Anteponer el planeta al futbol, pide a la ONU la jefa de la cumbre sobre la naturaleza COP15
Doha en Qatar. Elizabeth Maruma Mrema, de la COP15, dijo: ‘Pueden ir al Mundial, pero ¿qué significa si cuando regresan no hay más vida?’. Foto: P Pattisson/Guardian

Los líderes mundiales no deben permitir que el Mundial de Futbol de Qatar los distraiga de una cumbre simultánea sobre la naturaleza, o correrán el riesgo de verse avergonzados por el resultado, advirtió la jefa de biodiversidad de la ONU.

Este mes de diciembre, los delegados viajarán a Montreal, Canadá, para asistir a la conferencia de la ONU sobre la biodiversidad, conocida como COP15, con la finalidad de negociar un nuevo conjunto de objetivos globales para la naturaleza durante la próxima década, después de dos años de retrasos, y cuyo acuerdo final está previsto para la víspera de la final del Mundial, el 18 de diciembre.

Los presidentes y primeros ministros acostumbran asistir al Mundial, sin embargo, Elizabeth Maruma Mrema, secretaria ejecutiva del Convenio sobre la Diversidad Biológica de la ONU, instó a los líderes mundiales a mantenerse concentrados en las negociaciones sobre la naturaleza, sobre las cuales las organizaciones ecologistas han advertido que se encuentran en crisis debido a la falta de compromiso de los gobiernos.

La COP15 comenzará solo dos semanas después de que finalice la COP27, centrada en cuestiones climáticas, en Egipto, donde se espera que los países anuncien compromisos más sólidos para limitar el calentamiento global a 1.5°C por encima de los niveles preindustriales. Es probable que las conversaciones entabladas en Sharm el-Sheikh tengan un impacto significativo en el tono de la cumbre sobre la biodiversidad.

Todos los líderes tendrán que pensarlo dos veces (sobre el conflicto entre la COP15 y el Mundial de Futbol). Pueden ir al Mundial, pero ¿qué significa si cuando regresan no hay más vida?“, señaló Mrema.

“Si van a Qatar, entonces deberían dejar instrucciones apropiadas”, añadió. “De lo contrario, quedarán avergonzados”.

Tanto en las negociaciones sobre las cuestiones climáticas como sobre la biodiversidad se han observado importantes divisiones entre el norte y el sur del mundo. Durante las dos semanas de conversaciones mantenidas en Nairobi el mes pasado, los países tuvieron dificultades para progresar en el texto final, y se produjo un desacuerdo en particular sobre el dinero para financiar el proyecto de objetivos, la aplicación del acuerdo y la “biopiratería”.

En una conversación con The Guardian desde la conferencia de la ONU sobre los océanos que se llevó a cabo en Lisboa, Mrema reconoció que los avances han sido lentos y señaló que eran necesarias las aportaciones de los gobiernos en las negociaciones, que en esta fase son en gran medida técnicas, para salir del punto muerto en que se encuentran las cuestiones importantes.

Realmente necesitamos un impulso político. Los líderes hablan de un acuerdo transformador y ambicioso. Si las negociaciones se mantienen así, probablemente terminaremos con un marco, pero probablemente no será ambicioso, innovador ni lo que se espera para cambiar realmente la pérdida de biodiversidad“, señaló.

En la reunión del G7 celebrada la semana pasada, el gobierno canadiense indicó que tanto Boris Johnson como Emmanuel Macron hablaron sobre la COP15 en reuniones con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

A pesar de que se organizará en Montreal, la cumbre permanecerá bajo la presidencia de China, tras haber sido reubicada desde Kunming después de que la política de cero covid del país hiciera que fuera imposible llevarla a cabo en dicha ciudad. Mrema señaló que los gobiernos trabajarían juntos para que la COP15 de China se desarrolle en suelo canadiense.

“Canadá será el líder en lo que respecta a garantizar que encontremos un lugar adecuado para la conferencia y que contemos con todas las instalaciones necesarias. Sin embargo, China seguirá dirigiendo el contenido de las negociaciones bajo su presidencia”, explicó.

La COP15 comenzará en Montreal el 5 de diciembre, y antes de esa fecha está prevista otra ronda de negociaciones para intentar superar el estancamiento de las principales cuestiones del acuerdo. Está previsto que el último día, el 17 de diciembre, se concluya el acuerdo sobre la naturaleza, celebrado una vez cada década, y se prevé la asistencia de los ministros durante los días previos.

Encuentra más cobertura sobre la era de la extinción aquí, y sigue a los reporteros de biodiversidad Phoebe Weston y Patrick Greenfield en Twitter para conocer las últimas noticias y artículos.