Fallece André Leon Talley, influyente periodista de moda, a los 73 años
André Leon Talley, una figura pionera en el mundo de la moda y exeditor general de Vogue estadounidense, falleció a la edad de 73 años. Foto: Joshua Bright/The Guardian

André Leon Talley, el influyente periodista de moda y exeditor general de la revista Vogue estadounidense bajo la dirección de Anna Wintour, falleció a la edad de 73 años.
TMZ informó que Talley falleció el martes en un hospital de Nueva York, a causa de una enfermedad desconocida. Su agente literario, David Vigliano, confirmó posteriormente su muerte.

Talley, un personaje más grande que la vida -y de 1.98 metros de altura-, fue una figura pionera en el mundo de la moda, tan conocida por sus mordaces comentarios y su ostentosa presencia como por los caftanes, sombreros y túnicas que usaba con frecuencia. En una carrera que abarcó seis décadas, Talley aprovechó su posición para defender la diversidad en las pasarelas y entre bastidores en el mundo de la moda.

La diseñadora y amiga cercana Diane von Furstenberg fue una de las personas que le rindió homenaje el miércoles. “Adiós querido André… nadie vio el mundo de una forma más glamurosa que tú”, escribió. “Nadie fue más grandioso y con más alma que tú”.

“Para una generación de chicos, André Leon Talley fue una luz de gracia y aspiración”.

Nacido en 1948 y criado en Carolina del Norte en la época de Jim Crow, Talley fue un defensor de la moda durante toda su vida, recordando en sus memorias de 2020 The Chiffon Trenches cómo solía visitar su biblioteca local para leer ejemplares de la revista Vogue, que llegó a personificar un mundo en el que “nunca pasaban cosas malas”. En una entrevista con The Guardian en 2020, Talley recordó que los estudiantes de su universidad lo apedreaban cuando los domingos cruzaba el campus para comprar la revista Vogue.

Fallece André Leon Talley, influyente periodista de moda, a los 73 años - anna-wintour
André Leon Talley y Anna Wintour en la semana de la moda de Nueva York en 2011. Foto: Eugene Gologursky/WireImage

Su carrera en el mundo de la moda comenzó con una pasantía para la exeditora de Vogue Diana Vreeland en el Museo Metropolitano de Arte en 1974. Vreeland, impresionada por sus habilidades, presentó a Talley a sus contactos en el estudio Factory de Andy Warhol y en la revista Interview, donde trabajó como recepcionista. Comenzó a escribir para publicaciones como W y el New York Times, pero fue en Vogue estadounidense donde se dio a conocer, ascendiendo hasta convertirse en el director de noticias de la revista, y después en director creativo hasta 1995, cuando dejó la revista. Tres años después regresó a la revista y se mantuvo como editor general hasta 2013.

La larga relación laboral de Talley con la editora de Vogue, Anna Wintour, se convirtió en el principal argumento de venta de sus segundas memorias, The Chiffon Trenches, en las que Talley criticó implacablemente a su exjefa. Talley consideraba que perdió su apoyo porque “de repente me volví demasiado viejo, con demasiado sobrepeso y para nada atractivo”. Wintour, escribió, era incapaz de tener “una simple amabilidad humana” y “nunca se apasionó por la ropa. El poder era su pasión”. En su libro también detalló el abuso sexual que sufrió de niño, y el racismo y el sizeism (discriminación por su altura) con los que se encontró a lo largo de su vida.
Se sintió “en casa” en el mundo de la moda, dijo en una ocasión a The Guardian, porque “no había víctimas, solo egos de alto octanaje”.

En 2021 fue más benévolo respecto a Wintour, comentando a The Cut: “Ella es la emperatriz. Ha trabajado mucho. Ha pasado por muchas batallas. Se merece todo lo que le den. A los 72 años, tener ese trabajo, es muy, muy, muy impresionante. Le deseo lo mejor”.

Talley también fue juez en el programa America’s Next Top Model y, en 2008, se convirtió en asesor de moda de la familia Obama. Entrevistó a Michelle Obama para la revista Vogue cuando ella asumió el papel de primera dama en 2009, y más tarde la llamó “la mujer más a la moda de Estados Unidos”. Sin embargo, en 2020 criticó públicamente a los Obama por celebrar una fiesta de cumpleaños durante la pandemia del Covid-19, diciendo al New York Times: “Creo que los nuevos ricos de los Obama son seriamente insensibles… los Obama se encuentran en plan María Antonieta, de mal gusto, desconectados de la realidad. Necesitan recordar sus humildes orígenes”.

Talley nunca definió públicamente su sexualidad, y se definió a sí mismo como “fluido”. Nunca tuvo una relación, dijo en una ocasión, algo que atribuyó al abuso que sufrió cuando era niño. “Le di todo a mi carrera”, dijo al New York Times. “Diane von Furstenberg comentó: ‘Tenía miedo de enamorarse’, y supongo que así era. Creo que tenía miedo y creo que estaba reprimido. Crecí en un hogar muy estricto. Pero al estar en este mundo, moviéndome con toda esta gente increíble… me bastaba con tener la amistad de Karl o la de Yves Saint Laurent o la amistad de Azzedine Alaïa”.

Talley escribió dos memorias y fue el tema del documental de 2018 The Gospel According to André.

Cuando le preguntaron si habría sido más feliz trabajando fuera del mundo de la moda, Talley respondió que no. “Mi historia es un cuento de hadas de excesos, y en todo cuento de hadas existe la maldad y la oscuridad, pero la superas con la luz”, contó una vez a The Guardian. “Quiero que cada persona con la que me cruce -el desconocido en la calle, el miembro de la iglesia que está en la banca de al lado- sienta amor”.