La jornada electoral inicia en

No como otras Pascuas: manifestantes judíos detenidos tras un seder de protesta en Nueva York
Dejen vivir a Gaza Manifestantes judíos detenidos en el seder de protesta de Nueva York. Still: Video The Guardian

Cientos de judíos fueron detenidos en Brooklyn, Nueva York, cerca de la casa del líder Chuck Schumer.

Cientos de manifestantes judíos opositores a la guerra han sido detenidos durante un seder de Pascua que también sirvió de protesta en Nueva York. Los manifestantes cerraron una importante vía pública para rezar por un alto el fuego e instar al líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, a poner fin a la ayuda militar estadounidense para Israel.

Las cerca de 300 detenciones tuvieron lugar el martes por la noche en la Grand Army Plaza, a las puertas de la residencia de Schumer en Brooklyn, donde miles de neoyorquinos, en su mayoría judíos, se reunieron para el seder, ritual que marcaba la segunda noche de la festividad celebrada como fiesta de la libertad de los judíos de todo el mundo.

El seder se celebró justo antes de que el Senado estadounidense aprobara un paquete militar que incluye 26 mil millones de dólares para Israel (444 mil 760 millones 160 mil pesos).

Los manifestantes pidieron a Schumer, que forma parte de la minoría de demócratas que han criticado recientemente al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que deje de armar al ejército de Israel, que depende en gran medida de las armas, el combustible para aviones y otros equipos militares estadounidenses.

Dejen vivir a Gaza: Manifestantes judíos detenidos en el seder de protesta de Nueva York.

“Nosotros, como judíos estadounidenses, no seremos utilizados, no seremos cómplices y no nos quedaremos callados. El judaísmo es una hermosa tradición milenaria, e Israel es un Estado colonial de apartheid de 76 años”, dijo a la multitud Morgan Bassichis, organizador de Jewish Voice for Peace.

“Esta es la Pascua en la que tomamos nuestro éxodo del sionismo. No en nuestro nombre. Dejen vivir a Gaza”.

Las detenciones masivas se produjeron después de los rituales del seder. Entre los oradores se encontraban la periodista y escritora Naomi Klein, la activista palestina Linda Sarsour y varios estudiantes judíos suspendidos de la Universidad de Columbia y del Barnard College por las protestas que sacudieron los campus estadounidenses en los últimos días.

La rabina Miriam Grossman, de Brooklyn, dirigió una oración antes de la primera copa de vino ritual. “Rezamos por todos los asediados, por todos los que se enfrentan al hambre y a los bombardeos masivos”.

“Esta Pascua no es como otras Pascuas”, dijo Klein. “Muchos no están con sus familias, pero este movimiento es nuestra familia”, añadió en referencia a los desacuerdos políticos que han dividido a las familias judías desde el comienzo de la guerra.

Klein habló después de comer las hierbas amargas que representan la amargura de la esclavitud en el seder. “Nuestro judaísmo no puede ser contenido por un etnoestado, porque nuestro judaísmo es internacionalista por naturaleza. Nuestro judaísmo no puede ser protegido por el ejército arrasador de ese etnoestado, pues lo único que hace ese ejército es sembrar dolor y cosechar odio, incluido el odio contra nosotros como judíos”.

Las comunidades judías han utilizado a menudo la Pascua para protestar por la injusticia mundial. La protesta del martes, según los organizadores, se inspiró en el Seder de la Libertad de 1969, organizado por Arthur Waskow en el aniversario de la muerte del Dr. Martin Luther King Jr. El Seder de la Libertad original pretendía conectar la historia del éxodo judío con la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos y contra la guerra de Vietnam.

Una manifestante, una mujer judía de 31 años que pidió no ser identificada por motivos de seguridad, dijo: “Pésaj trata de la liberación. En nuestra familia, los palestinos siempre han formado parte de nuestra celebración y nuestro duelo. El llamado a la liberación es ahora más importante que nunca… Como estadounidenses, los miles de millones de dólares de nuestros impuestos en la factura militar israelí son escandalosos y horripilantes”.

Desde el 7 de octubre, grupos judíos han llevado a cabo una serie de acciones antibélicas de gran repercusión en Estados Unidos, cerrando lugares desde el Capitolio hasta la Estatua de la Libertad. Activistas judíos celebraron otro seder el lunes, primera noche de Pascua, en el campamento de protesta de Columbia.

La ofensiva israelí ha matado al menos a 34 mil palestinos en Gaza, entre ellos 13 mil niños. El ataque de Hamás del 7 de octubre de 2023 mató a unas mil 200 personas en el sur de Israel. El martes se cumplieron 200 días desde el comienzo de la guerra.

Traducción: Ligia M. Oliver

No te pierdas: Crisis en Medio Oriente: autoridades recuperan más cadáveres de fosa común en el hospital Nasser

Síguenos en

Google News
Flipboard