha demostrado que logran grandes reducciones en el número de choques. En algunos casos, reducciones del 85% al 99%”, dice Rob Ament, experto en ecología vial en la Universidad Estatal de Montana. “Se pueden diseñar para muchas especies. Incluso en las llanuras, estamos logrando pasos para alces en Dakota del Norte”.

En todos los continentes existen puentes para la fauna: hay un paso subterráneo para elefantes cerca del monte Kenia; en Holanda hay una red de ecoductos que podría ayudar a que la primera manada de lobos del país en más de 140 años logre atravesar el densamente poblado país; las tuberías de agua suspendidas ayudan a los loris de Java, en peligro de extinción; y un puente para bisontes podría ayudar a los animales a cruzar el Mississippi.

A continuación, cinco proyectos de todo el mundo que ayudan a los animales a abrirse camino:

Alligator Alley, Florida

El tramo de 129 km de carretera entre Naples y Fort Lauderdale divide los Everglades, un enorme pantano que es el hogar de miles de caimanes, venados y la pantera de Florida, en peligro de extinción. Solía ser famosa por los choques contra la fauna a alta velocidad, hasta que la carretera se convirtió en una autopista de cuatro carriles y se instalaron pasos. En la actualidad, docenas de pasos subterráneos y vallas ayudan a la fauna a transitar por la carretera. Un estudio realizado con cámaras trampa descubrió que las panteras, los osos negros, los zorrillos, los venados, los murciélagos, las aves e incluso los peces utilizan los pasos, y crece la esperanza de que se pueda ampliar la red de puentes para la fauna silvestre hacia el norte del estado para conectar posibles hábitats para la pantera de Florida. “Las vallas son fundamentales en Alligator Alley. Se trata de una malla de alambre de tres metros de altura con tres líneas de alambre de púas en la parte superior. Es para mantener la fauna fuera de la carretera y dentro del paso”, explica Brent Setchell, ingeniero de diseño del Departamento de Transporte de Florida, que identifica los posibles lugares de paso mediante el seguimiento de los choques contra panteras y osos en la carretera. “Lo fascinante es que empezamos a supervisar los pasos hace cuatro o cinco años. Descubrimos una gran cantidad de vida salvaje”.

Los ecoductos que ayudan a los animales a cruzar por las carreteras más transitadas del mundo - 1-58
Una pantera de Florida cruza por debajo del Alligator Alley, anteriormente famoso por el peligro que suponía para la fauna salvaje. Foto: Florida Department of Transportation

‘El túnel del amor’ en la Gran carretera alpina, Australia

Extendiéndose a través de los Alpes Victorianos, en el sureste de Australia, la Gran carretera alpina supuso una amenaza existencial para una colonia de zarigüeyas pigmeas de montaña, en peligro crítico de extinción. Aunque solo existen alrededor de 150 de estos marsupiales en Mount Little Higginbotham, los análisis revelaron diferencias genéticas entre los subgrupos separados por la carretera, que también se ven amenazados por los incendios, la desaparición de sus fuentes de alimento y las especies invasoras. Los conservacionistas decidieron construir un “túnel del amor” entre los grupos aislados para mejorar los pasos y reforzar sus posibilidades de supervivencia. En los dos últimos veranos se han detectado 30 zarigüeyas que utilizan el túnel del amor, con frecuencia en primavera, cuando despiertan de la hibernación. Los diminutos marsupiales pueden cruzar el túnel de casi 15 metros en solo 15 segundos, a veces demasiado rápido como para que las cámaras de teledetección puedan captarlos.

