La jornada electoral inicia en

Stormy Daniels se mantiene firme: Las claves del juicio a Trump, día 14
La abogada defensora Susan Necheles, en el centro, interroga a Stormy Daniels en este boceto de la sala del tribunal. Foto: Elizabeth Williams/AP

Los abogados de Donald Trump buscaron el jueves desacreditar y debilitar el testimonio de Stormy Daniels, quien dio un combativo testimonio sobre su supuesto encuentro sexual con el expresidente y el pago de 130 mil dólares (2 millones 180 mil pesos) por su silencio en el centro del caso criminal.

Los fiscales también comenzaron a sentar las bases de su movimiento para vincular a Trump con su exabogado, Michael Cohen, quien transfirió el dinero del soborno y fue reembolsado, llamando a la exasistente de la Casa Blanca Madeleine Westerhout al estrado.

Estos son los puntos clave del día 14 del juicio penal a Trump:

1. La historia de Daniels se mantiene en su mayor parte consistente e intacta

La abogada de Trump, Susan Necheles, sugirió a través de su contrainterrogatorio a Stormy Daniels que su historia sobre su presunto encuentro sexual con Trump había cambiado cada vez que lo contaba públicamente, tratando de poner en duda el relato que proporcionó en su testimonio el martes.

Sin embargo, las incoherencias que Necheles señaló a Daniels resultaron intrascendentes.

Por ejemplo, Daniels había dicho a Anderson Cooper, de CNN, en una entrevista de 2018 que había cenado con Trump en el encuentro. Pero Necheles señaló que cuando volvió a contar la historia en el estrado de los testigos, confirmó que nunca había cenado y ahora sugería que había “cenado”.

Y cuando Daniels contó la historia a la revista InTouch en una entrevista de 2011, recordó que Trump estaba recostado en la cama cuando ella salió del baño y pensó: “Oh, allá vamos”, se besaron y luego tuvieron sexo. Pero ella afirmó en el juicio que se desmayó y cunado volvió en sí se encontró teniendo relaciones sexuales.

El relato del presunto encuentro sexual fue diferente en tono y sustancia, pero hubo un detalle importante que los fiscales, en el segundo interrogatorio, confirmaron que era consistente: ella recordó haber tenido relaciones sexuales con Trump en 2011 y en el juicio.

Daniels, que habló rápidamente y pareció no inmutarse ante las preguntas de Necheles, se negó a admitir ninguna incoherencia. “Usted está tratando de que parezca que cambió, pero no ha cambiado”, dijo.

2. Westerhout confirma que Trump examinó las finanzas

La exdirectora de operaciones del Despacho Oval de la Casa Blanca de Trump, Madeleine Westerhout, confirmó, al final entre lágrimas, que Trump examinaba minuciosamente los cheques que firmaba mientras era presidente, y que llamaba a los empleados de la Organización Trump si tenía preguntas sobre los cheques.

El testimonio podría ser perjudicial para Trump en la medida en que debilita el argumento de la defensa de que Trump estaba desvinculado de la trama para reembolsar a Michael Cohen por el dinero del soborno, y no era directamente consciente de para qué eran los de Cohen.

Westerhout también describió la austeridad cotidiana de Trump y cómo Rhona Graff, su asistente en la Organización Trump, le preguntó una vez si quería aprobar el pago de una cuota anual de unos 6 mil 500 dólares (109 mil pesos) a un club de golf. La nota manuscrita de Trump que decía “Pay – ASAP, D” (Paga – inmediatamente, D) demostraba que prestaba atención a las nimiedades.

Los fiscales efectivamente sugirieron al jurado que era inverosímil que Trump no siguiera de cerca para qué eran 12 cheques de 35 mil dólares (587 mil pesos), emitidos a Cohen.

3. El juez vuelve a denegar la anulación del juicio a Trump

El presidente del tribunal, Juan Merchan, declinó por segunda vez declarar la nulidad del juicio después de que el abogado de Trump, Todd Blanche, se quejara de que el testimonio de Daniels sobre las nalgadas a Trump y cómo llegó a mantener relaciones sexuales con él era irrelevante para la supuesta falsificación de registros comerciales y era perjudicial.

Al explicar su decisión, Merchan echó parte de la culpa al propio equipo de Trump, diciendo que la declaración inicial de Blanche negando una relación sexual abrió la puerta para que ella testificara al respecto. También dijo que podrían haber hecho más objeciones, incluso en contra de algunos de los detalles más salaces en el testimonio de Daniels.

El principal de ellos fue el comentario de Daniels de que Trump no llevaba preservativo, después de haber declarado previamente que la única razón por la que fue a trabajar para una determinada empresa de entretenimiento para adultos fue porque exigían el uso del preservativo.

“Estoy de acuerdo (en que) eso no debería haber salido a la luz. Pero, por mi vida, no sé por qué la Sra. Necheles no se opuso. No entiendo por qué no se opuso a la mención del preservativo”, dijo Merchan.

El juez también denegó una moción del equipo legal de Trump para modificar la orden de silencio, que le prohíbe atacar a los participantes en el juicio, para permitirle responder a los comentarios incendiarios de Stormy Daniels sobre su encuentro sexual, ahora que había terminado de testificar y no se la podía amedrentar para que no compareciera.

Merchan dijo al abogado de Trump, Todd Blanche, que seguía preocupado de que Trump atacara agresivamente a Daniels y su testimonio, lo que podría intimidar a los testigos que aún no han testificado.

“Mi preocupación no es solo proteger a la señora Daniels o a un testigo que ya ha testificado, mi preocupación es proteger la integridad del proceso en su conjunto”, dijo Merchan. “Otros testigos verán a su cliente haciendo lo que sea que pretenda hacer (…) la razón por la que la orden de silencio está en vigor para empezar es precisamente por la naturaleza de estos ataques”.

Traducción: Ligia M. Oliver

Síguenos en

Google News
Flipboard