El semáforo rojo en la CDMX seguirá hasta el 31 de enero
Trabajadores de la Salud se preparan en el Hospital General de Zona, en la ciudad de Saltillo. Foto: Miguel Sierra/EFE.

Durante nueve días más, la Ciudad de México permanecerá en semáforo rojo ante el aumento en el número de contagios de Covid-19 y la saturación de hospitales. Así lo anunció este viernes el director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública, Eduardo Clark.

Como seguramente sospechaban, hoy 22 de enero y para la semana próxima seguimos en semáforo rojo para la ciudad“, afirmó en conferencia de prensa virtual. “Hasta el día de hoy, en la Ciudad de México tenemos 7,319 hospitalizados en hospitales Covid, de los cuales 5,462 no requieren ventilador, son camas generales, y 1,857 con ventilador”.

Lee también: Ciudad de México es la capital global más letal durante la pandemia de Covid

Respecto de la saturación hospitalaria en instituciones públicas, el funcionario detalló que están en 87.92% de ocupación. Hay 968 camas libres: 641 generales y 327 para intubación. “En la última semana ha habido incrementos importantes dentro del programa de incremento de capacidad hospitalaria”, añadió.

Del 15 al 21 de enero, el gobierno capitalino registró una reducción de 1.3% en los ingresos hospitalarios comparado con la semana previa. “Esto que estabiliza los ingresos después de una semana fuerte de incremento que fue la semana previa. En ese sentido es una buena noticia esta estabilización”, destacó Clark.

La Ciudad de México volvió al semáforo rojo y a la suspensión de actividades no esenciales el 19 de diciembre. Inicialmente, el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, informó que la medida estaría vigente hasta el 10 de enero. Sin embargo, en las últimas dos semanas las autoridades locales han ampliado los periodos de restricción.

La-Lista de: Las actividades esenciales que se mantendrán activas:

  • Venta de alimentos sin preparar y preparados.
  • Las relacionadas con energía, transporte, manufactura y salud.
  • Los servicios funerarios, de construcción, financieros y de telecomunicaciones.
  • Fabricación y comercialización de medicamentos.
  • Talleres de reparaciones y refacciones.
  • Las gubernamentales de los sectores tributarios, seguridad, obra pública, agua y los servicios necesarios para su operación.