‘Como ciudadanía habremos también de desafiarnos, mantener la mirada crítica y tender puentes’

La salida de la pandemia plantea varios desafíos, el final aún está lejos y parece que falta tomarla en serio, urge que las autoridades la dimensionen en su justa medida y establecer y difundir estrategias claras de protección a la población. Falta también tal vez humildad para aprender de las experiencias exitosas y no engañar a la población. 

El falso dilema entre la salud y la economía probablemente no ha dejado ver la complejidad de lo que enfrentaremos una vez que salgamos del confinamiento. Reconocer que lo que vamos a enfrentar es una nueva realidad que nos exigirá cambios profundos en nuestro estilo de vida. Una nueva realidad que nos exige considerar la amplia y compleja diversidad social, ambiental, cultural, sexual de la que formamos parte. Es decir, construir una mirada global sistémica donde asumamos la responsabilidad también por nuestro entorno y por los demás. 

No sé hasta dónde los gobiernos están dispuestos, pero como ciudadanía habremos también de desafiarnos, mantener la mirada crítica y tender puentes para que juntos podamos ofrecer las mejores alternativas. De otra manera, estaremos caminando en círculos y reproduciendo las tragedias.