El papa Francisco utiliza una silla de ruedas en público por primera vez
El papa Francisco llega en silla de ruedas para asistir a una audiencia con monjas y superiores religiosos en el Vaticano. Foto: Alessandra Tarantino/AP

El papa Francisco fue visto usando una silla de ruedas en público por primera vez el jueves, días después de que informó que recibe tratamiento para el dolor de rodilla.

El pontífice, que ha sufrido dolor en su rodilla derecha desde hace algún tiempo, fue llevado en silla de ruedas al aula Pablo VI en la ciudad del Vaticano para una reunión con monjas y madres superioras de todo el mundo.

En una entrevista concedida al periódico Corriere della Sera el martes, Francisco, de 85 años, comentó que pronto le iban a realizar una pequeña “intervención con infiltración” debido a una distensión de ligamentos.

Al final de una audiencia con obispos de Eslovaquia la semana pasada, el papa, sentado en una silla, se disculpó por no poder ponerse de pie para saludar a sus invitados.

Hay un problema, esta rodilla no funciona“, comentó. “Tengo que obedecer al doctor, que me dijo que no caminara”.

El periódico Il Messaggero indicó que las monjas le aplaudieron largamente al papa mientras su asistente de mayor confianza lo llevaba en silla de ruedas al aula. Aunque ya había utilizado antes una silla de ruedas, esta fue la primera vez que apareció en una en público.

El pontífice también dijo al periódico Corriere que estaba “preparado para viajar a Moscú” después de solicitar una reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin, en relación con la guerra en Ucrania, pero que todavía no había recibido una respuesta.

Francisco fue reprendido por el patriarca Kirill de Moscú, jefe de la iglesia ortodoxa rusa, tras exhortarle a no convertirse en el “monaguillo” del Kremlin durante la entrevista. Kirill, un estrecho aliado de Putin que respalda la guerra en Ucrania, acusó al papa de haber elegido un “tono incorrecto” para transmitir su mensaje y de que tales comentarios perjudicarían el diálogo entre las dos iglesias.

Mientras tanto, Madonna solicitó una reunión con el papa. En su cuenta de Twitter, la cantante escribió: “Soy una buena católica. ¡Lo juro! ¡Quiero decir, yo no juro! Han pasado varias décadas desde mi última confesión. ¿Sería posible reunirnos un día para discutir algunos asuntos importantes?

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales