Síguenos

 

Actualidad

La publicidad de las vacunas Covid debe influir sin alienar a las personas

Los países toman diferentes enfoques para incrementar la aceptación de las vacunas sin parecer que quieren obligar a las personas a vacunarse.

Sir Elton John en un video del NHS England que anima a las personas a vacunarse contra el coronavirus. Fotografía: NHS England / PA

Por Philip Oltermann en Berlín, Jon Henley en París y Tom Philips en Sao Paulo

En Inglaterra, el NHS reclutó a Elton John y Michael Caine para una despreocupada campaña en redes sociales con el objetivo de convencer al público de que las vacunas contra el Covid-19 son seguras y efectivas. En Alemania, una campaña de información pública más sobria se lleva a cabo bajo la dirección de un virólogo y trabajadores de la salud. Y en Francia y otros lados, no han habido campañas masivas para incrementar la aceptación de las vacunas.

Un poster alemán para las vacunas. Foto: Ministerio de Salud de Alemania.

Los intentos del gobierno para incrementar la aceptación de la vacuna estarán bajo escrutinio durante los próximos meses mientras haya más dosis disponibles. Los expertos de salud pública dicen que tienen que tener cuidado para aumentar la confianza y no dar la apariencia de querer forzar al público a vacunarse.

La campaña de Alemania, llamada Germany Fulls Up Its Sleeves, se difunde por radio, periódicos regionales y anuncios espectaculares. En un momento en que se le solicita al público quedarse en casa y evitar las conmutaciones diarias, el ministerio de salud eligió gastar más de la mitad de los 25 millones de presupuesto de la campaña en publicidad en los exteriores.

Lee: Las vacunas contra el covid son el eje de una nueva batalla diplomática

Una nueva campaña con el objetivo de esparcir la confianza entre los jóvenes comenzará cuando haya más disponibilidad de vacunas.

En Francia, hasta ahora no hay campañas masivas de información. En su lugar, el primer ministro, Jean Castex, el ministro de salud, Olivier Véran, y el “Monsieur Vaccin” del país, el profesor Alain Fischer, quien supervisa el programa, dan conferencias de prensa televisadas semanalmente para actualizar sobre el progreso y Anunciata cuándo los distintos grupos podrán vacunarse.

En Estados Unidos, el gobierno federal no comenzará con los esfuerzos para informar a la población hasta que aumente el suministro de vacunas, en su lugar enfocan sus esfuerzos en las comunidades minoritarias que tienen dudas sobre la vacuna.

“Cuando se trata de cambiar las actitudes ante la vacuna, es crucial distinguir entre campañas de información pública que buscan educar al público y aquellas que intentan persuadir”, dijo Philipp Schmid, un científico conductual que investiga el escepticismo sobre las vacunas en la Universidad de Erfurt.

Publicidad

“En Alemania, por lo menos, con la segunda viene el riesgo de las represalias. Pero si no tratas el problema de manera productiva, terminas en un duelo directo contra los antivacunas. De algún modo, los gobiernos tienen que trabajar en un despliegue paralelos de la vacunación, para inmunizar al público contra la negación de la ciencia”.

Schmid resaltó los esfuerzos de la campaña de conciencia pública del Reino Unido: “Su trabajo ha sido más desde la base hacia arriba que el de Alemania hasta ahora, y es más proactivo para tratar con las minorías étnicas”.

Noel Brewer, profesor de conductas de la salud en la University of North Carolina, dijo que el Reino Unido aprendió mucho de la controversia al final de la década de los 90 en torno al estudio desmentido de Andrew Wakefield que vinculaba la vacuna MMR con el autismo. “Lo manejaron terriblemente en ese entonces, pero eso llevó a una campaña de vacunación altamente integrada que es única en el mundo”, dijo Brewer.

Un poster brasileño de la campaña ‘Sí a la vacuna’. Foto: Mauricio Fidalgo

Donde los gobiernos se han mantenido inactivos o incluso han sembrado desconfianza contra las vacunas, otros grupos han tomado en sus propias manos la tarea de difundir la información.

Te recomendamos: Exceso de confianza en vacunas puede traer nueva ola de Covid, advierte OMS

El presidente de ultraderecha de Brasil, Jair Bolsonaro, ha desacreditado las vacunas en repetidas ocasiones, al asegurar que él no se vacunará y al advertir que la dosis de Pfizer puede convertir a los pacientes en cocodrilos. Cuando Brasil administró su primera vacuna el 17 de enero, fue el gobernador de São Paulo, y no Bolsonaro, quien dirigió la ceremonia de inauguración.

En respuesta a la falta de acciones del gobierno y a la postura anticiencia del presidente, dos campañas de la sociedad civil emergieron para defender las vacunas. Una iniciativa, Unidos pela Vacina (Unidos por la Vacuna), se organizó gracias a la mujer más rica de Brasil, Luiza Trajano, una vendedora multimillonaria a quien algunos analistas consideran como potencial contendiente por la presidencia.

Nuestro objetivo es vacunar a todos los brasileños para septiembre de este año”, dijo Trajano en el video de lanzamiento de la vacunación a principios de febrero. “No discutimos sobre política. No buscamos culpables. De lo que hablamos es de cómo vacunar a todas las personas de nuestro país … Por cada minuto desperdiciado se pierden cientos de vidas en esta batalla”.

Hay otra campaña dirigida por periódicos y difusores de Brasil. Vacina, sim! (Sí a las vacunas) reclutó a actores, periodistas, pensadores y doctores, como Lázaro Ramos, Fernanda Montenegro, Alinde Midlej, Jamila Ribeiro y Drauzio Varella.

Publicidad
The Guardian
Contribuye a The Guardian

También puedes leer

México

México reflejó un 43% más de muertes en 2020 de lo que se hubiera esperado en relación con el promedio de 2018-2019 (sin crisis...

Mundo

La canciller alemana subrayó durante su participación virtual en la Feria de Hannover que a través de una acción conjunta global se debe facilitar...

Salud

Los investigadores creen que un factor es una sustancia química que se utiliza en las tintorerías y en los productos de limpieza como grasa...

Ciudad de México

Este lunes 12 abril iniciará la aplicación de la segunda dosis de la vacuna a más de 260,000 adultos mayores que fueron inmunizadas previamente...

Publicidad