‘Asesinado por la indiferencia’: Un fotógrafo murió congelado en una concurrida calle de París
El fotógrafo suizo René Robert, de 85 años, era conocido por sus fotografías de algunas de las estrellas del flamenco más famosas de España. Foto: Jean-Louis Duzert/Avalon

La muerte de un hombre de 85 años que, según se informa, falleció de hipotermia tras caerse y pasar nueve horas tirado e ignorado en una calle del centro de París donde hacía mucho frío, provocó dolor, ira e incredulidad en Francia y fuera de ella.

René Robert, fotógrafo suizo conocido por sus fotografías de algunas de las estrellas del flamenco más famosas de España, falleció la semana pasada después de resbalarse durante uno de sus paseos nocturnos por el concurrido vecindario parisino en el que vivía.

De acuerdo con su amigo el periodista Michel Mompontet, Robert se cayó en la calle Rue de Turbigo, entre la Place de la République y Les Halles.

Se mareó y se cayó“, dijo Mompontet en una serie de tuits. “Incapaz de levantarse, permaneció inmóvil en el lugar, en el frío, durante nueve horas, hasta que un indigente llamó a los servicios de emergencia. Demasiado tarde. Tenía hipotermia y no pudo aferrarse a la vida. Durante esas nueve horas, ningún transeúnte se paró a comprobar por qué ese hombre estaba tirado en la banqueta. Ni uno solo”.

Mompontet, que también relató las circunstancias de la muerte de su amigo en France TV Info, dijo que Robert fue “asesinado por la indiferencia“, y añadió: “Si esta horrible muerte pudiera servir para algo, sería para esto: cuando un ser humano está tirado en la banqueta, deberíamos ver cómo está, sin importar qué tan ocupados estemos. Detengámonos solo un segundo“.

Mompontet señaló que mucha gente –él mismo incluido– con frecuencia miraba hacia otro lado cuando se trataba de personas en la calle. “Antes de impartir lecciones o acusar a alguien, tengo que resolver una pequeña cuestión que me inquieta”, dijo el periodista a France TV Info. “¿Estoy 100% seguro de que me habría detenido si me hubiera enfrentado a esa escena, un hombre en el suelo? ¿Nunca le di la espalda a un indigente acostado en una puerta?”.

La muerte, que ocurrió en una zona de París donde muchos indigentes duermen a la intemperie, detonó un debate sobre la responsabilidad cívica y la decencia humana básica.

Un titular de Le Figaro indicaba: “El fotógrafo René Robert, muerto en la indiferencia de la mitad de la calle”.

La embajada española en Holanda tuiteó: “El fallecimiento de René Robert, que con su cámara inmortalizó a todos los grandes artistas del flamenco, cuestiona nuestra conciencia colectiva“.

Robert, quien fotografió a leyendas del flamenco como Camarón de la Isla y Paco de Lucía, fue recordado por otro de sus protagonistas más recientes.

“Muy triste por la pérdida de René Robert, a quien tuve la suerte de conocer y de que me fotografiara”, dijo el cantante de flamenco Arcángel, ganador de un Grammy. “No puedo entender por qué nadie lo ayudó; no quiero pensar que vivimos en una sociedad con tan pocos valores“.

La Asociación El Olivar, que trabaja en Madrid con jóvenes sin hogar desde hace más de 30 años, dijo estar triste pero no sorprendida. “Mucha gente habla de la terrible historia de René Robert”, indicó en un tuit. “Pero la realidad es que ese es el cruel día a día de los que viven y mueren en la calle. ¿Qué nos pasa como sociedad que algo así puede ocurrir?

De acuerdo con las asociaciones de personas sin hogar, 600 personas mueren en las calles de Francia cada año.