‘La información es como el agua, siempre va a encontrar un camino por donde fluir’: Adela Navarro

Si los periodistas en México no tuvieran suficiente con la amenaza del crimen organizado, que convirtió al país en el más peligroso para ejercer la profesión, a ello se suma la animadversión del gobierno hacia los medios y a cualquier dato que no sean “sus datos“. 

Ante la adversidad, al periodista no le queda otra que ponerse más creativo para conocer la verdad. “La información es como el agua, siempre va a encontrar un camino por donde fluir”, dijo Adela Navarro, editora en jefe del semanario Zeta. 

Fue el punto central en el foro Libertad de expresión bajo presión, que celebró La-Lista a una semana de su lanzamiento. Los participantes coincidieron que, desde hace dos años, el presidente Andrés Manuel López Obrador deslegitima la tarea de los medios “para hacer creer a los lectores que cada nota que publican tiene una intencionalidad”, aseguró el director de Animal Político, Daniel Moreno. 

Esta polarización ha impactado en la calidad de los contenidos. Hoy, el reportero se lo piensa antes de hacer preguntas críticas “por el alud de ataques que se viven después”, afirmó la periodista de investigación Alejandra Xanic, fundadora del laboratorio de investigación Quinto Elemento, en el encuentro moderado por la directora general de La-Lista, Bárbara Anderson, y el editor en jefe, Alejandro Ángeles.

Transparencia, financiamiento y elecciones, los retos en 2021

El debate ocurrió en plena polémica por el planteamiento de López Obrador sobre la posible desaparición del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) o la consideración de que sus tareas las asuma la Secretaría de la Función Pública (SFP). Lo que sería un obstáculo añadido a la reticencia de los gobiernos federal y estatales de facilitar información, dar entrevistas o recibir críticas que cuestionen la versión oficial y datos de las administraciones.

“No es solo el INAI, sino procedimientos, digitalización de la información, formación de la burocracia, es un esfuerzo gigantesco que logró que hubiera una institución para el derecho a la información del ciudadano”, resaltó Xanic. 

Lee también: Borrar al INAI es un despropósito, un error y un retroceso: periodistas y expertos

Ello no significa renunciar a seguir trabajando para reforzar la labor del instituto. “En estos 10 o 15 años de existencia, (el INAI) nos ha quedado a deber mucho, porque no ha sido capaz de romper el muro, particularmente, de los gobiernos estatales y municipales”, denunció Moreno. 

Otro de los grandes retos para la supervivencia de los medios es el financiamiento. Navarro explicó cómo Zeta logró concienciar al empresariado de Baja California para que contribuyeran económicamente en el medio.

Es parte de la responsabilidad social de los empresarios. Les decía que si no existieran los medios independientes que hacemos periodismo de investigación, no se habrían enterado de la corrupción en el gobierno”, aseguró.

La próxima fecha en la mira de los medios está en las elecciones intermedias en México. “Será un misterio lo que ocurra. Tengo claro que el uso de los programas sociales va a ser importante”, comentó Moreno.