Síguenos

 

Actualidad

‘No hay más remedio, hay que purgar el ambiente y aplicar una lavativa al discurso’

Ana Olabuenaga
Creativa y publicista

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Cualquier médico lo descubriría en la auscultación. A los mexicanos nos cayó la pandemia ya estando enfermos de otro terrible mal. Preexistencia de organismos, sílabas, frases y denuestos que se nos fueron metiendo por las orejas hasta llegar a anidar en nuestra cabeza y nuestro corazón. 

¡Gusano inmundo! ¡Microbio, lombriz! Odio y desprecio del otro, tan sólo por ser él. Y ahí se reprodujeron. Polarización generada por la fisión binaria que nos fue dividiendo en dos. 

Filiación es el nombre de la enfermedad. Ensordece, irrita, ciega y crece con la bipartición. Fiebre que no deja pensar con claridad. No hay más remedio, hay que purgar el ambiente y aplicar una lavativa al discurso. Un enema que separe lo sensato de lo que ya sólo es terquedad y cerrazón de estar con ese personaje aún sin estar de acuerdo con él. Bichos, son sólo bichos. 

Sanar a México empieza por entender que esa enfermedad mata el raciocinio, lo que es correcto y lo que está bien. Deje actuar la lavativa, lo que divide debe de una buena vez salir.

También te puede interesar

Género

Una nueva legislación prohíbe compartir información que se considera que promueve la homosexualidad entre menores de 18 años.

Opinión

Con el regreso a clases presenciales, a la oficina, a la cotidianidad, la ciudad cada vez va despertando sin entender a bien todo lo...

Familia

Cada día se acerca más el momento en el que nuestros niños vuelvan al colegio y a sus actividades de las tardes, ¿ya sabes...

Actualidad

Los reconocimientos de este año se enfocaron en reconocer las coberturas de la pandemia de Covid-19 y de las protestas por el asesinato de...

Publicidad