‘Un vicio que muchos tienen’: El papa Francisco admite que las monjas y los sacerdotes no son inmunes a la pornografía
'Es un vicio que tienen muchas personas', dice el papa Francisco sobre la pornografía digital. Foto: Evandro Inetti/ZUMA Press Wire/REX/Shutterstock

El papa Francisco advirtió a los seminaristas contra el “demonio” de la pornografía digital, al tiempo que admitió que el consumo de pornografía en internet también es un vicio de los sacerdotes y las monjas.

El pontífice hizo estos comentarios durante una convención con seminaristas en Roma el lunes, como respuesta a una pregunta sobre la forma en que una nueva generación de clérigos inmersos en las redes sociales puede utilizar las herramientas digitales para “compartir la alegría de ser cristianos, sin olvidar nuestra identidad o estar demasiado expuestos y ser arrogantes”.

En el texto íntegro del evento, publicado por el Vaticano el miércoles, el papa Francisco instó a los seminaristas a utilizar las redes sociales “para avanzar, para comunicar”, al tiempo que les advirtió sobre los peligros, concretamente la pornografía digital.

“No voy a decir, ‘levanten la mano si han tenido al menos una experiencia de esto'”, dijo el papa. “Pero si cada uno de ustedes cree que ha tenido la experiencia o la tentación… Es un vicio que tienen muchas personas. Tantos laicos, tantas laicas, y también sacerdotes y monjas. El demonio entra por ahí. Y no hablo únicamente de la pornografía digital como la del abuso infantil, esto ya es una degeneración. Queridos hermanos, presten atención a esto”.

A pesar de tener 64.3 millones de seguidores en Twitter, el papa, de 85 años, comentó que no utilizaba las herramientas de las redes sociales “porque llegué demasiado tarde”.

Un equipo de personas gestiona las distintas cuentas del papa en las redes sociales.

A finales de 2020, el Vaticano se encontró en un vergonzoso aprieto cuando se vio obligado a “pedir explicaciones a Instagram” después de que la cuenta oficial de Instagram del papa Francisco le diera “like” a una foto de una modelo brasileña, Natalia Garibotto.

El “like” de la cuenta del papa fue visible en la foto de la página de Garibotto durante varios días antes de que se anulara el “like“.

No obstante, la empresa de gestión de Garibotto, COY Co, aprovechó la publicidad y volvió a publicar la imagen en su propia cuenta de Instagram con un mensaje que decía que la empresa había “recibido la bendición oficial del papa”. Garibotto, que tiene más de 3.3 millones de seguidores, bromeó: “Al menos voy a ir al cielo”.

El Vaticano indicó en su momento que “podemos descartar que el ‘like‘ procedió de la Santa Sede”.