El director de hospitales de París propone cobrar la atención a los pacientes no vacunados
El director de los hospitales de París, Martin Hirsch. Foto: Daniel Pier/NurPhoto/Rex/Shutterstock

El director de hospitales de París planteó la cuestión de si a los pacientes de Covid-19 que se han negado a vacunarse se les debería cobrar el tratamiento de urgencia en caso de que se enfermen gravemente a causa del virus.

Martin Hirsch señaló que el acceso a la atención hospitalaria está abierto para todas las personas, pero cuestionó si esto debe ir de la mano de la “responsabilidad, permitiendo que todo el mundo se beneficie”, en lo que consideró un “debate delicado”.

“Cuando se dispone de una herramienta de prevención gratuita, que se puede utilizar, que está reconocida como algo útil por la comunidad científica, y uno la rechaza, ¿lo hace sin sufrir ninguna consecuencia? ¿O acaso decimos que te trataremos, pero que no hay razón para que no sufras consecuencias cuando sí las habrá para otros pacientes que tienen dificultades para recibir tratamiento y no pueden hacer nada al respecto?”, expresó Hirsch en el programa de televisión C à vous.

Sus comentarios provocaron la indignación y las peticiones de su renuncia, incluso por parte de varios candidatos para las elecciones presidenciales de abril.

Anne Hidalgo, del Partido Socialista, señaló que hacer que las personas que dudan de las vacunas paguen por el tratamiento no era la solución. “Tenemos una estrategia y tenemos que seguir educando a la gente”, dijo.

Danièle Obono, del partido de extrema izquierda La France Insoumise (LFI), fue una de las personas que pidió la renuncia de Hirsch, argumentando que tanto las personas vacunadas como las no vacunadas contribuyeron económicamente a pagar el sistema de salud. Julien Aubert, diputado de la derecha dominante Les Républicains, acusó a Hirsch de “mezclar la política con las funciones administrativas”.

En Francia, alrededor de 30 mil personas están recibiendo tratamiento contra el Covid-19 en los hospitales. De acuerdo con los médicos, los pacientes no vacunados de Covid-19 representan el 70% de los pacientes que se encuentran en cuidados intensivos en París y Burdeos, y más del 90% en Marsella y Niza. Se calcula que un día en la unidad de cuidados intensivos le cuesta al contribuyente francés alrededor de 4 mil 628 euros, mientras que una dosis de la vacuna le cuesta al Estado 20 euros.

Christopher Prudhomme, del servicio de ambulancias del suburbio de París, dijo que los comentarios de Hirsch eran escandalosos. “Ese no es su trabajo. Buscar un chivo expiatorio es catastrófico. Si entramos a la espiral de selección de pacientes, ¿vamos a hacer que los fumadores paguen el tratamiento contra el cáncer de pulmón o a castigar a los obesos porque comen demasiado?