Bodegas de Amazon son un peligro para la salud en la región más contaminada de EU
Amazon ha triplicado sus centros en el sur de California durante el último año. Fotografía: Cortesía de Anthony Victoria, People's Collective for Environmental Justice

Amazon expandió dramáticamente sus bodegas en el sur de California durante el último año, como parte de una estrategia para acelerar las entregas durante el boom de las compras en línea ocasionado por la pandemia.

Pero una nueva investigación ocasionó preocupaciones sobre la contaminación y otros daños ambientales del sector logístico en las comunidades de color y bajos recursos de la región, muchas de las cuales ya sufren por las altas tasas de emisión de toxinas, problemas de tráfico y una de las peores contaminaciones en Estados Unidos.

La investigación recopilada por el People’s Collective for Environmental Justice (PCEJ) y otros grupos locales, y compartida con The Guardian, muestra cómo las bodegas se multiplicaron en el Inland Empire, una región industrial 96 kilómetros al este de Los Ángeles. Las bodegas, que atraen contaminación grave por los camiones hacia los vecindarios, están correlacionadas con la mala calidad del aire y relacionadas con los problemas de salud que afectan desproporcionalmente a las personas de color, según las estadísticas.

Los activistas, que presionan para imponer nuevas restricciones ambientales a las bodegas, están particularmente preocupadas por la expansión de Amazon, pues ha escalado a un ritmo más agresivo que la de algunos de sus competidores (triplicaron sus centros en el sur de California durante el último año mientras que reportaron una explosión en sus ingresos). Algunos descubrimientos clave de las estadísticas incluyen:

Hay más de 3,000 bodegas grandes (superiores a los 9,200 metros cuadrados) en el sur de California, y se concentran en las áreas que tienen los porcentajes más altos de emisiones tóxicas en el estado (peor que el 86% en el censo del estado).

Te puede interesar: Bezos reconoce deuda con empleados y busca que Amazon sea ‘el mejor lugar para trabajar’

El 85% de las poblaciones que habitan a 800 metros de una bodega se conforma de personas de color (en comparación, en California el 64% son personas de color).

Hay 640 escuelas en la región ubicadas a 800 metros de una bodega.

Más de 450 bodegas se ubican en el primer 10% de los peores censados en cuanto a contaminación relacionada con el tráfico.

La mayoría de las bodegas se ubican en las áreas con la menor cantidad de compras en línea en el sur de California en general. Y las comunidades dominadas por las bodegas de Amazon tienen las tasas de compras en Amazon por vivienda más bajas.

Aunque la expansión de las bodegas trajo empleos a una región que desde hace mucho sufre por las altas tasas de desempleo, los activistas dicen que las consecuencias ambientales han sido graves y que los empleos suelen ser peligrosos o explotadores.

“Amazon explotó en 2020 y triplicó la cantidad de dinero que genera, y esto sucede a costa de las personas que viven en estas comunidades”, dijo Ivette Torres, una investigadora y analista de ciencias ambientales en PCEJ, quien armó la investigación junto al Sierra Club y los estudiantes de la University of Redlands.

Varias fuentes contribuyen a la contaminación extrema del área, incluyendo pecios ferroviarios y el tráfico aéreo, pero la investigación sugiere que el boom de las bodegas y las emisiones de los camiones relacionados son un factor importante.

El año pasado hubo un récord de metros cuadrados en bodegas y espacios industriales alquilados en el Inland Empire, y ahora Amazon tiene más de 50 locaciones en la región, de acuerdo con los estimados de los activistas y un análisis reciente de OC Register. Corporaciones como Walmart y Target también llevaron sus bodegas al área.

La ciudad de San Bernardino, hogar de más de 75 bodegas grandes, aparece en el ranking con la peor contaminación de ozono en Estados Unidos, pues sufren más de 100 días de “mal aire” cada año.

