‘Podemos construir un mejor futuro con espacios para todos si entendemos que las tecnologías están al servicio de la humanidad’

Debemos aprovechar el poder transformador de la tecnología y digitalizar con urgencia y de forma incluyente, porque es la mejor forma de asignar recursos, atender la salud y la economía, así como proteger derechos fundamentales. 

Podemos construir un mejor futuro con espacios para todos si entendemos que las tecnologías están al servicio de la humanidad, usadas responsablemente. 

La recuperación para llegar a un mejor punto del que partimos no será posible sin igualdad, sin aprovechar el bono de género, sin trabajo decente, sin competencia o sin tecnología responsable.

Para cerrar brechas necesitamos diálogo, empatía y conciliación. La inclusión es esencial para encontrar estrategias de recuperación eficaces. Las nuevas formas de liderazgo colaborativo ejemplificado magníficamente por jefas de Estado nos dejan ver que el papel de las mujeres para superar la crisis es fundamental. No es algo que deba dejarse para un “mejor momento”. 

La inclusión no es solamente el qué, sino el cómo.