La marioneta gigante Little Amal se reunirá con los niños refugiados ucranianos en Polonia
Little Amal frente a la embajada ucraniana en Londres en marzo. Foto: Alastair Grant/AP

Tras el viaje de 8 mil 46 kilómetros que realizó el año pasado a través de Europa para llamar la atención sobre la difícil situación de los refugiados, Little Amal (Pequeña Amal), una marioneta gigante de una niña siria de 10 años, viajó a Polonia para reunirse con los niños que han huido de la guerra en Ucrania.

Amal se convirtió en un símbolo internacional del desplazamiento y la pérdida –pero también de la compasión y la generosidad– cuando, en compañía de un equipo de marionetistas y personal de apoyo, caminó desde Gaziantep, cerca de la frontera entre Turquía y Siria, hasta Manchester entre julio y octubre.

Esta semana, la marioneta gigante de 3.5 metros visitará las ciudades polacas de Lublin y Cracovia para reunirse con niños y familias ucranianas refugiadas que han abandonado sus hogares desde que Rusia lanzó su ofensiva militar el 20 de febrero.

Amir Nizar Zuabi, el director artístico de The Walk, el viaje transeuropeo de la marioneta gigante Amal, comentó: “En un momento de cambio mundial sin precedentes, los viajes de Amal trascienden las fronteras, la política y el idioma para contar una nueva historia de humanidad compartida, y para garantizar que el mundo no olvide a los millones de niños desplazados, cada uno con su propio potencial para mejorar las comunidades en las que, como esperamos, encontrarán refugio”.

El viaje a Polonia, que incluye la visita a Przemyśl, una ciudad cercana a la frontera con Ucrania, se debe a la invitación de los alcaldes de Lublin y Cracovia y de la embajada ucraniana en Polonia. Amal y su equipo llevan consigo ayuda y suministros destinados a atender las necesidades de los niños pequeños.

Aleksander Sola, vicepresidente de Folkowisko Foundation, que respalda el viaje, comentó: “Esperamos que Amal dirija la atención del mundo hacia la crisis de refugiados que Europa no ha experimentado desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Amal simboliza a los millones de refugiados que se han visto obligados a abandonar sus hogares”.

Amal, cuyo nombre significa esperanza en árabe, fue creada por Handspring, la empresa que fabricó las marionetas equinas del espectáculo War Horse. Se necesitan tres marionetistas para manejar a Amal.