La investigación por abuso sexual de menores por un ex magistrado será reabierta
Foto: Cortesía

La investigación cerrada en marzo de 2021 contra el ex magistrado Manuel Horacio Cavazos López, por abuso sexual de sus dos hijas, menores de edad, será reabierta como resultado de un amparo obtenido el 30 de septiembre por la madre de las niñas, Mariel Albarrán.

Esto revive la esperanza de Albarrán de tener de acceso a la justicia, aunque sabe que nada le garantiza que Cavazos López, el presunto agresor de sus hijas, reciba una sentencia después de una batalla legal de dos años.

“No importa el tiempo que me lleve esto, si vuelven a determinar lo que no, pues nuevamente me voy a un amparo y evidenciar en todo momento las irregularidades”, aseguró Albarrán a La-Lista.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) había informado que su personal agotó todos los recursos de investigación y determinó el no ejercicio de la acción penal en contra del ex magistrado “al considerar que no existen elementos probatorios que permitan formular una imputación ante un juez de control”, informó en un comunicado en marzo de 2021.

Un mes después, la jueza de control Luz Elena López Padilla confirmó la resolución del no ejercicio de la acción penal, sin poner en duda el testimonio de las víctimas, y argumentando que al Ministerio Público no le alcanzan los elementos probatorios para continuar el proceso.

Mariel Albarrán explicó en entrevista con La-Lista que si no hay pruebas, es porque la misma FGJCDMX no las admitió.

“Los audios, los informes de Adivac, una institución que trabaja la violencia sexual desde hace 30 años, pero que además tiene el aval de la Unicef, los dejan fuera y es curioso porque en otros casos que tiene la Fiscalía se vuelven fundamentales para ejercer acción penal”, dijo Albarrán.

Desde que Mariel puso la denuncia contra su ex esposo, en septiembre de 2019, las dos niñas, que en ese entonces tenían seis y cinco años, narraron tres eventos de abuso: en un parque, en una camioneta y antes de entrar a la escuela. La Fiscalía les realizó los peritajes psicológicos correspondientes y la perito determinó que los hechos ocurrieron, pero que la víctima no le dio la connotación negativa por no saber de qué se trataba.

Durante dicha audiencia, la jueza sostuvo la jurisprudencia de la Corte de juzgar con perspectiva de género, la cual indica que debe considerarse el testimonio de una víctima como prueba con valor fundamental.

“Las niñas están cada vez más fuertes, quizá eso les asuste al agresor y a la defensa porque son niñas que pueden verbalizar perfectamente lo que vivieron. Ahora están por cumplir ocho y nueve años, pero están bien y no quitamos el dedo del renglón, eso es lo más importante. Es la única forma en que puedo proteger a mis hijas”, afirmó Albarrán.

En febrero de este año, Mariel acudió a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) para levantar la queja y ésta emitió una opinión técnica el 22 de julio, sobre las diligencias que realizó la FGJCDMX y su nivel probatorio. Señaló que hay congruencia con las declaraciones que las niñas dieron a diferentes especialistas. Y determinó que la Fiscalía tiene la obligación de recuperar esos hallazgos e incorporarlos a la carpeta de investigación.

“Las niñas han verbalizado una y otra vez, frente a los especialistas, las agresiones y entonces esto se corrobora con los informes de Adivac, con el dictamen practicado, dictámenes privados, informes del centro de atención de la propia Fiscalía”, dijo Mariel Albarrán.

El 10 de agosto de 2021, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres envió una solicitud de atención al caso a la fiscal general de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, para que tomara en cuenta las consideración vertidas en la opinión técnica de la CDHCM.

La madre de las menores tramitó un amparo, el cual le fue otorgado el 30 de septiembre, por lo que el Ministerio Público deberá reabrir el caso, incorporar las pruebas necesarias y sólidas y llevarlo ante un juez de control para que se judicialice y se inicie el proceso en juzgados.

Manuel Horacio Cavazos López fue magistrado del Tribunal Superior de Justicia. Luego de la denuncia por abuso sexual en su contra, la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso CDMX le negó la ratificación del puesto, en febrero de 2020.