Guerra entre Rusia y Ucrania: lo que sabemos al día 187 de la invasión
Un trabajador repara una tubería de agua junto a un cráter tras un ataque aéreo ruso contra la ciudad de Bakhmut, en la región ucraniana de Donetsk, el 28 de agosto. Foto: Anatolii Stepanov/AFP/Getty Images
  • Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania, se reunió en secreto con representantes de los sectores de defensa y seguridad de Ucrania el domingo. “Todos los asuntos que consideramos son importantes, pero son secretos, no puedo entrar en detalles”, señaló. A la reunión asistieron los jefes del ejército, de las agencias de inteligencia, del ministerio de defensa, del ministerio del interior, del servicio de seguridad ucraniano, así como de otras fuerzas de defensa.
  • La artillería rusa atacó los pueblos ucranianos situados al otro lado del río de la planta nuclear de Zaporizhzhia, informaron las autoridades locales el domingo. El gobernador regional, Oleksandr Starukh, indicó que las fuerzas rusas atacaron edificios residenciales en la ciudad principal de Zaporizhzhia y en la ciudad de Orikhiv, situada más al este. Las fuerzas armadas ucranianas informaron sobre bombardeos en otras nueve ciudades de la zona, situadas en la orilla opuesta del río Dniéper con respecto a la planta.
  • El organismo de control nuclear de la ONU espera recibir autorización para que sus funcionarios visiten la planta “con el objetivo de ayudar a estabilizar la situación de seguridad y protección nuclear en el lugar”. El director de la empresa Energoatom, Petro Kotin, comentó a The Guardian que la visita del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) se podría llevar a cabo antes de finales de mes, aunque la ministra de Energía ucraniana, Lana Zerkal, comentó a una emisora de radio local que no estaba convencida de que Rusia estuviera negociando de buena fe.
  • Estados Unidos señaló que Rusia no quiere reconocer el grave riesgo radiactivo existente en la planta nuclear ucraniana de Zaporizhzhia, y añadió que esa fue la razón por la que bloqueó el borrador final de un tratado relativo a la no proliferación nuclear. “La Federación Rusa fue la única que decidió bloquear el consenso en torno a un documento final al término de la Décima Conferencia de Examen del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP). Rusia lo hizo con el propósito de bloquear un lenguaje que se limitaba a reconocer el grave riesgo radiactivo existente en la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia, en Ucrania”, indicó un comunicado del Departamento de Estado de Estados Unidos.
  • Persiste la preocupación sobre el posible riesgo de fugas de radiactividad en la planta. Las autoridades ucranianas y rusas emitieron nuevas advertencias sobre el riesgo de fugas radiactivas, después de los bombardeos que las partes se atribuyeron mutuamente. El operador energético estatal de Ucrania advirtió que existen “riesgos de fugas de hidrógeno y emisiones de sustancias radiactivas”. Rusia ha ignorado las numerosas peticiones internacionales de desmilitarización de la zona.
  • Es probable que los ucranianos pasen el invierno más frío de las últimas décadas, comentó su jefe del sector del gas, ya que está previsto que se enciendan más tarde los termostatos de sus sistemas de calefacción centralizados de la era soviética y se reduzcan. Yurii Vitrenko, director de la empresa estatal de gas Naftogaz, indicó que las temperaturas interiores oscilarán entre los 17°C y los 18°C, es decir, alrededor de cuatro grados menos de lo normal, y aconsejó a los ciudadanos que reservaran cobijas y ropa abrigadora para cuando las temperaturas exteriores desciendan hasta y menos del promedio invernal de -10°C.
  • Alemania está reponiendo sus reservas de gas con mayor rapidez de lo previsto a pesar de los drásticos cortes de suministro rusos y debería cumplir el objetivo de octubre antes de lo previsto, informó el gobierno. La principal economía europea depende en gran medida del gas ruso y está intentando incrementar sus reservas antes del invierno, mediante la adopción de medidas de ahorro energético en las últimas semanas y la compra masiva de gas a otros proveedores.
  • Se espera que los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea suspendan la próxima semana la concesión de visas a los turistas rusos. Esta medida de la Unión Europea no supone una prohibición total, pero complicaría y encarecería considerablemente la obtención de documentos de viaje. El jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, señaló que la prohibición carecería del apoyo necesario. “No creo que el hecho de cortar la relación con la población civil rusa ayude y no creo que esta idea cuente con la unanimidad necesaria”, comentó al canal de televisión austriaco ORF el domingo.