‘Mami, madre, su majestad’: el príncipe Andrés rinde homenaje a la reina Isabel II
El príncipe Andrés (en el centro) con el príncipe Eduardo (a la izquierda) y el rey Carlos (a la derecha) en una vigilia alrededor del ataúd de la reina Isabel II el viernes. Foto: Reuters

El duque de York rindió homenaje a la reina Isabel II en un emotivo comunicado en vísperas de su funeral, que comenzó así: “Querida mami, madre, su majestad, tres en uno”.

El príncipe Andrés, el segundo hijo mayor de la reina, quien fue despojado de sus funciones reales a causa de su relación con el condenado por abusos sexuales Jeffrey Epstein, dijo: “Su majestad, ha sido un honor y un privilegio servirle”.

“Madre de la nación, tu devoción y servicio personal a nuestra nación es único y singular; tu pueblo muestra su amor y respeto de muchas maneras distintas y sé que estás viendo, honrando su respeto”.

“Mamá, tu amor por un hijo, tu compasión, tu cuidado, tu confianza los atesoraré para siempre. Tu conocimiento y sabiduría me parecen infinitos, sin límites ni contención. Extrañaré tu perspicacia, tus consejos y tu humor”.

El comunicado fue difundido por un asesor de relaciones públicas que ha asistido al duque durante el escándalo relacionado con Epstein y el caso de agresión sexual que Virginia Guiffre presentó contra el príncipe Andrés en Estados Unidos y que resolvió de manera extrajudicial a cambio de una suma no revelada. Junto al mismo había una fotografía de la reina cargando al pequeño Andrés poco después de su nacimiento en 1960, con la mejilla de la reina apoyada en la cabeza del niño.

Al duque no se le permitió vestir el uniforme militar durante las ceremonias posteriores a la muerte de la reina, acontecida el 8 de septiembre, ya que dejó de ser un miembro de la realeza activa, como consecuencia del escándalo en torno a Epstein.

El acuerdo extrajudicial alcanzado en febrero no implicó la admisión de culpabilidad respecto a las afirmaciones de Giuffre de que la agredió sexualmente en tres ocasiones cuando ella tenía 17 años, acusaciones que él ha negado en repetidas ocasiones.

El duque de York caminará junto a su hermana mayor, Ana, la princesa real; su hermano menor, el duque de Wessex, y el rey Carlos III detrás del ataúd de la reina el lunes, cuando sea trasladado desde Westminster Hall a la Abadía de Westminster.

Volverá a ocupar la misma posición desde la Abadía hasta el Arco de Wellington, antes de que sea trasladado en automóvil a la Capilla de San Jorge en Windsor para el servicio de entierro y posteriormente el entierro privado de la reina junto al príncipe Felipe el domingo a las 19:30 pm.

Concluyó su comunicado: “Mientras nuestro libro de experiencias se cierra, otro se abre, y siempre te mantendré cerca de mi corazón con mi más profundo amor y gratitud, y recorreré con alegría el siguiente contigo como mi guía. Dios salve al rey”.

El comunicado se suma a la declaración personal que sus hijas, Beatrice y Eugenie, dedicaron el sábado a su “queridísima abuela”, a la que describieron como “nuestra matriarca, nuestra guía, nuestra mano amorosa en nuestras espaldas guiándonos por este mundo”.

“Estamos muy contentas de que estés de nuevo con el abuelo”, expresaron. “Adiós querida abuelita, ha sido el honor de nuestras vidas haber sido tus nietas y estamos muy orgullosas de ti. Sabemos que el querido tío Carlos, el rey, seguirá liderando siguiendo tu ejemplo, ya que él también ha dedicado su vida al servicio”.

El viernes, el conde de Wessex, el hijo menor de la reina, aprovechó su declaración para describir el “vacío inimaginable en todas nuestras vidas” que deja la muerte de la reina.

“Sophie (la condesa de Wessex) y yo hemos experimentado un enorme placer al ver a nuestros James y Louise (sus hijos) disfrutar los lugares y las actividades que tanto les gustaban a sus abuelos. Como mi madre nos dejó pasar mucho tiempo con ella, creo que ella también disfrutó bastante viendo florecer esas pasiones”.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales