Accidente de avión en Nepal: los últimos momentos, grabados en un video por un pasajero
El avión de Yeti Airlines en el que viajaban 68 pasajeros y cuatro miembros de la tripulación se estrelló en Pokhara, Nepal. Foto: Reuters

En los momentos previos al accidente aéreo más mortífero de las últimas décadas en Nepal, el domingo, cuatro amigos de la India que iban a bordo comenzaron a grabar emocionados el descenso en un video en vivo de Facebook.

Se dirigían a Pokhara para realizar el viaje de sus vidas, con la intención de visitar templos y hacer parapente en la famosa cordillera del Annapurna de Nepal. “Es muy divertido”, se oye decir a uno de los hombres en el video que observa la ciudad mientras el avión comienza a descender. Se escucha a los amigos reír y bromear mientras la cámara se dirige a un sonriente Sonu Jaiswal, de 29 años, padre de tres hijos y propietario de un pequeño negocio en su país, India.

Todo parece tranquilo en el avión, sin anuncios de emergencia ni advertencias por parte del piloto o del personal. Sin embargo, de repente, el avión parece desviarse con un fuerte estruendo, y la cámara del teléfono capta el sonido del avión estrellándose contra el suelo, antes de que la pantalla se llene de llamas. Los restos en llamas del avión se ven por un momento en la pantalla antes de que esta se oscurezca. Después no se escucha ninguna voz.

El estremecedor vídeo indica que los 68 pasajeros y los cuatro miembros del personal a bordo del vuelo de Yeti Airlines no tenían ni idea de que el avión estaba en peligro antes de que se produjera la explosión justo cuando estaba aterrizando.

Vishal Koswal, de 21 años, amigo cercano de los cuatro hombres que se escuchan en el video, confirmó la autenticidad del mismo.
Koswal identificó a los cuatro hombres, todos ellos del distrito de Ghazipur, ubicado en el estado de Uttar Pradesh, como Jaiswal, de 29 años, Anil Rajbhar, de 28, Vishal Sharma, de 23, y Abhishek Singh Kushwaha, de 23, que partieron hacia Nepal el 12 de enero. La policía local también confirmó sus identidades.

Koswal explicó que tenía intención de unirse a sus cuatro amigos en el viaje a Nepal, pero que tuvo que quedarse en casa tras la muerte de un familiar. Durante el viaje, habló con ellos muchas veces por videollamada, incluso un par de horas antes del accidente.

“Sonu nos estaba mostrando las montañas de los alrededores en la llamada y estaba claramente emocionado, nosotros también”, comentó Koswal. “Me dijo en esa llamada que después de aterrizar en Pokhara, visitarían algunos templos ahí y después en la noche tomarían un tren de regreso a casa”.

Describió a los cuatro amigos como “hermanos” y dijo que todos en la zona se encontraban “muy sensibles”. “Todo esto parece una pesadilla, todavía no puedo creer que los hemos perdido a todos”, añadió. “No puedo volver a ver el video del accidente, es muy difícil y doloroso. Una gran tragedia ha caído sobre nosotros”.

El lunes, los equipos de rescate continuaron la búsqueda para recuperar los últimos cuatro cadáveres de entre los restos del accidente. Las autoridades señalaron que no había esperanzas de encontrar supervivientes. El primer ministro de Nepal declaró un día de luto nacional el lunes.

El grupo de amigos procedentes de la India formaba parte de los 15 extranjeros que viajaban a bordo del avión. En el avión viajaban 57 nepalíes, cinco indios, cuatro rusos, dos surcoreanos y una persona de Argentina, Irlanda, Australia y Francia. El avión se precipitó en un cañón momentos antes de aterrizar en el nuevo aeropuerto internacional de Pokhara.

Fue la peor catástrofe aérea de Nepal desde 1992, cuando 167 personas murieron a bordo de un avión de Pakistan International Airlines que se estrelló cuando se aproximaba a Katmandú.

El fuego y el denso humo, así como el traicionero terreno, dificultaron las labores de rescate de la policía y el ejército. Los soldados utilizaron cuerdas y camillas para sacar los cadáveres del barranco de 300 metros de profundidad hasta altas horas de la noche del domingo. “Hasta ahora hemos enviado 63 cadáveres al hospital”, indicó el oficial de policía AK Chhetri el lunes.

Arun Tamu, de 44 años, que se encontraba a unos 500 metros del lugar donde se estrelló el avión, comentó a la agencia de noticias AFP que fue una de las personas que corrieron al lugar para intentar ayudar. “Unos cuantos corrimos para ver si podíamos rescatar a alguien. Vi que al menos dos mujeres estaban respirando. El fuego se estaba volviendo muy intenso y nos dificultaba acercarnos”, explicó.

Un video parece mostrar un avión momentos antes de estrellarse en Nepal, reportaje en video

La industria aérea de Nepal ha experimentado un auge en los últimos años, transportando mercancías y personas entre zonas de difícil acceso, así como a excursionistas y escaladores extranjeros. No obstante, también se ha visto asolada por la falta de seguridad debido a la insuficiente capacitación y mantenimiento. En mayo de 2022, las 22 personas que viajaban a bordo de un avión operado por la aerolínea nepalí Tara Air murieron cuando se estrelló, y en marzo de 2018, 51 personas murieron cuando un avión de US-Bangla Airlines se estrelló cerca de Katmandú.

La Unión Europea prohibió el acceso a su espacio aéreo a todas las aerolíneas nepalíes por motivos de seguridad.