Los ecoductos que ayudan a los animales a cruzar por las carreteras más transitadas del mundo - 1-59
Revisión de una zarigüeya pigmea en el santuario de North Head, en Manly, Sídney. En los dos últimos veranos se han detectado 30 de estos marsupiales que utilizan el ‘túnel del amor’ a través de los Alpes Victorianos. Foto: Dan Himbrechts/AAP

El corredor para tigres de India

Los primeros pasos subterráneos destinados para la fauna salvaje en India fueron una victoria muy disputada para los defensores del medio ambiente. Los nueve pasos en la reserva de tigres de Pench fueron una medida de mitigación ordenada por los tribunales que se aplicó en la carretera más larga del país, la carreta nacional 44, de 4 mil 112 km, que recorre el centro del país. Todavía se producen choques contra grandes felinos en la autopista de varios carriles, sin embargo, los ecologistas señalan que los pasos subterráneos han evidenciado la necesidad de más pasos de fauna en la red de carreteras de India. Un estudio realizado en 2019 con cámaras trampa descubrió que al menos 18 especies utilizan los pasos, entre ellas tigres, dingos, osos perezosos, civetas y leopardos. “Según nuestros cálculos, aproximadamente 55 mil km de carreteras atraviesan los bosques y las áreas protegidas de India, muchos de ellos a través de corredores de vida silvestre”, comentó Milind Pariwakam, un ecologista vial de Wildlife Conservation Trust Mumbai, al periódico Hindu. Ahora existen más proyectos de infraestructuras con pasos de fauna, entre ellos la autopista Delhi-Mumbai, de mil 380 km, actualmente en construcción, que incluye los primeros puentes para animales de India.

Los ecoductos que ayudan a los animales a cruzar por las carreteras más transitadas del mundo - 1-60
Los activistas lucharon por conseguir una serie de pasos subterráneos situados bajo la carretera nacional 44, de varios carriles, en la India. Se han visto tigres, dingos, osos perezosos, civetas y leopardos utilizándolos. Foto: Wildlife Institute of India

El paso para elefantes de Bután

Casi 700 elefantes asiáticos deambulan por los bosques de Bután, en el extremo oriental del Himalaya. Este pequeño país budista, situado entre China e India, es conocido por sus espectaculares paisajes y su liderazgo medioambiental, ya que es uno de los pocos países con emisiones negativas de carbono del mundo. En los 183 km de su autopista este-oeste se construyeron los primeros pasos subterráneos para elefantes de Bután con el objetivo de ayudar a estos animales en peligro de extinción a desplazarse a través del territorio. El seguimiento realizado entre 2015 y 2017 reveló que se registraron 70 grupos de elefantes cerca de los pasos, y que tres cuartas partes pasaron por las estructuras.

Los ecoductos que ayudan a los animales a cruzar por las carreteras más transitadas del mundo - 1-61
Los elefantes asiáticos, en peligro de extinción, pueden cruzar la autopista este-oeste de Bután gracias a una serie de pasos subterráneos. Foto: Norris Dodd/Asian Development Bank

Puentes para perezosos en Costa Rica

Los pasos de fauna no siempre son puentes o pasos subterráneos. En Costa Rica se utilizan puentes colgantes para ayudar a los perezosos, los monos y otros animales salvajes a cruzar las carreteras para combatir los atropellos, los ataques de perros y las electrocuciones en los cables eléctricos. Los puentes colgantes, que cuestan alrededor de 200 dólares, son instalados por la Sloth Conservation Foundation en zonas donde se ha interrumpido la selva tropical por el desarrollo humano en la costa caribeña del país. Cruzar las carreteras suele ser una tarea mortal para estas lentas criaturas, y los puentes en las copas de los árboles también ayudan a combatir la endogamia. “La gente los ve y piensa que están tan desprovistos de medios para sobrevivir porque los ves cruzando carreteras e intentando desplazarse y se ven tan torpes e inútiles”, dijo a Bloomberg a principios de este año Rebecca Cliffe, directora de la Sloth Conservation Foundation. “Pero si los sitúas en una selva tropical bien conectada, entonces se convierten en maestros de la supervivencia”.

Los ecoductos que ayudan a los animales a cruzar por las carreteras más transitadas del mundo - 1-62
Un perezoso evita el tránsito en Costa Rica utilizando un puente colgante especial. Foto: Sloth Conservation Foundation