‘Recomiendo bajarle siete rayitas a la luz roja de la cólera, para dar paso a la luz blanca de la razón’

Yo recomendaría pasar de la edad de la fe, que hace zumbar a la población como abejas frente a una colmena, a la edad de la razón. Debemos darnos las manos, combatir los prejuicios que dividen a la sociedad, elevarnos por encima de peleas verbales, mentiras, calumnias y confusión sembrada por el adoctrinamiento de los políticos. 

Recomiendo bajarle siete rayitas a la luz roja de la cólera, para dar paso a la luz blanca de la razón y el pensamiento crítico. Es decir, escuchar a los especialistas que se han cebado el lomo estudiando, para atender los problemas urgentes con base en metas y resultados a largo plazo, cuya motivación no sean las urnas. Priorizar la investigación, la ciencia y la educación. Darle el peso a la ley, respetar las instituciones y la democracia. 

Por supuesto hay que atender a los más pobres, enseñándolos a pensar y a trabajar, no sólo repartiendo dádivas que sirven para ganar votos y duran mientras vive la ilusión.