Animalistas protestan por rodeo de gatos
De acuerdo con el gobierno cubano, los participantes en el rodeo de gatos fueron multados. Foto: Tomada de video

Cerca de un centenar de cubanos marcharon por el principal cementerio de La Habana en defensa de los animales, luego que las autoridades les negaran manifestarse en la calle, informaron activistas.

La convocatoria fue lanzada el sábado, dos días después de que un popular rodeo, en lugar de toros se enlazaban gatos. Cuando el vaquero conseguía enlazar al felino, el público desbordaba de entusiasmo. 

El hecho fue repudiado en las redes sociales y por el propio gobierno que, empero, no permitió que la protesta llegara a las calles.

Este domingo “un grupo de miembros de la comunidad animalista cubana se manifestó pacíficamente (…) en el Cementerio de Colón de La Habana en favor de los derechos de los animales”, dijo en Facebook el activista Javier Larrea, fundador de BAC-Habana, una red nacional dedicada al rescate de los animales abandonados.

Destacó que la marcha se realizó a pesar de que el gobierno de La Habana dio una respuesta negativa a la petición de esa comunidad de realizar su caminata partiendo de un parque ubicado en la céntrica avenida 23 de la capital. Otros activistas denunciaron que en esa zona fue montado un fuerte dispositivo policial.

“Feliz Día del Perro en Cuba. NO maltrato animal”, se leía en uno de los carteles que portaban los activistas dentro de la necrópolis, según varias fotos publicadas en Twitter por el blog independiente El toque.

En un video difundido en esa misma red social se muestra cuando el director del cementerio invita a los manifestantes, muchos de ellos acompañados por sus mascotas, a abandonar ese lugar sagrado.

El Ministerio de Agricultura repudió el caso de “maltrato animal” y prometió sancionar a los responsables. Informó que impuso multas de 125 y 62 dólares, respectivamente, a dos artistas y a dos vaqueros implicados en el macabro espectáculo.

En Twitter, el presidente Miguel Díaz-Canel recordó este domingo el aniversario de la aprobación del decreto ley de bienestar animal, que coronó años de esfuerzos y reclamos civiles. 

“Mi reconocimiento a quienes velan por la protección y cuidado de los animales y mi más enérgico repudio a las condenables expresiones de maltrato que violan la ley. Hagamos que se cumpla”, dijo.

En el cementerio, los animalistas depositaron flores ante la tumba de Jeannette Ryder, una filántropa estadounidense que fundó en 1906 en La Habana la Sociedad Protectora de Niños, Animales y Plantas. Tras su muerte en 1931, su mascota Rinti se echó junto a la tumba, y se negó a beber agua y comer hasta que falleció.

En 2019, unos 500 activistas cubanos marcharon en La Habana para reclamar mayor atención a los animales, en la primera protesta independiente y de carácter no político autorizada en 60 años de revolución socialista.