Ocho vasos de agua al día son excesivos para la mayoría de las personas, sugiere un estudio
La investigación sugiere que las personas tienen una amplia gama de necesidades de consumo de agua. Foto: laflor/Getty Images/iStockphoto

La recomendación de beber ocho vasos de agua al día es probablemente excesiva para la mayoría de las personas, según indican los científicos.


La sugerencia se ha convertido en una opinión aceptada y suele aparecer en las guías de salud. Sin embargo, el último trabajo, el estudio más riguroso realizado hasta la fecha sobre el reemplazo de agua corporal, revela que las personas presentan una amplia variedad de niveles de consumo de agua. Muchas personas solo necesitan entre 1.5 y 1.8 litros al día, una cantidad inferior a los dos litros que se suelen recomendar, sugiere la investigación.


“La recomendación actual no está respaldada científicamente en absoluto”, comentó Yosuke Yamada, del Instituto Nacional de Innovación Biomédica, Salud y Nutrición de Japón, y uno de los primeros autores del trabajo. “La mayoría de los científicos no están seguros de dónde procede esta recomendación”.


Uno de los problemas consiste en que las estimaciones anteriores de las necesidades de consumo de agua tienden a ignorar el contenido de agua que tienen los alimentos, que pueden aportar una proporción sustancial de nuestro consumo total.
“Si solo comemos pan, tocino y huevos, no obtendremos mucha agua de los alimentos, pero si consumimos carne, verduras, pescado, pasta y arroz, podemos obtener aproximadamente el 50% de nuestras necesidades de agua de los alimentos”, explicó Yamada.


El estudio, publicado en la revista Science, evaluó el consumo de agua de 5 mil 604 personas de entre ocho días y 96 años de edad de 23 países. La investigación consistió en que las personas bebieran un vaso de agua en el que algunos de los átomos de hidrógeno fueron sustituidos por deuterio, un isótopo estable del hidrógeno que se encuentra de forma natural en el cuerpo humano y es inofensivo.


La tasa de eliminación del deuterio extra revela la rapidez con la que se reemplaza el agua en el cuerpo, y el estudio descubrió que la medida variaba ampliamente según la edad, el sexo, los niveles de actividad y el entorno de la persona. Las personas que viven en climas cálidos y húmedos y en altitudes elevadas, así como los deportistas y las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, presentaban una mayor eliminación de agua, lo que significa que necesitan beber más agua.


El gasto energético es el mayor factor de reemplazo de agua, y los valores más altos se observan en los hombres de 20 a 35 años, con un promedio de 4.2 litros al día. Esta cifra disminuye con la edad, con un promedio de 2.5 litros diarios en los hombres de 90 años. Las mujeres de 20 a 40 años presentaron un reemplazo promedio de 3.3 litros, que se redujo a 2.5 litros a la edad de 90 años. Los deportistas reemplazan aproximadamente un litro más que las personas que no son deportistas. Los bebés recién nacidos son los que más agua gastan, reemplazando alrededor del 28% del agua de su cuerpo cada día.


Este estudio demuestra que la sugerencia común de que todos deberíamos beber ocho vasos de agua –o aproximadamente dos litros al día– es probablemente demasiado elevada para la mayoría de las personas en la mayoría de las situaciones, y una “política igual para todos” en cuanto al consumo de agua no está respaldada por estos datos”, señaló el profesor John Speakman, de la Universidad de Aberdeen, coautor del estudio.


“Creo que es una recomendación que muchas personas simplemente ignoran y siguen lo que su cuerpo les dice”, dijo.
Aunque es poco probable que beber una cantidad de agua superior a la que el cuerpo necesita sea perjudicial para la salud, la producción de agua potable no es gratuita, señalan los autores. “Beber más de lo que necesitamos conlleva un costo, aunque no sea un costo para la salud”, indicó Speakman.


“Si 40 millones de adultos en el Reino Unido siguieran las directrices y bebieran medio litro de agua potable más de lo que necesitan cada día, eso supondría 20 millones de litros de agua desperdiciados cada día”.
Este artículo fue modificado el 25 de noviembre de 2022. Una versión anterior mencionaba “moléculas de hidrógeno”, en lugar de átomos de hidrógeno, en el agua.