Lee también: Amazon quiere aumentar número de mujeres y afroamericanos en puestos de liderazgo

Estamos lidiando con veranos llenos de smog que empeoran más y más”, dijo Yassi Kavezade, organizadora en la campaña My Generation de Sierra Club, quien vive en Riverside dentro del Inland Empire, que tiene la segunda peor contaminación atmosférica en EU. “Estamos hartos de recibir alertas para evitar salir … por culpa del aire contaminado. No es normal”.

Las estadísticas del grupo ilustran las graves desigualdades en la región en general, donde algunas ciudades costeras con la mejor calidad atmosférica dependen más de Amazon para sus compras, con las tasas de consumo por vivienda más altas. San Bernardino, donde Amazon es uno de los empleadores más grandes del sector privado, tiene las ventas más bajas de las 40 ciudades más grandes en el área metropolitana de Los Ángeles, según el grupo.

“Los vecindarios … pueden disfrutar de los beneficios y la conveniencia de las compras en línea y los envíos sin tener que estar demasiado cerca de las bodegas”, escribió en el reporte la estudiante investigadora de la University of Redlands, Vivian Pallares.

Andrea Vidaurre, analista de políticas en PCEJ, proveniente del Inland Empire, dijo que estaba acostumbrada a ver nuevas bodegas salir de la nada y creció junto a niños que eran obligados a dejar la escuela por ataques de asma. Pero se estremeció al ver lo frecuente que las bodegas se ubican tan cerca de las escuelas: “Pusieron algo tan peligroso junto a un grupo tan vulnerable como los niños… Nunca me di cuenta de que había tantas. Parece que son endémicas”.

Los activistas publicarán las estadísticas mientras el South Coast Air Quality Management District, la agencia regulatoria local para la contaminación atmosférica, considera las nuevas propuestas de restricciones para las bodegas que los defensores dicen que serían las primeras de este tipo en la nación. La Warehouse Indirect Source Rule requeriría que las bodegas nuevas y existentes tomen acciones cada año para reducir las emisiones locales, como usar camiones de cero emisiones o pagar una cuota de mitigación.

“Tenemos una industria altamente rentable que se ha hecho todavía más rentable durante la pandemia, y ahora los grupos ambientalistas y comunitarios dicen que es hora de limpiar la contaminación y detener el sufrimiento”, dijo Adrian Martinez, un abogado de Los Ángeles con Earthjustice, y quien apoya las nuevas reglas.

Aunque algunos representantes de la industria han advertido de las potenciales pérdidas de empleos debido al incremento en el costo de los negocios, Martinez señaló que el distrito de la calidad atmosférica estima que la regla resultará en 150 a 300 muertes menos, hasta 5,800 ataques de asma menos, y hasta 20,000 días de trabajo perdidos menos entre 2022 y 2031. Los beneficios de salud pública podrían ahorrar unos 2.7 mil millones de dólares, de acuerdo con un reporte de la agencia.

No te pierdas: ‘Negociando con el enemigo’: Biden en pláticas para pagar a Brasil para salvar el Amazonas

Los desafíos del aire tóxico en el Inland Empire son similares a un cáncer en la comunidad que requiere una respuesta agresiva, dijo Martinez: “Los problemas de la contaminación por las bodegas son tan crónicos y agudos, y realmente afectan a las comunidades de color de bajos recursos, que necesitamos un medicamento realmente fuerte para resolverlos”.

Jeff Bezos, fundador de Amazon y el hombre más rico del mundo, se comprometió el año pasado a donar 10 mil millones de dólares para combatir la crisis climática, y la compañía dijo que adquirirán más camiones de gas natural para reducir la contaminación, y previamente prometieron alcanzar la neutralidad de carbono para 2040. Los portavoces no respondieron a una solicitud de comentarios sobre las estadísticas y las reglas propuestas.

Pero Torres dijo que las regulaciones en las bodegas pueden ayudar a traer reformas urgentes: “El año pasado, tuvimos la peor calidad del aire que se ha visto, y los incendios forestales no ayudaron, y los camiones aún entran y salen de nuestras comunidades. Entonces en este momento necesitamos un cambio enorme, bueno, lo necesitamos desde hace mucho”.