Síguenos

 

Actualidad

¿Mi consuelo en la pandemia? Las reseñas en Google. Son tan adictivas como cualquier programa de TV

Los comentarios no son solo transaccionales. Revelan más de nuestra forma de conectarnos que los hilos curados en las redes sociales.

"Disfruto el hecho de que incluso el propietario de un negocio con el que intercambio bromas a diario probablemente nunca sabrá que fui yo". Fotografía: Patrick Sison / AP

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

La conexión humana a menudo se puede encontrar donde menos te lo esperas. Google Maps, que comenzó como una sencilla herramienta de navegación, se ha convertido en los últimos años en un tesoro de humor e intriga que no lo hubieras esperado. Con muchas empresas en mi área cerradas durante gran parte de la pandemia, comencé a explorarlas a través de las reseñas que otros habían dejado en línea. He viajado por ciudades extranjeras desde mi sofá, soñando ociosamente con futuras vacaciones a partir de la descripción de una línea del snack bar perfecto.

Ya sean las reseñas de un bistro local hasta una tintorería, me he topado con fragmentos de la vida de la ciudad que parecen tan convincentes como cualquier comedia de situación. Hay sagas enteras que se desarrollan en unas pocas frases, y he leído historias elaboradas de amor, peleas, rupturas y reconciliaciones. “Los dueños crearon un drama en torno a ellos y nos eligieron para expresar toda su violencia”, comienza una reseña particularmente siniestra de un bar, que termina con: “Pasamos la noche en el hospital y mi amigo necesitó una cirugía para arreglar su nariz”.

Lee: Google Maps mostrará la ubicación de centros de vacunación Covid-19 en México

Algunos revisores imponen a los negocios estándares imposibles. Las quejas comunes incluyen no poder ingresar sin una reservación en una noche concurrida, un servicio rudo por parte del personal con exceso de trabajo e incluso no poder encontrar el lugar. Afortunadamente, no solo los clientes tienen la oportunidad de expresarse. Los propietarios también pueden responder con su versión de los hechos. Un empleado ofrece disculpas en su breve respuesta a una evaluación desfavorable de su servicio: “Soy como un espejo, obtienes lo que das”. Otro dice: “Hay una reseña para tu cuenta; mi conclusión es que eres un imbécil tacaño”, junto con el consejo de “necesitas un test para tus papilas gustativas”. Los propietarios a menudo dan largas explicaciones en su propia defensa o agradecen profusamente a aquellos que han dejado comentarios positivos, un recordatorio del poder que pueden tener estas revisiones.

En el último año he conversado con los tres hermanos que dirigen la tienda de la esquina de mi localidad en Hoxton Street, al este de Londres, con más frecuencia que cualquier familiar o amigo. Su tienda fue el primer negocio en el que di el paso de reseñar en Google Maps, una evaluación entusiasta tanto de sus productos enlatados como de su trato acogedor. Hace poco regresé a mi reseña y descubrí que el vicario local había respondido con una conmovedora reflexión sobre el espíritu comunitario del vecindario, con especial referencia a otro antiguo cliente habitual de la tienda: mi madre, cuyo funeral presidió hace cuatro años. Fue una conexión inesperada que me hizo llorar.

Desde entonces, he escrito reseñas de varios de mis lugares favoritos, tanto cercanos como lejanos, tratados breves que son tan casualmente hiperbólicos como genuinamente emocionales. Espero que estos ofrezcan un pequeño apoyo a las empresas que más han sufrido durante la pandemia, cuando la naturaleza precaria de nuestra relación con ellos nunca ha sido más clara.

Te recomendamos: Google Maps ahora usará realidad aumentada para guiar a usuarios en aeropuertos

Ahora es raro encontrar una empresa que no figure en Google Maps, un signo más oscuro de cuán enredada se ha vuelto la empresa estadounidense con cada paso que damos en el mundo real. La reputación de las pequeñas empresas familiares está en juego, mientras que sus numerosos críticos son en gran parte invisibles e inexplicables. Google a menudo se ha presentado a sí misma como una amiga de las pequeñas empresas, ofreciéndoles herramientas para llegar a nuevos clientes, pero el equilibrio de poder se inclina claramente en un solo sentido.

Un artículo en la revista de estilo de vida The Cut describió el mes pasado cómo los neoyorquinos han estado defendiendo sus propios locales de vecindario, comprando y usando recuerdos y merchandise con las marcas de los restaurantes y tiendas de abarrotes (el equivalente de la ciudad a las tiendas de la esquina). Desde que comenzó la pandemia, argumenta el redactor, estos artículos han pasado de ser una declaración de moda a algo más político: “usar esa playera puede significar salvar dicho bar”. Me parece similar a las reseñas de Google Maps, que realizan una función práctica y simbólica.

Sé que hay otros como yo por ahí. Puedo verlos en los cientos de reseñas que se publican cada día. Hay algo vagamente vergonzoso en las versiones en línea de nosotros mismos que no están destinadas a quienes nos conocen, lejos de los hilos curados en las redes sociales. Al igual que las listas de vendedores de eBay, los anuncios de Gumtree o las publicaciones en Nextdoor, escribo mis reseñas con la libertad que conlleva el relativo anonimato. Disfruto del hecho de que incluso el propietario de un negocio con el que intercambio bromas a diario probablemente nunca sabrá que fui yo. Más que una transacción, estas reseñas hablan de encuentros casuales e intimidades fugaces de nuestra vida diaria.

No te pierdas: Google dona 33 mdd para combatir el Covid en América Latina

*Louise Benson es editora adjunta de la revista de arte y cultura Elephant.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Fotografía

El intento de contrarrestar el sesgo racial es necesario desde hace mucho tiempo, según fotógrafos, pero no se trata solo del equipo.

Tecnología

SpaceX está en proceso de lanzar su servicio de internet por satélite, que debería permitir una conexión de alta velocidad sin pasar por infraestructuras...

Tecnología

Google destinará un fondo de 1.5 millones de dólares a Unicef para proporcionar suministros de salud y alimentos a más de 580,000 personas en...

Tecnología

Podría sorprenderte lo mucho que el servicio de correo electrónico de Google, y otros, saben sobre ti. Aquí se explica cómo establecer algunos límites.

Publicidad