El rey Carlos se dirigirá a la nación mientras comienza el periodo de luto por la reina
Tributos en la puerta del Palacio de Buckingham en la mañana del viernes tras la muerte de la reina. Foto: Alicia Canter/The Guardian

El primer día completo del reinado del rey Carlos III comenzó, con el nuevo monarca viajando a Londres para reunirse con la primera ministra y preparar un discurso nacional en la tarde del viernes.

Tras pasar la noche en Balmoral, el rey viajará con Camila, ahora reina consorte, a la capital.

Carlos se encontraba en Balmoral cuando el Palacio de Buckingham anunció que la reina había fallecido pacíficamente en dicho lugar en la tarde del jueves a la edad de 96 años.

Para el rey, habrá muy poco tiempo para guardar luto en privado. Una vez en Londres se espera que se reúna con el conde mariscal, actualmente Edward Fitzalan-Howard, el duque de Norfolk, para aprobar los planes cuidadosamente programados para los próximos días y semanas.

Se esperaba que el rey, de 73 años, pregrabara el viernes un discurso televisado a la nación a primera hora de la noche.

Ha declarado que se guardará un periodo de luto real oficial a partir del viernes que durará hasta siete días después del funeral de Estado de la reina. El luto real es respetado por los miembros de la familia real, así como por el personal de las casas reales y por las tropas que cumplen funciones ceremoniales.

Liz Truss, en su cuarto día como primera ministra, será invitada al Palacio de Buckingham para reunirse con el nuevo monarca el viernes.

También formará parte de los altos ministros y políticos que se espera asistan al servicio público de oración y reflexión que se llevará a cabo en la Catedral de San Pablo, en el centro de Londres, a las 18:00 horas. El servicio será transmitido por la BBC e incluirá el audio del discurso televisado del rey a la nación en caso de que coincida con el servicio.

Truss tendrá que confirmar la duración del luto nacional, que probablemente supondrá un período de alrededor de 12 días, que terminará el día siguiente al funeral.

Se esperaba que el funeral de Estado de la reina se llevara a cabo el lunes 19 de septiembre, aunque esto no ha sido confirmado de manera oficial. Además, se preveía que el gobierno lo declarara como un día feriado.

Las campanas sonarán en San Pablo, la Abadía de Westminster y el Castillo de Windsor a mediodía del viernes, y es probable que las iglesias de todo el país hagan lo mismo.

Al mismo tiempo, los parlamentarios y los pares de la Cámara de Representantes comenzarán las sesiones rindiendo homenaje a la reina. Se espera que Truss dirija los homenajes en la Cámara de los Comunes, que está previsto que continúen hasta las 10 de la noche.

A la 1 de la tarde, se disparará una salva de 96 disparos, uno por cada año de vida de la reina, en Hyde Park y en otras estaciones de tiro oficiales.

Los ciudadanos se congregaron fuera de los edificios reales a primera hora de la mañana del viernes. En el Palacio de Buckingham, los dolientes, muchos de ellos vestidos de negro, se reunieron junto a cientos de ramos de flores de colores y mensajes que fueron dejados durante la noche y a primera hora de la mañana. Una gran bandera de la Unión, en tonos negros y grises, fue colocada en el flanco derecho de las puertas, mientras que la policía mantenía a la multitud alejada de las puertas principales, situadas más a la izquierda.

Se instalaron sitios dedicados a tributos florales del público en Green Park y Hyde Park, cerca del Palacio de Buckingham en Londres, así como en Cambridge Gate en Windsor.

También dejaron mensajes de agradecimiento a la reina y condolencias para su familia entre los tributos florales del público colocados a las puertas del castillo de Balmoral. Uno de ellos decía: “Gracias reina Isabel II por su servicio a nuestra nación”.

Otra tarjeta indicaba: “Gracias por su dedicación, servicio y reinado. Ha sido una fuente de inspiración y una figura tranquilizadora durante toda mi vida”.

Debido a que el anuncio del fallecimiento de la reina se dio a conocer a últimas horas del jueves, a las 18:30 horas, se entendió que el viernes sería el primer día de los quince días de actividades cuidadosamente programados para conmemorar su fallecimiento.

La situación significa que, en el marco de los complejos planes, cuyo nombre en clave es puente de Londres, el viernes fue considerado el Día D o D+0.

El rey Carlos será anunciado de manera formal como nuevo soberano el sábado, cuando el Consejo de Adhesión se reúna en el Palacio de St. James. Tradicionalmente, esta reunión tiene lugar a las 10 de la mañana y el rey de armas Garter la lee al aire libre desde el balcón de Friary Court.

También se producirá una inusual sesión parlamentaria el sábado, en la que los miembros más veteranos del parlamento jurarán lealtad al rey a partir de las 14:00 horas. Se espera que el pésame continúe de nuevo hasta las 10 de la noche.

La sesión terminará con un “humilde discurso formal” dirigido al rey, “expresando la profunda solidaridad de la cámara”, según indica un comunicado de la Cámara de los Comunes.

Todos los parlamentarios tendrán la opción de jurar ante el rey, pero no están obligados a hacerlo.

Lo que ocurrirá hoy

El rey y la reina regresarán a Londres: Carlos y Camila pasaron la noche del jueves en Balmoral y regresarán a Londres el viernes.

12:00 pm: Se espera que las campanas de las iglesias suenen en todo el país en conmemoración de la reina.
12:00 pm: Los parlamentarios rendirán homenaje a la reina en la Cámara de los Comunes, liderados por la primera ministra, Liz Truss, y el presidente de la Cámara, Lindsay Hoyle.
13:00 pm: Se dispararán salvas –un disparo por cada año de vida de la reina– en Hyde Park, en Londres, y en otras estaciones.
18:00 pm: El rey pronunciará un discurso televisado a la nación, que tiene previsto pregrabar. Rendirá homenaje a la reina y jurará su deber de servicio como nuevo soberano.
18:00 pm: Servicio en la Catedral de San Pablo, miembros de la población, la primera ministra y otros altos miembros del gobierno asistirán al servicio público de conmemoración en la Catedral de San Pablo en el centro de Londres.
Luto en la corte: Los miembros de la familia real y de las casas reales guardarán un período de luto real que durará hasta siete días después del funeral de la reina, cuya fecha será confirmada por el Palacio de Buckingham.
Luto nacional: El gobierno confirmará la duración del luto nacional, que probablemente será de aproximadamente 12 días, desde hoy hasta el día después del funeral de la reina. También anunciará que el día del funeral será un día feriado en la forma de Día de Luto Nacional.